Lunes, 19 Febrero 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 18 Enero 2018 16:14

Recordando a Anita Martínez

Un legado que perdurará por generaciones.

Al enterarnos de que durante este 2018 se realizará el segundo Festival de Mariachi Anita Martínez, quisimos honrar la memoria de Anita Martínez a través de sus recuerdos. Recuerdos que en esta ocasión nos expresa su hija Bernadette Martínez, quien además a continuado el liderazgo que dejó esta gran mujer en La Puerta de Oro.

Los que si tuvieron el privilegio de conocer a la señora Anita Martínez, aseguran que fue una mujer orgullosa de sus raíces, siempre con una gran sonrisa, dispuesta a todo por ayudar a los necesitados y un amor especial por los ancianos.

Anita Martínez nació un 8 de julio de 1930 y falleció el 19 de agosto del 2014. Durante su tiempo entre nosotros la señora Anita compartió su vida junto a su esposo Jesús Martínez, de este matrimonio nacieron cuatro hijos: Bernadette, Sonia, Patricio y Miguel(quien falleció en septiembre de 2017).  

Tuvimos el privilegio de platicar con Bernadette Martínez, una de sus hijas. Ella nos recibió calurosamente en las instalaciones de La Puerta de Oro, la cual está ubicada en el edificio de La Agencia Latina. Al saludar nos mencionó que se sentía feliz de poder compartir con El Nacional de Oklahoma algunos de los recuerdos que tiene de su madre.

“Anita Martínez era una persona con un corazón muy grande. Ella tenía respeto para todos, era muy alegre. Recuerdo que en casa siempre había fiestas. Mi mamá llegaba y nos decía: Durante la fiesta tu hermano va a bailar, tu hermana va a cantar y tu vas a tocar la guitarra, y lo teníamos que hacer, no podíamos decirle que no. Nunca”, afirmó Bernadette Martínez.

Aunque Anita Martínez logró marcar la vida de muchas personas, sin duda uno de sus grandes proyectos fue la creación de La Puerta de Oro, un lugar que atiende a los adultos mayores al sur de esta ciudad de Oklahoma.

“En una ocasión alguien le comentó a mi mamá que necesitaban ayuda para comenzar un centro para ancianos, a lo que mi mamá aceptó con mucha alegría. Un día comenzó a ir a las casas y tocar puertas. Cuando abrían ella les decía que tenía un centro para personas de la tercera edad donde hacían actividades especiales, platicaban y comían. Así que ellos deberían dejar ir a su papá o mamá por 3 días durante la semana. Obviamente las personas le decían que sí. Y de esa manera comenzó La Puerta de Oro”, compartió Bernie, como le dicen cariñosamente.

Sin duda una de las características de Anita Martínez fue su gran sentido del humor. Esa cualidad atrajo a las personas, no había conversación en la cual Anita se robara la sonrisa de los que la escuchaban.

“Mi mamá era como un comediante, siempre hacía reír a las personas, por eso muchos venían a la Puerta de Oro. Cuando alguien llegaba triste, mi mamá les decía: Miren señoras, todos tenemos problemas, pero cuando usted cruce la puerta de este lugar, deje sus problemas afuera; y la verdad que funcionaba porque la primera vez que las personas llegaban, venían quejándose, pero después se acordaban del consejo de mi madre y entraban sonriendo, cantando, bailando y haciendo chistes”, señaló la hija de Anita Martínez, mientras contenía las lágrimas al recordar aquellas vivencias.    

Según palabras de Bernadette, su madre Anita Martínez siempre tenía un gran amor por su familia, adoraba a su nieta Jessica, se preocupaba siempre por los ancianos de La Puerta de Oro y le tenía mucho cariño a los perros. De hecho un anécdota que nos compartió durante la entrevista fue como su perrita Maggie se convirtió en parte importante en la vida de la señora Anita.

“Maggie fue una perrita muy especial. Recuerdo que en una ocasión me fui de vacaciones, así que le dejé a mi perrita para que cuidaran de ella en mi ausencia. Cuando regresé de mi viaje y me llevé a Maggie a casa, esa misma noche suena mi teléfono y era mi mamá diciéndome que necesitaban a Maggie, ya que ella y mi papá se habían acostumbrado a que mi perrita estuviera con ellos. Yo le decía a mi mamá que yo dejaría a mi perrita un día en su casa. Cuando llegaba a dejarle a Maggie, mi mamá estaba hablando por teléfono y le decía a la personas con la que hablaba -Espera que llegó mi hija con su perrita, pero la segunda ocasión que llegaba decía –Aquí viene mi perrita, así pasó hasta que se quedó con mi perrita. Cuando Maggie falleció mi mamá se puso muy triste, fue una pérdida muy dolorosa”, compartió.

La señora Anita Martínez, también procuró el bien social y buscó la manera de que los líderes de ciertos sectores de la ciudad atendieran las necesidades de la comunidad, así lo relata su hija Bernie.

“Un día mi mamá buscó a todos sus viejitos y los llevó al City Hall (Edificio Municipal) a una reunión. Así que llegaron los señores con bastón, muletas, caminadoras, sillas de ruedas a aquel lugar y mi mamá dijo: -Estamos aquí porque necesitamos que pongan sillas o un lugar para sentarse en los sitios donde las personas esperan el autobús. Y gracias a eso la ciudad puso esos asientos en la parada del autobús. Otra de tantas cosas que mi mamá realizó fue como traductora para los medios de comunicación durante el atentado al edificio federal, Alfred P. Murrah. Ella estuvo siempre tratando de ayudar en cualquier cosa”, compartió.

Sin duda alguna Anita Martínez marcó la vida de muchas personas y así como estos anécdotas habrá miles por contar, y a través de La Puerta de Oro, que es sin duda un lugar que guarda increíbles vivencias, El Festival de Mariachi que lleva su nombre u otros eventos, se honra el trabajo que esta magnifica líder realizó en la ciudad de Oklahoma.

Publicado en Oklahoma City
Jueves, 18 Enero 2018 15:58

Marcas que deja la vida

Muchos de nosotros hemos pasado por situaciones que nos enseñan a madurar rápidamente o inclusive experiencias que van formando nuestro carácter. Marcas que serán imborrables y momentos que sin duda ayudarán a que aprendamos a vivir mejor.

La vida no espera, no importa tu estado de ánimo y tus preocupaciones. Todos recorrimos otra vuelta más, caminamos, vivimos y estamos aquí celebrando un año más. Lo que pasó, ya quedó atrás y no se puede recuperar. El tiempo avanza y con el oportunidades o situaciones que tenemos que enfrentar.

Cada ciclo nuevo trae sus propias novedades, historias y secretos; algunos recordarán este año por los nacimientos del nuevo heredero, bodas graduaciones, y demás festividades, otros, por problemas financieros, por complicaciones de salud, peleas familiares, perdidas de gente querida, nuevos trabajos, negocios nuevos, viajes divertidos, momentos históricos. Cada quien escribirá su propia historia.

Estamos ya viviendo el primer mes de este 2018 y para muchos, ya comienzan a escribirse los primeros capítulos de su libro. Momentos únicos que tendrán un significado incomparable. Cada quien es una persona valiosa, única y con el poder de cambiar su manera de pensar. Cada quien es dueño de su vida y lo único que uno puede controlar son sus pensamientos y sus actitudes. Si bien las cosas que suceden no son como uno espera o como quisiera que fuera. Uno tiene la posibilidad de encontrar la lección, lo bueno y lo reconstituyente. El poder que se tiene es un privilegio y una responsabilidad que no se debe de regalar.

Debemos recordar que nadie puede lastimar, humillar o menospreciar a nadie, si uno no lo permite. El único control que se posee es sobre uno mismo y de la única manera que te lo quitan, es porque uno lo regala o se deja.

Las relaciones personales pueden ser tan fáciles o complicadas como uno esté dispuesto a relacionarse. Obvio que los adultos también hacen berrinches, quieren llamar la atención y se quejan, pero más allá de eso, hay que tener el valor para no engancharse ni tomar las cosas tan personales. Para tener mejor calidad de vida, hay que agradecer todo lo que se tiene.

Hay que dejar de enfocarse en lo que lastima o en lo que no se tiene. Vivir hoy, en el presente, ofrece la posibilidad de disfrutar la vida y dejar las angustias y los reproche atrás.

Publicado en Opinion
Jueves, 28 Diciembre 2017 17:44

Cabalgata poderosa

Ford Mustang 2018 Presume mejoras tanto estéticas como en materia de equipamiento, pero sigue con el aire clásico de “muscle car” que tanto se ama.
En el marco de la llamada Estampida Mustang que estableció un nuevo récord Guinness, Ford introduce al nuevo Mustang 2018, el cual no solo presume diseño, sino que también actualiza apartados que mejoran el desempeño dinámico de este legendario deportivo.
Del apartado estético vale destacar ciertos puntos importantes como el nuevo frente, donde resaltan unos faros de mayores dimensiones y unas tomas de aire invertidas en el cofre.
Pero lo mejor está en la mecánica, ya que el V8 del Mustang GT incrementa la potencia desde los 435 hasta los 460 Hp, de igual manera la pasada transmisión automática de seis relaciones, fue sustituida por una transmisión automática de 10 velocidades, ya vista en modelos como la también recientemente remozada Lobo 2018.
En este sentido, cabe destacar que la oferta de motores se ve reducida, ya que el V6 de 3.7 Litros se jubila en Estados Unidos. El que se mantiene inalterado es el cuatro cilindros de 2.3 Litros EcoBoost con 310 caballos de fuerza. Por cierto, los amantes de la conducción tendrán la opción de elegir el Mustang GT Coupé con transmisión manual de seis cambios… de alguna manera la configuración más clásica y purista de este modelo. Como no todo es potencia, el Mustang 2018 cuenta con elementos de seguridad como 8 bolsas de aire, frenos de disco ventilados con ABS en las cuatro ruedas; Sistema de Preservación de Carril, Control de Velocidad Crucero Adaptativo con tecnología de alerta en colisión, así como Asistencia de Precolisión con detección de peatón y Sistema de Monitoreo de Punto Ciego BLIS.
Respecto a confort y tecnología, está la pantalla de 8 pulgadas el sistema de infoentretenimiento SYNC 3, audio Shaker PRO, sistema de iluminación ambiental, así como el sistema Track Apps que permite medir los parámetros de desempeño del vehículo (como aceleración y estado de los frenos) en la pantalla de 4.2 pulgadas. En el interior, la cabina se beneficia de refuerzos acolchados y paneles superiores suaves al tacto.

Publicado en Tecnología
Jueves, 28 Diciembre 2017 16:05

Reciclar puede ser una resolución del 2018

Estamos produciendo toneladas de basura, lo hemos hecho antes en menor escala, pero ahora en el mundo en el que vivimos, la cantidad de basura ha crecido en forma alarmante, lo que está constituyendo un problema de salud ambiental.

A nivel mundial, se ha venido promoviendo el uso responsable de los recursos ambientales, para que nuestros descendientes tengan agua y un medio limpio para crecer y desarrollarse; pero estamos sumergidos en la cultura de comprar, usar y desechar. En Estados Unidos, según la EPA (Agencia de protección del Medio ambiente por sus siglas en inglés) la producción de RSM (residuos sólidos municipales) asciende a 1.9 kg/hab./día, casi un kilogramo más que en América Latina y el Caribe. Si una persona viviría promedio 60 años, (sabemos ahora que más) generaría alrededor de 142.5 toneladas de basura en toda su vida.

Recordemos el pasado, nuestros abuelos compraban sus enseres que les duraban siempre y que se reemplazaba solo cuando era necesario. Muchas cosas del ayer tienen gran sabiduría y creemos que debemos prestar atención en la época actual, en la que el daño ecológico se está manifestando intensamente con tormentas, oleadas de agua, frio, calor, inundaciones, sequias intensas, etc. (cambio climático)

Echemos un vistazo a las actividades que hacemos en estos meses de fiestas y apliquemos la tan mencionada frase, Reduce, Reúsa y Recicla (tres R) en cada una de nuestras acciones. La sociedad consumista nos bombardea con nuevos productos, nos hacen ver como una necesidad estar actualizados; nos presentan ofertas que consideramos inmejorables y que nos podemos perder y gastamos gasolina, energía en movilizarnos para su adquisición y finalmente, reemplazar el artefacto casi nuevo que se compró el año anterior. Si este mismo comportamiento lo tienen 7.325 millones de personas (Census gov.2017); podemos imaginar la pesada carga que tiene nuestro ambiente, el grado de contaminación producida, que altera la vida de vegetales, animales y el hombre.

El año está por comenzar, incluyamos en nuestras resoluciones el cuidar el medio ambiente; decisión que a la larga será una de las más importantes “preservar la salud de nuestro planeta”.

Compremos menos, usemos electrodomésticos eficientes, apaguemos más las luces o mantengamos solo las necesarias, gastemos menos agua, empecemos con la hora de la ducha, cerrando la llave cuando nos enjabonamos o a la hora del aseo bucal, etc. Reutilicemos, muchos productos pueden ser usados en una segunda intensión, como los embaces de refrescos, envolturas, etc. dejemos que nuestra creatividad nos ayude a emplearlos en forma diferente. Salvemos las bolsas de los presentes, para utilizarlos en otra oportunidad, recordemos que muchos de los papeles de regalo no pueden ser reciclados por la tinta de sus diseños.

Reciclemos, rescatemos el material que creemos no sirve, porque puede ser empleado para la fabricación de algo nuevo, en vez de ser procesado como basura. El papel el cartón el plástico y la mayoría de lo que creemos son desechos, pueden ser transformados por la industria.

Es hora de trabajar juntos por la salud de nuestro planeta y la supervivencia de nuestras familias. Hagamos del 2018, el año del cuidado de nuestro medio ambiente.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento