Sunday – April 21, 2024

Tres versiones

Dani Alves fue detenido en Barcelona luego de ser denunciado por una joven de 23 años que asegura que la violó en una discoteca de la ciudad. Frente a la jueza, el jugador dio tres versiones distintas que lo complican. Distintos medios españoles recogieron información aportada por la damnificada y detallaron que Alves, durante la fase de instrucción y al ser interrogado por la jueza, la Fiscalía y la acusación particular, primero aseguró que jamás había visto a la chica del presunto abuso, más tarde modificó su versión y admitió que se había cruzado con ella, aunque no había sucedido nada, y finalmente la culpó de habérsele tirado encima a él y que el acto fue consentido.

Según El Periódico de España, entre los testigos del hecho figuran varias amigas de la presunta víctima que la acompañaban esa noche y un camarero al que Dani Alves envió para que fuera a su mesa: ninguna de sus versiones coinciden con la del brasileño. En primera instancia, el ex Barcelona afirmó que la chica mentía y que se habían encontrado en el baño por casualidad, pero ante el Juzgado de Instrucción modificó lo que había dicho tras la filtración de los videos de las cámaras de seguridad.

En una grabación que Dani Alves envió a un programa televisivo para aclarar lo sucedido, había manifestado: “Cuando uno elige ir al baño no tienes que preguntar quién está en él. Lo siento mucho, pero no sé quién es esa señorita. No sé su nombre, no la conozco, no la vi otra vez en mi vida. En estos años nunca he invadido el espacio de alguien sin su autorización. ¿Cómo le voy a hacer eso a una mujer o una chica? No, por Dios. Ya basta. Sobre todo porque están haciendo daño a los míos, porque saben quién soy”.

El portal español detalló cuál es la versión de la denunciante. Dani Alves la habría tomado de la mano y llevado hacia una puerta que la muchacha desconocía. Se trataba de un cuarto de baño de servicio y, al ver eso, la mujer asegura que intentó escapar pero el futbolista “cerró la puerta y se lo impidió”. “La víctima ha denunciado que Alves se sentó en el váter, le subió el vestido, le pidió que dijera que era su ‘putita’, la obligó a sentarse encima de él, la tiró al suelo, la obligó a hacerle una felación a la que ella se resistió activamente, la abofeteó, la levantó del suelo y la penetró hasta eyacular. 

Después, le dijo que esperara a salir a que lo hiciera él en primer lugar”, se mencionó. La mujer fue trasladada al Hospital Clínic de Barcelona, donde se le practicó un examen en busca de restos biológicos. Su declaración efectuada en Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS) (UCAS) de la policía local fue la que llevó a prisión a Alves, quien se encontraba en España para acompañar a su mujer por el grave estado de salud de su madre, que luego falleció. Luego de hacerse público el hecho, su pareja Joana Sanz lo defendió en el programa catalán “Y Ahora Sonsoles”: “Él se fue a cenar con sus amigos y a desconectar un poco que bastante falta le hacía para su cabeza… 

Yo he visto muchas veces cómo mujeres se acercan al reservado, atrevidas, a intentar algo con mi marido en mi cara. Si lo hacen en mi presencia no me quiero imaginar cuando yo no estoy. Yo sé quién es mi marido, yo sé cómo lo conocí, yo sé lo respetuoso que es porque ni cuando me estaba conociendo a mí me faltó al respeto. Le pido a los medios de comunicación que no le dediquen más tiempo a este tema”.

LA PRUEBA QUE COMPLICA SU CASO

Precisaron la cantidad de tiempo que habrían compartido el defensor de 39 años y la joven que lo acusó.

Hasta ahora las versiones sobre las supuestas grabaciones indicaban que Alves y la mujer habrían estado 47 segundos en el baño, es decir, que entraron y salieron. Sin embargo, el panorama se complicó para el ex jugador de Pumas de UNAM.

El medio español El Periódico, afirma que ambos estuvieron dentro de ese baño alrededor de 15 minutos. El dato se desprendería de las grabaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento nocturno, que están siendo analizadas en la investigación de la Policía de Cataluña, conocida como Mozos de Escuadra (o Mossos d’Esquadra en catalán). Este intervalo de tiempo es incompatible con lo declarado por Alves, que ha cambiado su versión frente a la jueza. Esta versión coincide con la de la mujer denunciante, quien afirmó que Alves, a través de un camarero, la había invitado a ella y a las dos amigas con las que se encontraba esa noche a sentarse en su mesa del sector VIP. El futbolista habría hecho dos intentos de invitar las mediante el camarero y la última instancias ellas aceptaron juntarse con Alves. 

Comparte este artículo:

Josue Ramos

Josue Ramos

Journalist at El Nacional De Oklahoma

Artículos Relacionados

Artículos

Carrera en peligro

El lanzador mexicano Julio Urías, quien fuera parte de Los Angeles Dodgers, se enfrenta ahora a cinco cargos menores derivados

Read Article

¿Qué opina sobre el servicio que realiza el Consulado de México en OKC?

  • Están haciendo un buen trabajo (76%, 79 Votes)
  • Todavía necesitan mejorar su servicio (18%, 19 Votes)
  • Muy mal servicio (6%, 6 Votes)

Total Voters: 104

Loading ... Loading ...