Sunday – April 21, 2024

Aceptación y valor

El rechazo es un sentimiento que causa heridas que no se ven, lastiman al alma y aumentan el sentimiento de soledad, desconexión y desamor. El rechazo duele porque lastima directamente a la autoestima. Cuando una persona es rechazada, se siente juzgada y excluida del grupo, la familia o hasta de su propia pareja. Cuando esto sucede, se pierde la seguridad personal y aumenta la vulnerabilidad y desprotección.

El rechazo afecta a las emociones y al humor, ya que el daño que se siente, se registra en la mente, justo en el mismo lugar donde se localiza la sensación cuando hay dolor físico. Y ambos se sienten casi igual. El dolor es dolor, no importa si es físico o emocional.

Desafortunadamente, el daño generado por una causa mental no se ve… y solo lo siente la persona que ha sido rechazada, por lo tanto, nadie le da la importancia más que la persona que ha sido rechazada.

Cuando la tristeza y la soledad causadas por el rechazo no se cuidan, se convierten en depresión. Cuando esta depresión se agudiza, la recuperación de la persona se complica y no siempre se puede sanar. Desde luego que hay de rechazos a rechazos, no es lo mismo el rechazo en las redes sociales, que sentir rechazo familiar, de la pareja o de un trabajo o de amigos cercanos. No es lo mismo un raspón leve, que una fractura de un hueso.

El problema más grave del rechazo es que cuando sucede, no importa la razón, ni la explicación, la persona rechazada se atormenta y ella misma se juzga con más crueldad, sufre porque no es aceptado y se sufre aún más por las ideas que el alimenta en su mente.

El rechazo se convierte en una tortura que se revive continuamente y dirige la atención solo a los aspectos negativos, destructivos y tóxicos de la persona, perdiendo de vista todo lo bueno y positivo que también es.

El mejor antídoto para el rechazo, es hacer higiene mental continua, por medio de la claridad de los pensamientos, validando la convicción propia, y no tomando de manera tan personal la opinión de los demás. Recuerda que no hay nadie mejor que te conoce que solamente tú, así que antes de que sentimientos por el rechazo vengan a tu vida, recuerda el gran valor que tienes y todo lo que has logrado. Hay que ser noble con uno mismo y reconocer que no siempre la gente nos va a aceptar.

Comparte este artículo:

Josue Ramos

Josue Ramos

Journalist at El Nacional De Oklahoma

Artículos Relacionados

¿Qué opina sobre el servicio que realiza el Consulado de México en OKC?

  • Están haciendo un buen trabajo (76%, 79 Votes)
  • Todavía necesitan mejorar su servicio (18%, 19 Votes)
  • Muy mal servicio (6%, 6 Votes)

Total Voters: 104

Loading ... Loading ...