Saturday – June 22, 2024

La conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación y/o infección de las membranas que cubren el ojo, entre el párpado y el globo ocular, las que siendo transparentes toman un el color rojizo o rosado (Pink eye) debido al edema e irritación que sufren los vasos sanguíneos haciéndolos más visibles. 

Las causas de esta son múltiples infecciones virales, bacterianas, virales, hongos, alérgicas, contaminación con sustancias químicas, como vapores, humo, etc., presencia de un cuerpo extraño en el ojo, uso de lentes de contacto muchas horas, en los recién nacidos cuando el conducto lagrimal está obstruido.

Cualquiera que sea el agente que desencadene la conjuntivitis por sí sola, no afecta la agudeza visual, sin embargo, hay que estar atentos a los factores de riesgo de desarrollar esta molestosa enfermedad.

La conjuntivitis tanto viral como bacteriana es muy contagiosa, no así las otras, como la alérgica, las causadas por irritantes, que puede ser reconocida fácilmente por la ausencia de fiebre.

Entre los síntomas más importantes citaremos: enrojecimiento de la parte blanca del ojo, lagrimeo continuo, sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo, ardor dolor picazón, secreción mucosa o purulenta, costras en el ojo al despertar. 

La conjuntivitis viral, es la más contagiosa, puede acompañarse de otros síntomas como dolor de garganta, o signos de infección respiratoria. Esta conjuntivitis pasa de un ojo al otro en el lapso de 24 a 48 horas, pero es una enfermedad autolimitada lo que significa que puede resolverse en 7 a 10 días.

La conjuntivitis bacteriana, es menos frecuente que la anterior, a veces se manifiesta con problemas en el oído, y está asociada comúnmente con las secreciones purulentas en el ojo. Las dos tienen la misma forma de contagio es decir estar en contacto con las secreciones emanadas por el ojo. Esta conjuntivitis necesita tratamiento con antibióticos oculares (gotas)

La conjuntivitis alergia puede acompañarse de estornudos, comezón, moqueo, en este caso también requiere tratamiento local.

Lo importante en este tipo de padecimientos es la prevención, no te acerques demasiado a una persona con este padecimiento, no compartas camas o almohadas o toallas, lávate las manos con frecuencia.

Para una correcta identificación de las conjuntivitis y tener el tratamiento adecuado hay que acudir al proveedor de salud u el oftalmólogo, para que haciende un diagnóstico diferencial de la causa pueda hacer la prescripción de antibióticos, antinflamatorios o antialérgicos adecuados. Las medidas generales ayudan grandemente a resolver este cuadro clínico. Lavarse el ojo con solución salina fría, ayuda a reducir la hinchazón, usar gafas para protegerse de la luz polvo, etc. mantener un buen aseo de los materiales de uso personal, puede hacer la diferencia.

Comparte este artículo:

Picture of Randy King

Randy King

Artículos Relacionados

¿Qué decisión está pensando tomar al darse la aprobación de la LEY 4156?

View Results

Loading ... Loading ...