Saturday – June 22, 2024

Hija de migrantes guatemaltecos logra cumplir su meta al graduarse como ginecóloga

Un estudio realizado por Pew Research Center destacó que solo el 7 por ciento de los médicos y cirujanos, y el 9 por ciento de los profesionales y técnicos de la salud son latinos. Ahora si hablamos de las mujeres latinas, las cifras señalan que son tan solo el 2% de los médicos en Estados Unidos. Estadísticas que nos desafían para que más latinos busquen una carrera universitaria en el área de la medicina.

Para la Dra. Limayre Beatriz Gramajo, no fue nada sencillo terminar su carrera en medicina, ya que nuevos desafíos se presentaban en su vida tratando que se rindiera, pero gracias al apoyo de sus padres, sus hijos, pareja, amigos, familiares y comunidad, logró ir más allá de los límites y recientemente celebró su graduación de la Universidad Estatal de Oklahoma como médica ginecóloga y obstetra.

“Muchos años pasaron soñando con esta temporada en mi vida y ahora que logré graduarme como Doctora, la verdad se siente muy bien, aunque en ocasiones todavía no me lo creo”, expresó emocionada la Dra. Limayre Beatriz Gramajo, al darse cuenta que ya no hay más exámenes y tareas que presentar por el momento, sino que comienza una etapa como profesional, y el próximo mes de julio comenzará un camino de formación y práctica conocido como residencia médica.

Limayre Beatriz Gramajo se graduó en el mes de mayo de la Universidad Estatal de Oklahoma.

“Fui aceptada en el Hospital St. Anthony después de un proceso complicado, ya que la manera que funciona en Estados Unidos la residencia médica es que mandas solicitudes a hospitales de todo el país, después los hospitales te entrevistan y al final de este proceso, entregas una lista con las mejores opciones de los hospitales donde deseas comenzar tu formación y práctica médica, y una organización nacional se encarga de comparar tu per l con algún hospital del país y te envía un correo electrónico avisando dónde será tu lugar de trabajo durante los próximos 4 años”, informó la Doctora Gramajo, quien asegura sentirse muy feliz de comenzar su carrera médica en el Hospital St. Anthony, ya que fue en este hospital donde nacieron sus hijos, y además, podrá estar cerca de su familia y amistades.

Aunque hoy Limayre Beatriz Gramajo celebra haberse graduado de la universidad y de una carrera en medicina. Llegar hasta este momento no fue sencillo, ya que han pasado 12 años desde que ella se graduó de la secundaria (High School) y tendrá que estar 4 años más cumpliendo con su residencia médica; por lo que serán un total de 16 años los que costará para ejercer su profesión en totalidad.

Limayre junto a sus hijos Gaby (11 años ) y Seth (6 años).

“Lo que fue más difícil para mí en este camino, es que a los 17 años, terminando la secundaria, quedé embarazada y rápidamente aprendí que mi viaje estaría lejos de ser tradicional, ya que navegar una carrera universitaria y ser madre a la vez era muy difícil, pero gracias a Dios, tengo una hermosa familia que me ha apoyado incondicionalmente y gracias a ellos he podido llegar a mi meta”, expresó la Doctora Limayre Beatriz Gramajo, quien además, es primera generación como graduada de universidad.

Limayre aseguró que decidió la especialidad de obstetricia y ginecología ya que durante su tercer año en la carrera de medicina comenzó a trabajar en un hospital y entrenar en las diferentes áreas que existen y fue donde se dio cuenta que el área de ginecología era donde podría ser un apoyo para su comunidad latina.

La Doctora Limayre Beatriz Gramajo lista para seguir apoyando a la comunidad latina de Oklahoma.

“Como madre recuerdo mis sentimientos al momento de dar a luz a mi bebé. Sentía mucha ansiedad, miedo, nervios y poder entender a mi doctor me ayudó a estar más tranquila; así que pensar en una madre inmigrante que va a tener a su bebé y que yo como doctora pueda comunicarme con ella en su idioma y darle los mejores cuidados, me llevó a decidir esta carrera. Además, que en nuestra comunidad necesitamos seguir educando en el tema de salud preventiva, ya que el cáncer del cuello uterino y cervical, es algo que se puede evitar, pero muchas veces nuestra gente no tiene la información, ni los recursos y sé que ahora siendo doctora puedo ser de gran ayuda para las familias latinas”, aseveró la Doctora Gramajo, quien aconseja a otros jóvenes a tener claridad en las metas que desean alcanzar, y posteriormente buscar personas que los asesoren y les ayuden a cumplir sus sueños.

“Es el honor de mi vida poder servir a mi comunidad donde existe necesidad. Me emociono al pensar en las interacciones que tendré con mis pacientes en el cual ya no existirá la barrera de lenguaje y cultura. La representación y la equidad en salud son importantes y hoy soy la representación que nunca vi mientras crecía. Hoy soy yo, mañana ustedes. Es por eso que estoy comprometida a asesorar y apoyar a los estudiantes de primera generación y aún más ahora que he cruzado la línea de meta”, mencionó la recién graduada de la carrera de medicina, Limayre Beatriz Gramajo.

Comparte este artículo:

Picture of Josue Ramos

Josue Ramos

Journalist at El Nacional De Oklahoma

Artículos Relacionados

¿Qué decisión está pensando tomar al darse la aprobación de la LEY 4156?

View Results

Loading ... Loading ...