Wednesday – April 24, 2024

El Ejército de EE.UU. está bajo una presión

Mientras la financiación para Ucrania enfrenta un futuro incierto en el Congreso de Estados Unidos, el Ejército estadounidense ha tenido que pagar la factura de cientos de millones de dólares en apoyo al esfuerzo bélico de Ucrania contra Rusia durante los últimos meses, y los oficiales del Ejército están cada vez más preocupados de que, sin nueva financiación, tendrán que empezar a retirar dinero de otros proyectos críticos para seguir apoyando a Kyiv.

Desde octubre de 2023, al comienzo del año fiscal, el Ejército de Estados Unidos ha gastado más de US $430 millones en diversas operaciones, incluido el entrenamiento de tropas ucranianas, el transporte de equipos y el despliegue de tropas estadounidenses en Europa.

“Básicamente lo estamos sacando de su escondite en el Ejército”, dijo a CNN un alto oficial del Ejército.

Hasta ahora, esa factura la ha pagado el Comando para Europa y África del Ejército. Sin un presupuesto para 2024 aprobado por el Congreso, y sin fondos adicionales específicamente para Ucrania, el comando tiene aproximadamente US $3.000 millones para pagar US $5.000 millones de costos operativos, explicó un segundo alto oficial del Ejército. Eso incluye no sólo las operaciones relacionadas con el apoyo a Ucrania (entrenamiento y transporte de armas y equipos a Polonia y Ucrania), sino también otras operaciones para el comando estadounidense en toda Europa y África.

Si el Congreso no aprueba nuevos fondos para Ucrania dentro de unos meses, los oficiales del Ejército dicen que tendrán que comenzar a tomar decisiones difíciles y desviar dinero de proyectos menos críticos, como la tan necesaria construcción de cuarteles o incentivos al alistamiento en medio de un mínimo de reclutamiento histórico.

​​Si el Ejército no retira fondos de otros lugares, el presupuesto de aproximadamente US$ 3.000 millones en Europa y África se quedaría sin dinero para operaciones no sólo relacionadas con Ucrania, sino también en otras partes de Europa y África, a finales de mayo, dijo un segundo oficial de alto rango del Ejército a CNN.

“Si no conseguimos un presupuesto base, si no conseguimos un [paquete de financiación] suplementario para Ucrania, si el Gobierno cierra, si no conseguimos nada más y nada cambia a partir de hoy… nos quedaremos sin [operaciones y mantenimiento] financiación en mayo”, dijo el oficial del Ejército. Esas operaciones incluyen ejercicios de entrenamiento para las fuerzas del Ejército en Europa y África y el traslado de equipos al teatro de operaciones. Los contratos tampoco se pagarían a tiempo y generarían multas, añadió.

“Dejaríamos de existir” si estos fondos no fueran asignados desde otra parte dentro del presupuesto del Ejército, dijo el funcionario.

La secretaría del Ejército, Christine Wormuth, líder civil de alto rango del servicio que finalmente decide dónde se gasta gran parte del presupuesto, dijo a CNN que espera que el Ejército “tendría que abrir un hueco para tapar otro”.

“Es muy importante dónde pongo cada dólar adicional que tengo. Y estoy constantemente eligiendo entre: ¿lo ponemos en cuarteles? ¿Lo pongo en incentivos de alistamiento? ¿Lo pongo en ejercicios? ¿Lo pongo en modernización? No tengo dinero extra para donar algo de eso”, dijo Wormuth.

“Este era dinero que anticipamos que se repondría, obviamente, con el suplemento”, añadió, haciéndose eco de la urgente necesidad de financiación.

El entrenamiento continúa

Si bien el financiamiento estadounidense para Ucrania se ha agotado, el entrenamiento para las tropas ucranianas ha continuado porque el presidente lo considera una misión crítica. El coronel Martin O’Donnell, portavoz del Ejército estadounidense en Europa y África, dijo a CNN que Estados Unidos está entrenando a unos 1.500 ucranianos en el área de entrenamiento de Grafenwoehr en Alemania. En Estados Unidos, también continúan entrenando a pilotos ucranianos en aviones de combate F-16 en la Base de la Guardia Nacional Aérea Morris en Arizona.

Además del entrenamiento, a los ucranianos todavía les llega equipo procedente de reservas estadounidenses en virtud de paquetes anteriores de la Autoridad Presidencial de Retiro y de armas y equipos adquiridos en la base industrial de defensa en el marco de la Iniciativa de Asistencia a la Seguridad de Ucrania (USAI).

Estados Unidos anunció periódicamente paquetes de PDA y USAI hasta que se agotó el financiamiento a fines de 2023.

Los legisladores en el Congreso han estado debatiendo durante meses un próximo tramo de financiamiento para Ucrania. La semana pasada, el Senado votó a favor de impulsar un proyecto de ley de ayuda exterior por valor de US $95.300 millones, incluidos US $60.000 millones en apoyo a Ucrania. Pero no está claro qué futuro tiene el proyecto de ley en la Cámara; el presidente de la Cámara Mike Johnson dijo a periodistas el pasado martes que “ciertamente” no tiene la intención de llevarlo a la sala para votación.

“En este momento estamos lidiando con el proceso de asignaciones, tenemos fechas límite inmediatas y ahí es donde está la atención en la Cámara en este momento”, dijo.

Los millones de dólares que el Ejército ha gastado este año fiscal para mantener las ruedas en marcha en Europa se dividen en tres categorías principales, explicó el segundo funcionario: contratos, viajes y transporte, y suministros.

Esto incluye necesidades logísticas; alimento; equipo clave, incluidas tiendas de campaña; y suministros como petróleo y repuestos, no sólo para los ucranianos sino también para las tropas estadounidenses que los entrenan. En lo que va del año fiscal 2024, el Ejército ha gastado US $39,7 millones en transporte terrestre, dijo a CNN el primer alto funcionario del Ejército.

Si bien parte de lo que gasta el Ejército se puede reponer a través del proyecto de ley de gastos suplementarios que se está debatiendo en el Capitolio, también es fundamental para el servicio que el Congreso apruebe el presupuesto para el año fiscal 2024. El mes pasado, los legisladores aprobaron un proyecto de ley de financiación a corto plazo para mantener abierto el Gobierno hasta principios de marzo. Y no se trata sólo del Ejército; el jefe de la Oficina de la Guardia Nacional, el general Daniel Hokanson, dijo a periodistas que la agencia eventualmente necesitaría más recursos si Estados Unidos tuviera la intención de entrenar más pilotos ucranianos de F-16.

“Tenemos los recursos para continuar la capacitación que ya comenzó… y esperamos que toda esa gente la complete más adelante este año”, dijo Hokanson. “Y luego, si decidimos aumentar eso, obviamente necesitaremos los recursos para entrenar pilotos adicionales y personal de apoyo en tierra”.

Comparte este artículo:

Randy King

Randy King

Artículos Relacionados

¿Qué opina sobre el servicio que realiza el Consulado de México en OKC?

  • Están haciendo un buen trabajo (76%, 79 Votes)
  • Todavía necesitan mejorar su servicio (18%, 19 Votes)
  • Muy mal servicio (6%, 6 Votes)

Total Voters: 104

Loading ... Loading ...