Jueves, 29 Junio 2017
BREAKING NEWS
Mi música…Mi voz

Al escuchar el melodioso sonido del violín de Angélica Pereira, te das cuenta que ella nació para esto de la música. Una ejecución perfecta que la ha llevado a formar parte de la Orquesta Filarmónica de la ciudad de Oklahoma y maestra de violín del programa educativo de las escuelas públicas de la ciudad denominado “El Sistema Oklahoma”.

Oriunda de Colombia, desde muy pequeña comenzó a desarrollar un interés por la música. Inició tocando el piano desde los 4 años, y tiempo después fue aceptada en el Conservatorio de Música de la Universidad Nacional de Colombia, allí sus maestros vieron su aptitud por el violín, así que decidió cambiar de instrumento y desde ese momento no ha dejado de tocarlo. Para lograr todo este éxito, Angélica tuvo que desafiarse, perseverar a pesar de que las circunstancias no fueran favorables y cada día exigirse más, tanto personalmente como musicalmente. Al escuchar su historia te das cuenta que solo la dedicación y la pasión por la música, hace que la vida se vea fácil y que cada obstáculo solo se vuelva algo positivo para llegar a la meta.

“En el año 2008 me otorgaron una beca para seguir mis estudios musicales en los Estados Unidos, así que decidí llegar a Oklahoma donde tuve la oportunidad de realizar un pregrado y posteriormente una maestría en música. En el 2014 terminé la maestría y tuve que tomar una decisión importante, ya que vine a este país con visa de estudiante. Del 2014 al 2015 recibí lo que llaman un OPT (periodo durante el cual el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos permite a los estudiantes de pregrado o postgrado trabajar con visa de estudiante), así que tenía dos opciones; seguir estudiando o regresar a Colombia, y regresar a mi país era la última opción, ya que había encontrado dos trabajos excelentes. Uno era en la Orquesta Filarmónica de la ciudad de Oklahoma, algo que me costó mucho poder ganarme ese lugar y no pensaba ni pienso dejarlo, ya que disfruto estar allí y aprender del gran talento de otros músicos y el otro como maestra del programa educativo El Sistema Oklahoma. Lo que decidí al final es quedarme y seguir estudiando. Recientemente me gradué con una licenciatura en educación musical ”, compartió Angélica Pereira.

Aunque para Angélica el tocar el violín es algo grandioso, lo que más disfruta es poder compartir con las demás generaciones esta profesión. Ella lo llama su voz, cada melodía que sale de su violín es una emoción expresada a través del sonido y eso es lo que enseña a sus alumnos, que todo lo que sientan salga expresado a través de su instrumento y se convierta en una nota musical.

“En este momento estoy dando clases privadas de música a ocho estudiantes, así que mi objetivo es que esta clase siga creciendo, continuar en la Filarmónica, seguir perteneciendo al programa El Sistema Oklahoma y verlo convertido en una institución educativa de música y por último formar parte de un cuarteto y quizás grabar un disco musical con ellos”, aseguró la maestra de música.

Angélica Pereira también dejó un mensaje para todos aquellos que están estudiando música o en algún momento han tenido el sueño al igual que ella de dedicarse a esta profesión. “Nunca te rindas, ni dejes que tu sueño muera, así sea un cambio de enfoque, busca alternativas que te lleven a realizar tu pasión. Si amas el tocar un instrumento y no tienes lo recursos para estudiar en una escuela, ve a una iglesia y pide que quieres tocar. Mantén la disciplina siempre, no dejen de practicar y dominen su instrumento”.

Visto 650 veces Modificado por última vez en Jueves, 25 Mayo 2017 14:45
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento