Lunes, 10 Diciembre 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 11 Octubre 2018 09:49

Zona de mayor taza de suicido

Montañas rocosas presentan mayores tasas de suicidio

Siete de los diez estados del país con los más altos índices de suicidios están en la zona de las Montañas Rocosas, sin que se hayan desarrollado todavía programas efectivos para prevenirlos, informó la Fundación Utah.

El uso de opioides, la elevación geográfica y el aislamiento en zonas rurales están vinculadas conaltos índices de suicidio en esa región, según el informe “Llegando al mañana: respondiendo a suicidios en Utah y en las Montañas Rocosas”. La Fundación detalla que las poblaciones más afectadas son los hombres blancos y los nativos en general.

Utah, Colorado, Idaho, Montana, Nuevo México, Nevada y Wyoming figuran entre los de mayor porcentaje de suicidios por cada 100.000 personas, matizó este grupo de análisis de políticas públicas. Precisó que la única excepción en las Montañas Rocosas es Arizona. Entre tanto, el número de casos relacionados con suicidios reportados a Safe2Tell creció nueve veces en los últimos seis años. Señaló que superó al acoso escolar (bullying) y al abuso de drogas como la principal razón de estudiantes de Colorado que contactan ayuda de Safe2Tell. Los suicidios en Utah comenzaron a aumentar desde 2000, pero “las gestiones de prevención se vieron impedidas por la falta de datos relacionados con los resultados” de esas iniciativas, por lo que "resulta difícil determinar qué programas son efectivos y qué prácticas deben mejorarse”.

Utah ocupa el quinto puesto a nivel nacional en cuanto a suicidios, según los Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En 2016 Utah tuvo 24,2 suicidios por cada 100.000 personas, comparado con 15,8 en 1999. En Montana, esa cifra alcanza los 29,2, mientras que el promedio nacional es de casi 16.

Publicado en Nacionales
Jueves, 20 Septiembre 2018 13:44

El Suicidio

Cada 40 segundos alguien muere por suicidio; alrededor de 800 mil personas mueren cada año; es la segunda causa de muerte en edades entre 15–29 años según la organización mundial de la salud. Es catalogado como un grave problema de salud pública que puede ser prevenible con intervenciones multifactoriales.

El suicidio ocurre en todos los países, en cualquier tipo de estrato social, cultural religiosos, etc. En el 2016 se vio que el 79% de suicidios ocurría en países de ingreso mediano y bajo.

El suicidio es el acto de atentar contra la propia vida en forma deliberada, o simplemente cualquier acción consciente  que nos lleve a la muerte. Una persona, en determinado momento de su existencia,  puede concluir que su vida no tiene sentido; ya sea por afecciones físicas o mentales, por problemas de la vida diaria, desastres, discriminación (grupos vulnerables, como emigrantes, diferente orientación sexual, etc.)  En ocasiones por pérdida de una relación o la muerte de seres queridos y  ven en el suicidio su  única salida. El intento de suicidio, en cambio, es atentar contra la vida sin lograr morir por esta acción.

Cualquier persona de diferente edad o grupo étnico  puede cometer suicidio. Para lograr disminuir estas tasas se debe tomar acciones preventivas sostenibles, identificando los puntos más álgidos entre la población por edades  a fin de detectar las señales y trabajar en ellas, con programas que garanticen disminuir las estadísticas.

Entre los factores de riesgo se citan: intento previo de suicidio, problemas de salud mental como depresión, abuso de alcohol y drogas, etc.; antecedentes y violencia intrafamiliar, proximidad de comportamientos suicidas (familiares, amigos compañeros de trabajo, etc.) facilidad de acceder a armas, enfermedades graves, etc., etc. No podemos dejar de mencionar los factores de riesgo a largo plazo que cita el CDC, que son acontecimientos traumáticos durante la infancia.

Los hombres tienen más probabilidad de morir por suicidio que las mujeres, pero las mujeres intentan con mayor frecuencia suicidarse sin éxito. (CDC)

Si usted observa o escucha a las personas hablar de morir o quitarse la vida, sentirse vacío,  sin razón para vivir, planear o buscar forma de cómo suicidarse, (acumular medicamentos, sustancias tóxicas, armas, etc.); sentirse culpable, atrapado en problemas, imaginar que es una carga para los demás, regalar sus pertenencias, despedirse, etc. está frente a una persona con riesgo eminente de suicidio. La forma más importante de prevención es estando alerta a estas señales y hacer una intervención inmediata y directa; si es posible buscando ayuda especializada.

El médico primario es la primera persona que puede detectar estas conductas, cuando guía un interrogatorio adecuado, que le permite descubrir factores de riesgo marcados y  observa las primeras señales. En España,  por ejemplo, los médicos de atención primaria tienen a su disposición  una herramienta básica que guía  y le permite al profesional decidir si un determinado paciente está en esta situación de riesgo, para ser derivado a las instancias de manejo eficaz.

Así mismo el papel de la familia es básico para preparar a los hijos a que sean capaces de tolerar las frustraciones y  el dolor que mucha veces acompañan a la vida de las personas; hacerles ver que el éxito, la alegría, el fracaso, la tristeza, la soledad son experiencias con las que la vida nos matiza y que las podemos superar con voluntad, autoestima y soporte familiar emocional.

La prevención de suicido es tarea coordinada de todos: padres de familia, maestros, médico familiar y la sociedad. Trabajemos en ello. Recuerde está a nuestra disposición 24/7, la línea de ayuda en español 1-888-628-9454. 

Publicado en Salud
Jueves, 02 Agosto 2018 10:05

Víctimas de suicidio

     Oklahoma entre los primeros 10 estados con más suicidios.
     El estado de Oklahoma se encuentra posicionado en el número ocho entre los estados con más suicidios en los Estados Unidos. Con una persona, en promedio quitándose la vida cada 11 horas, según la Fundación Estadounidense para la Prevención del Suicidio.
     A pesar de ser un problema que afecta seriamente al estado, Isela Pérez, Project Manager del Departamento de Salud Mental y Servicios de Sustancias Abusivas en la ciudad de Oklahoma City, expresó las distintas formas en el que el departamento trata este tema.
     “Tenemos dos diferentes programas, uno de ellos trabaja con niños de las distintas escuelas y unidades, el otro programa trabaja con el sistema de salud en general, como hospitales clínicos. Con todo esto, lo que tratamos de hacer es un tipo de lectura o análisis para poder identificar personas que estén corriendo el riesgo de suicidarse”,  comentó Isela.
     Para Isela Pérez no solo los recortes al presupuesto han afectado al Departamento de Salud Mental y Servicio de Sustancias Abusivas, sino también la falta de capacitación a personas en ciertas regiones del estado, y han sido factores de posible aumento en los niveles de suicidios.
     “Lo que sucede a veces, es lo difícil que es poner a gente que trabaje en ciertos lugares para poder implementar y poder identificar a la gente (personas con riesgo a suicidio), y sobre todo poner en acción los programas del departamento”, mencionó Isela, quien también expresó que el departamento de salud mental busca realizar programas de ayuda que, se puedan sostener sin grandes fondos.
     Los programas de ayuda si bien buscan detectar las causas que motivan a una persona a cometer un suicidio, expertos aseguran que prácticamente es imposible saber que ocurre en la mente de la persona en el preciso momento antes de matarse.
     “Efectivamente somos número ocho en la nación por muertes de suicidio, pero no sabemos el porqué, es difícil ya que, la decisión de suicidarse que toman las personas, no es una sola cosa, sino que existen diferentes motivos. Es muy complejo, puede ser una cosa para una persona y totalmente diferente para otra”, afirmó Isela.
     En 2017, hubo al menos 790 muertes en Oklahoma, cuya causa se determinó como suicidio. Muchas de estas muertes han sido a causa de disparos a la cabeza, ahorcamiento, intoxicación por abuso de drogas, o asfixia. Isela Pérez asegura que el aumento del suicidio en estados como Oklahoma se deben a la cantidad de áreas rurales que no cuentan con muchos servicios de asistencia médica.
     “En este tipo de lugares es difícil conseguir ayuda, como a diferencias de un estado como New York, en donde hay muchísima gente y mas servicios disponibles, y es por esta razón que los niveles de suicidio no son tan altos”, aseguró Pérez.
     En cuanto a edades se refiere, Pérez expresó que personas entre 25 años a 45 (por lo general hombre blanco) son quienes poseen más riesgo a cometer suicidios. Además de esto, la segunda causa de muerte en adolecentes entre 12 a 24 años, es el suicidio.
     “El suicidio viene siendo como el cáncer, no discrimina, hemos tenido hasta casos de niños de seis años que se han suicidado”, comentó Isela muy preocupada.
     El departamento de Salud Mental y Servicios de Sustancias Abusivas junto a centros comunitarios, ofrece a aquellas personas de escasos recursos, la atención médica necesaria y sin importar de donde es o estatus migratorio.
     “Estos centros comunitarios tienen una colaboración con el departamento, en donde estos pueden prestar el servicio dependiendo del ingreso que un individuo gana, y hasta a veces gratuitamente. No deben rechazar a nadie, estos centros, ni siquiera preguntan el estatus migratorios de un individuo”, expresó Isela.
     Las causas de suicidio en el estado de Oklahoma siguen en aumento y para Isela, lo mas importante es seguir educando al público constantemente.
     “Simplemente no bajan, están subiendo cada año a un nivel estable, cada año es un poquito más que el anterior y como te dije previamente, no sabemos el motivo y el porqué, lo que sabemos es que tenemos que educar a nuestro público, a nuestra comunidad. Hablar de lo que es el suicidio, que ellos sepan como identificar a alguien que necesite ayuda”, afirmó Isela.
     Si usted tiene sentimientos suicidas o conoce a alguien que lo tiene, llame al National Suicide Prevention Lifeline al 1-800-273-8255 para obtener ayuda. Este servicio también cuenta con una operadora en español.

Publicado en Estado

Un padre aparentemente saltó de un puente sosteniendo de la mano a sus dos hijos este lunes en Nueva Jersey, según informó la policía estatal en una publicación de Facebook.
El padre murió y sus dos hijos sobrevivieron en el incidente que según las autoridades sucedió en el puente de la interestatal 287 cerca del río Wanaaue en la parte norte del estado.
El hombre luego fue encontrado en una zona boscosa donde lo declararon muerto, dijo la policía.
Los investigadores creen que el hombre saltó a propósito.
La policía está investigando el incidente y dará una actualización este martes.
Los niños están siendo tratados por heridas que no amenazan su vida.
Los policías se enteraron del incidente después de que el Departamento de Policía de Pequiannock reportara un posible intento de suicido a las 8:08 p.m. de este lunes.

Publicado en Nacionales

En la atormentada y aislada comunidad de la Primera Nación de Attawapiskat en Ontario, uno de los más grandes peligros viene desde adentro.
Esta comunidad de más de 2.000 indígenas en el lejano norte de la provincia de Canadá ha sido testigo de una serie de intentos de suicidio en los últimos ocho meses: al menos 100 miembros, jóvenes y viejos, han tratado de acabar con sus propias vidas.
La situación llegó a un punto desgarrador este fin de semana, pues los líderes comunitarios de la pequeña ciudad de James Bay se vieron forzados a declarar un estado de emergencia formal luego de que 11 personas trataran de suicidarse este sábado.
“Los recursos de primera línea de la comunidad se han agotado y no hay recursos adicionales externos disponibles”, dice la declaración.
Las impactantes revelaciones del sábado llegan después de un mes trágico: 28 residentes de Attawapiskat intentaron suicidarse en marzo y más de 100 desde septiembre del año pasado.
CBC, afiliada de CNN, reportó que entre las docenas de intentos de suicidio la persona más joven en intentarlo fue un menor de 11 años y el más viejo tiene 71 años. Una persona tuvo éxito en acabar con su vida desde septiembre.
La Asamblea de la Primera Nación, una organización que representa a los nativos en Canadá, dijo que esto es una “tragedia nacional y una vergüenza nacional que demanda acciones y atención inmediatas”.
Las comunidades de la ’Primera Nación’ se refieren a los indígenas no esquimales y no mestizos en Canadá. Existen 617 comunidades de ‘Primera Nación’ en todo el país.
“Repetimos nuestro llamado para abordar una estrategia nacional sobre los casos de suicidio en [las comunidades de la] Primera Nación”, dijo el jefe nacional de la Asamblea Perry Bellegarda.
Esta no es la primera vez que el suicidio ha provocado un estado de emergencia en Canadá. La comunidad Pimicikamak Cree Nation, en el norte de la provincia de Manitoba, declaró su propio estado de emergencia el mes pasado tras registrar seis muertes autoinflingidas en un periodo de pocos meses.
'Problemas de salud mental históricos'
La afiliada de CNN, CTV, reporta que por la declaración del estado de emergencia se envió una unidad de crisis de la nación Nishnawbe Aski, junto a dos consejeros de salud mental del Departamento de Salud de Canadá.
“Reconocemos que hay serios problemas de salud mental y de adicción desde hace mucho tiempo en algunas comunidades”, le dijo a CTV el portavoz de Salud de Canadá, Sean Upton.
“Les digo a mis amigos, al gobierno, que necesitamos de su ayuda en nuestra comunidad”, dice el jefe Attawapiskat Bruce Shisheesh, citado por CBC. “Tengo familiares que han intentado acabar con sus vidas… primos, amigos”.
Shisheesh cree que los intentos de suicidio están relacionados con problemas relacionados con hacinamiento, intimidación, adicción a las drogas y al creciente impacto de escuelas residenciales.
“Estas personas sienten miedo”, dice él.
Los trabajadores que manejan la crisis de salud mental en la comunidad están agotados, agregó la jefa apunta del consejo comunitario Rebecca Friday.
El primer ministro de Canadá Justin Trudeau reaccionó a la noticia este domingo, calificando el anuncio como “desgarrador”. En Twitter pidió “mejorar las condiciones de vida para todas las personas indígenas”.
¿Un problema endémico?
Muchas comunidades de la Primera Nación luchan contra la depresión, un alto número de desempleo y abuso de drogas.
“No tenemos acceso a lo que tienen todos en el resto del país”, dijo Sheila North Wilson, la Gran Jefe de la tribu Manitoba Keewatinowi Okimakanak . “[No hay] acceso al trabajo, a una buena educación, acceso a … mejores cosas en la vida. Nos sentimos excluidos”.
Un estudio hecho en 1994, que se enfocó en las comunidades de Columbia Británica, encontró que algunos indígenas de los grupos de Primera Nación tienen las tasas de suicido más altas  entre jóvenes que cualquier otro grupo cultural identificable en el mundo.
Otro estudio, de la Universidad de Victoria, encontró tasas de suicidio entre gente joven en esas comunidades 800 veces más alta que el promedio nacional.
En la frontera de British Columbia un reporte del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Alaska encontró que las tasas de suicidio se incrementan entre más al norte está la comunidad.
Charlie Angus, un parlamentario canadiense miembro de la bahía de Timmins-James, dijo que el problema es sistemático en su región y que sus constituyentes sufren por sus antecedentes, y sugirió que un estado de emergencia en otro lugar propiciaría una respuesta de emergencia inmediata, pero que  se ha declarado tantas veces en James Bay que se le presta poca atención.

Publicado en Internacionales

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento