Saturday – June 22, 2024

“Determinada a triunfar”

En los Estados Unidos uno de cada siete personas que residen en el país nació en el extranjero, lo que representa el 14,3 % de la población. La comunidad migrante cada día crece y se fortalece no solo en número sino en aspectos profesionales y de calidad de vida. Según el Pew Research Center, los inmigrantes de segunda generación representan aproximadamente el 10 por ciento de la población adulta y con el pasar de los años su nivel de vida mejora. Más del 67% de los hispanos de segunda generación afirman que su calidad de vida es superior a la de sus padres en esa misma etapa de su vida. 

Hay muchas cosas que favorecen a los inmigrantes de segunda generación, como el idioma o las oportunidades de empleo y educación, sin embargo, también hay cosas que llegan a sacrificar en su desarrollo de vida, como lo puede ser el no conocer plenamente su cultura y tradiciones y muchas veces, su identidad se ve afectada puesto que crecen en una cultura muy diferente a la de sus padres. 

Para Mercedes Graciela Perales Ontiveros quien es oriunda de Torreón, Coahuila, México, y quien llegó a los Estados Unidos cuando tenía 2 años, no ha sido fácil entender su condición en este país, pero su determinación, la ha llevado a avanzar y lograr alcanzar sus metas y luchar para ayudar a otros jóvenes que al igual que ella, no se sienten aceptados muchas veces por las comunidades que los rodean.

Mercedes G.  Perales Ontiveros, Directora Administrativa de Operaciones para University and Student Services.

“Recuerdo desde muy pequeña ir a los restaurantes y pedir la comida para toda mi familia y traducirle a mis padres cuando llegábamos a alguna tienda o supermercado; sin embargo, con el pasar de los años observaba que otros niños no lo hacían, así que comencé a cuestionarme el porqué. Luego escuchaba a mis padres decir que si un día regresaba de la escuela y ellos no estaban, que no me preocupara que ya tenían un plan de cómo actuar, y sinceramente no lo entendía y se me hacía algo extraño”, comentó Mercedes, quien no fue hasta que cumplió la edad para obtener su licencia de conducir que se dio cuenta realmente cual era su condición legal en los Estados Unidos, y eso le causó enojo contra sus padres al saber que ahora tendría que esforzarse más para lograr sus sueños. 

¨Creí que mis padres estaban arruinando mi vida por traerme a un país que ni siquiera era el mío, aunque me sentía como si hubiera nacido aquí, porque prácticamente fue lo que conocí desde pequeña. Sinceramente, no entendía que todo cambiaba solo por no tener un documento. La mayoría de mis amistades hablaban inglés pero era demasiada mexicana para ellos, así que siempre notaba ciertas diferencias y cuando quería involucrarme con la comunidad latina me rechazaban porque no conocía mucho sobre mi cultura. Fue difícil luchar contra ese sentimiento de falta de aceptación, pero creo que mis padres también me formaron para ser una persona que no se rinde ante los problemas, sino que lucha hasta lograr sus objetivos, y así lo hice”, expresó Mercedes G.  Perales Ontiveros, quien con dedicación logró graduarse de Putnam City High School en 2015 y actualmente trabaja como Directora Administrativa de Operaciones para University and Student Services.

Mercedes Ontiveros (Dcha.) junto a Lupita Vargas durante la premiación NextGen under 30 Award.

“̈Mis papás son muy trabajadores. Mi madre era estilista y mi padre mecánico así que desde niña miré como ellos se esforzaban por traer el alimento a la mesa y tener la economía para sustentar el hogar, así que al ver su esfuerzo sabía que yo podría lograr mis metas y tenía la determinación para alcanzarlas. Entendía que no sería fácil pero creía en mí y que algo bueno ocurriría, y así fue, cuando cumplí 17 años DACA llegó y sinceramente, fue un gran alivio y cambió mi vida por completo, ya que podía seguir estudiando y encontrar un mejor trabajo”, sentenció Mercedes, quien señaló que le gusta demostrar que ningún documento o lugar donde nació definen a una persona, sino que cualquier ser humano tiene la capacidad para lograr sus sueños.

“Quizás puedo decir que no estuve rodeada de mi comunidad hispana, ya que mis padres trabajaban mucho y la mayoría del tiempo conviví con jóvenes que hablaban solo inglés, así que estaba más enfocada en la cultura estadounidense, y aunque me arrepiento de no estar más cerca de mi comunidad, también entiendo que todo tiene un propósito y ahora, en la posición que me encuentro trato de ayudar a mi gente latina a seguir cumpliendo sus metas”, afirmó Mercedes, quien está trabajando en un proyecto con Beginning of You, el cual se enfocará en ayudar a estudiantes latinos a conectarse con oportunidades laborales 

“Mi gran meta es ayudar a los estudiantes hispanos para que obtengan éxito sin que abandonen su cultura, ya que aunque yo no tuve esta oportunidad, realmente no quiero que otros vivan lo que a mi me pasó. Así que trabajo para que nuestros jóvenes tengan una mejor vía de acceso para alcanzar sus metas profesionales”, afirmó Mercedes G.  Perales Ontiveros.

Comparte este artículo:

Picture of Josue Ramos

Josue Ramos

Journalist at El Nacional De Oklahoma

Artículos Relacionados

¿Qué decisión está pensando tomar al darse la aprobación de la LEY 4156?

View Results

Loading ... Loading ...