Tuesday – May 30, 2023

Un llamado de atención

Muchas veces escuchamos el diagnóstico de padecimientos que a menudo nos dejan en blanco. Varias razones pueden ser la causa: no sabemos exactamente a que se refieren (desinformación) no entendimos las explicaciones (problemas del idioma) hacerse a la idea que no se está enfermo, me siento bien, no puedo estar mal (negación). Cualquiera que sea la causa hace que nuestra comunidad, retarde o deje de hacerse los exámenes preventivos o diagnósticos necesarios para evitar o controlar, el desarrollo de diferentes enfermedades, llegando inevitablemente a las temibles complicaciones, que a menudo nos restan las posibilidades de una sobrevida de calidad.

Según el Centro de Control y Prevención de enfermedades CDC por sus siglas en inglés; cerca de 1 de cada 6 personas en Estados Unidos son hispanas, la tasa de mortalidad es 24% menor que los de raza blanca no hispanos, el 50% de los hispanos tienen más del 50% de probabilidad de morir por diabetes o enfermedades del hígado, más que los de raza blanca.

Esto significa que se tiene buena salud, ¡qué bien! Sin embargo, los hispanos tienen 3 veces más riesgo de no contar con seguro médico, que los blancos no hispanos y si a esto añadimos que la población hispana es en promedio 15 años más joven que la raza blanca, se sabe que se tiene que trabajar arduamente en prevención; ya que todo lo que aprendamos en este momento, va a tener un efecto positivo en el futuro, para reducir la tasa de enfermedades crónicas y mejorar nuestra calidad de vida.

Muchos escuchan y se informan frecuentemente al respecto, pero la pregunta que surge es ¿Se está haciendo algo para cumplir con este objetivo? o el esfuerzo es solamente unilateral, es decir les informan, les ofrecen programas de educación en salud, hay exámenes de prevención a menudo sin costo, ¿se está aprovechando? ¿Se está tomando ventaja de este esfuerzo que el estado, las instituciones a través de las   personas encargadas de la educación en salud están haciendo? 

Aprendamos a prevenir los problemas de salud, demos la importancia que merece un síntoma o un signo de una enfermedad cualquiera: un lunar que cambia de color, un bulto en el pecho, pérdida de peso sin causa aparente, dolor de cabeza persistente, tos que no cesa, un sangrado rectal, o vaginal, éstos y otros síntomas necesitan ser investigados, no nos confiemos que pasará con el tiempo, son las señales que nos está enviando el cuerpo para que tomemos acción.

 Muchos ya están involucrados en el sistema de salud con diferentes enfermedades crónicas, y están en medicinas, pero equivocadamente están pensando que las medicinas les curaran de todo mal, sin recordar que en la mayoría de las enfermedades el paciente hace el 50 % de su tratamiento con su cuidado, cambiando a un estilo de vida saludable, que incluya una alimentación buena, actividad física constante y descanso regular, tomando con responsabilidad el manejo de sus medicamentos e investigando o preguntando si se tiene dudas.

Mayo es el mes de la mujer, hacemos un llamado a la mujer, a la madre, que haga una evaluación de salud en base a sus antecedentes familiares, a su edad, y a las diferentes situaciones a las que ha estado expuesta, para acuda a sus controles regulares de salud, de acuerdo con la edad, reciba las vacunas correspondientes, se informe sobre sus necesidades específicas, así estará cuidando su salud y enseñando a su familia la importancia de la prevención.

Comparte este artículo:

Randy King

Randy King

Artículos Relacionados

¿Qué te parece nuestra nueva página de internet?

View Results

Loading ... Loading ...