Sábado, 20 Octubre 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 11 Octubre 2018 17:17

Mujer al poder

Heather Mendoza-Coyle se postula para Juez de Distrito del Condado de Oklahoma.

Heather Coyle es oriunda de Oklahoma, es una mujer casada con Billy Coyle desde hace 15 años y es madre de tres bellos hijos. Graduada de Putnam City North High School, cuenta con una licenciatura en ciencias políticas con especialización en español e historia y un doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oklahoma. Actualmente la señora Coyle se está postulando para Juez de Distrito del Condado de Oklahoma y durante la entrevista comentó el porqué ella es la persona ideal para ocupar este puesto, además de su compromiso con la comunidad hispana de Oklahoma.

“He sido fiscal por casi 20 años, dedicado mi vida a la comunidad y trabajado con programas que puedan mejorarla. Durante los primeros 10 años de mi carrera realicé trabajos de juicio, incluyendo procesamiento de homicidios, casos de drogas, violencia doméstica, delitos violentos y delitos contra la propiedad. He sido líder de programas alternativos al encarcelamiento, como tribunal de drogas, DUI, de salud mental, etc. Dichos programas ayuda a la gente y brindan atención a sus adicciones, salud mental y traumas. Muchas veces esas son las razones por cuales alguien comete un crimen. Con los programas en los que estoy involucrada, tratamos de ayudar a las personas para que no regresen a nuestro sistema de criminales y que sean rehabilitados”, mencionó Heather Mendoza-Coyle, quien manifestó sentirse emocionada de postularse para Juez de Distrito del Condado de Oklahoma y quien además espera que la gente salga a votar este próximo 6 de noviembre.

En cuanto al porqué decidir buscar esta posición política, Heather mencionó que ha estado en la oficina fiscal del Distrito por 20 años, así que cree que es un buen momento para seguir haciendo un cambio y servir de esta manera a la comunidad.

“Si llegó a ser la Juez de Distrito del Condado de Oklahoma, ciertamente sería justa, firme, seguiría la ley, ya que eso es muy importante. Tengo la experiencia y el comportamiento, que he obtenido al ser abogada por tantos años, para hacer una diferencia. Siento que es muy importante dirigir a la comunidad en esta forma. Además trataría a todos con respeto, y me aseguraría que aquellos que sean juzgados, tengan un juicio justo en mi corte”, manifestó la candidata.

La señora Heather Coyle, mencionó que para ella la comunidad hispana es muy especial, puesto que ella es hija de padre hispano y pide a la comunidad hispana que emita su voto el 6 de noviembre.

“La comunidad hispana deben saber que ellos pueden confiar en mi y que yo voy hacer las cosas correctamente. Seguiré la ley y seré un buen representante del estado y para el condado de Oklahoma. Creo que todos están en sus derecho de tener un juicio justo. Estoy muy honrada de ser la primera hispana en servir como Juez del Distrito en el Condado de Oklahoma. Siento que eso es muy importante y que tengo la experiencia para representar a nuestra comunidad”, compartió Heather Coyle, quien invita a todos a votar por ella, ya que comenta tener la experiencia para esta posición política.

“Vota por mi el 6 de noviembre, te prometo que seré justa, seguiré la ley, trataré a otros con respeto, y me asegurare que la comunidad sea bien representada con un juicio justo”, sentenció.

Publicado en Oklahoma City
Miércoles, 16 Noviembre 2016 18:03

Peligra legado

El legado de las políticas de Barack Obama peligra en manos de Donald Trump. 

La elección de Donald Trump ha supuesto un duro revés para el presidente de EE.UU., Barack Obama, que podría ver cómo su sucesor desmonta las piedras angulares de su legado, como la reforma sanitaria, la apertura a Cuba, el acuerdo nuclear con Irán o las regulaciones contra el cambio climático.
El presidente electo ha prometido dar marcha atrás a todas esas medidas a lo largo de su campaña, pero según los expertos consultados, cumplir esas promesas no es tan fácil como parece y requerirá además un capital político que Trump podría preferir dedicar a desarrollar su propio programa de Gobierno.
“Un presidente de Estados Unidos no puede simplemente chascar los dedos y cancelar regulaciones así como así”, añadió Tiefer, que ahora es profesor de Derecho en la Universidad de Baltimore. Durante casi toda su Presidencia, Obama afrontó un Congreso parcial o totalmente controlado por la oposición republicana, lo que le condujo a impulsar muchas de sus prioridades mediante acciones ejecutivas o decretos, que nunca pasaron por el Congreso y están, por tanto, completamente a merced de la voluntad de su sucesor.
Eso convierte en especialmente vulnerables sus medidas contra el cambio climático y su alivio de la deportación para más de 800.000 jóvenes indocumentados, conocidos como “soñadores”, mediante el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).
“El hecho de que esas iniciativas emblemáticas de Obama se impulsaran por decreto hace que sea más fácil para Trump abolirlas”, afirmó a Efe un historiador y politólogo en la Universidad de George Washington de la capital estadounidense, Matthew Dallek.
En cambio, a Trump no le será tan fácil retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el cambio climático, dado que este contiene una cláusula que le obligaría a esperar cuatro años antes de que la desvinculación
entrara en vigor.
El restablecimiento de relaciones con Cuba y la relajación de sanciones a la isla también se basó en el poder ejecutivo de Obama, y Trump prometió durante su campaña “dar marcha atrás” a esas medidas “hasta que se restauren las libertades” en la isla. “Como mínimo, el proceso de normalización de relaciones con Cuba se congelará, y es posible que lo revoque, tal y como prometió a la comunidad del exilio cubano en Miami”, apuntó Ted Piccone, experto en política.

Publicado en Nacionales

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento