Friday – May 24, 2024

¿Cómo ser un portal de abundancia?

A pesar de que muchas personas insisten que la vida es cruel y por más de que hacen su mejor esfuerzo, hay ocasiones que las cosas no se dan como uno espera. O, si se les dan, hay una posibilidad de que lo que reciben, no son lo que estaban esperando.

Creo poder tratar de presentar una versión menos depresiva y distinta con el fin de manejar ese sentimiento de frustración con otra actitud.

Cuando uno pide algo que desea o que necesita, no importa si es un capricho o realmente una verdadera necesidad, y esto no llega de plano… o le sucede algo distinto e inesperado, entonces, la primera reacción es sentir enojo, frustración y se cae en la creencia que la vida no le sonríe como a los demás.

El dolor o la decepción es real. No se puede, ni se debe negar lo que se siente. Sin embargo, existe otra posibilidad, una versión quizá algo novedosa. ¿Cómo ver lo que no llega cuando uno pide y da lo mejor de sí?

Que tal si la respuesta siempre ha sido; SI, siempre si. Solamente que esta afirmación no se percibe de inmediato, ni se siente clara como uno desearía, porque no fue lo que se esperaba.

Hay tres instancias para ver el si que se pide y poder sentir la abundancia que se carece, cuando uno siente que el universo no coopera con uno. Pensando que no hay nada más que hacer porque todos los esfuerzos se evaporan sin dejar huella, a pesar de que se hizo todo lo que se podía y tristemente, lo que se ansiaba con tanta ilusión, quedó bajo la sombra de un sueño sin concretar.

La primera apelación: Si. Te dan lo que pides, cuando lo pides y como lo pides. Súper fabuloso, nadie ocupa explicación. La vida es divina, todos están agradecidos y se vive feliz.

La segunda versión; Si. Pero lo que realmente necesitas, es lo que te llega, no lo que estás pidiendo. Quizá lo que buscabas puede ocasionar una pérdida que no estabas considerando. A lo mejor, lo que insistes que quieres, en realidad es una ilusión que no te sirve, no la necesitas, pero… lo que te llegó es mucho más de lo que esperabas y no lo puedes ver, porque estás empeñado en recibir lo que crees necesitar.

Tercera posición: SI. Si, y claro que sí, pero no ahora. Es decir, es posible que todavía no ha llegado el tiempo en donde estés listo para poder recibir aquello que es tuyo.

Comparte este artículo:

Picture of Randy King

Randy King

Artículos Relacionados

¿Qué decisión está pensando tomar al darse la aprobación de la LEY 4156?

View Results

Loading ... Loading ...