Sábado, 25 Mayo 2019
BREAKING NEWS
3 Madres Inspiradoras

Mujeres hispanas comparten el significado de ser mamá.

Se llegó una de las fechas más importantes para los latinos. El Día de las Madres, un día donde se honra a ese bello ser que nos dio la vida, que nos cuida y enseña el camino del éxito. Independientemente si nuestra madre, es joven, adulta, soltera o quizás ya no esté con nosotros. Como hijos no debemos olvidar que nunca habrá un amor como el de ella. Por tal razón, nos hemos dado a la tarea de platicar con algunas de nuestras mamás hispanas, quienes comparten el significado de este gran y hermoso sentimiento.

Blanca Elizabeth Kieser, es oriunda de Guatemala. A los dieciocho años la señora Kieser, recibe una noticia que le cambiarían la vida por completo.

“Cuando me dijeron que estaba embarazada me sentí la mujer más feliz del mundo. Contaba los meses y días para poder conocer a mi bebé y tenerlo entre mis brazos. Actualmente tengo 40 años pero ese sentimiento sigue todavía presente. Ser mamá significa el regalo más hermoso que Dios nos da a las mujeres. Cuando te conviertes en madre, te das cuanta de que el amor a ciegas existe, y ese es el amor más puro y hermoso que uno tiene por hijos”, comentó la señora Blanca Elizabeth Kieser.

Pero no todo fue felicidad durante su embarazo, ya que la señora Blanca tuvo varias amenazas de aborto. Asegura que todos los días le pedía a Dios y a su bebé, que lucharan. Y así fue, ahora ese bebé tiene 21 años y es un jovencito, inteligente y lleno de vida.

“Ahora tengo tres hermosos hijos, quienes son el motor que me impulsa para salir adelante y vencer los obstáculos que se pongan en mi camino. Quisiera que sepan que son mi vida, que por ellos he luchado día a día para verlos triunfar. Ellos son el regalo más hermoso que tengo y siempre que me necesiten, aquí estaré con los brazos abiertos para ellos. Los amo con todo mi corazón.

Originaria de Oklahoma City, la joven Chelcie Gramajo De León, está por recibir el milagro más bello del mundo. Ser mamá. Una de las experiencias que asegura, ha sido de las más importantes en su vida.

“Al enterarme que por fin estaba embarazada. Fue y ha sido la alegría más grande que mi esposo y yo hemos sentido en la vida.  Es un sentimiento increíble. Los dos rezábamos a Dios y le pedíamos que algún día nos diera la dicha de ser padres, y pues el día llegó y estamos tan agradecidos con Dios por esta bendición”, compartió Chelcie Gramajo.

Sin embargo la angustia llegaría en la vida de esta joven, debido a que su esposo trabajaba fuera de la ciudad y solo se miraban cada 15 días. Comenta que llegó un tiempo en que estaban por moverse a otro estado del país, para poder estar juntos siempre, ya que ella necesitaba que su esposo estuviera cerca por si llegaba el nacimiento de su bebé. A pesar de los obstáculos, nunca perdieron la fe y al poco tiempo su esposo consiguió un trabajo en Oklahoma City, el cual le da la oportunidad de estar cerca de su esposa y estar listo para cuando nazca su bebé.

“Para mi ser mamá, es tener la dicha y bendición de traer al mundo una vida, poder criar a una personita que se parezca a mi esposo y a mi. A la misma vez, darle las herramientas para que elija un buen camino en la vida, con la bendición de Dios. Me gustaría que mis hijos supieran que la vida nunca va a ser fácil y  que a pesar de todo, Dios nunca nos desamparará. Siempre tenemos que ser fuertes y nunca perder la fe y que sepan que la unión familiar es lo más importante”, añadió la joven Chelcie Gramajo, quien tiene 5 meses de embarazo.

Ya son casi siete meses desde que la bella Cielo Morales llegó a este mundo y llenó de felicidad a Tracey Morales y a su esposo Guillermo. Desde que supieron que tendrían una niña, este joven matrimonio sabía que sus vidas cambiarían para siempre.

“Nos preguntaban constantemente cuando íbamos a tener un bebé, y nuestra respuesta siempre fue: “cuando tenga mi maestría”. Así que, cuando descubrimos que al graduarme tenía cuatro meses de embarazo, estábamos completamente emocionados. Cielo es nuestra gran responsabilidad, no solo se trata cuidar de ella, sino darle una gran vida con conocimiento y amor. Como su madre, soy su protectora y siento que es mi trabajo enseñarle a ser la mejor versión de ella misma”, señala la joven mamá.

Tracey Morales comenta que, fue una gran sensación decirle a las personas que estaba embarazada, puesto que, también con la noticia llegaba una responsabilidad inmensa para este matrimonio.

“Es curioso y gracioso pensarlo ahora, pero siempre nos dijeron que no nos embarazáramos (cuando estás joven). Tuvimos que ver que nuestra situación ahora era diferente como adultos y que estábamos listos para tener un bebé. Ya habíamos cumplido nuestras metas: los dos nos habíamos graduado de la Universidad y estábamos casados. Así que, era el tiempo perfecto para darle a nuestra niña una gran vida. Tanto mi esposo como yo queremos que Cielo sea humilde y entienda que aunque su vida será diferente porque tiene dos padres que fueron a la Universidad. No somos mejores que nuestra comunidad. Que pueda ser amorosa y no juzgar a otros. También queremos que ella ame su cultura mexicana y acepte nuestro idioma español”, manifestó Tracey Morales.

Visto 172 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento