Martes, 20 Febrero 2018
BREAKING NEWS
Trump debería entrenar 100.000 hackers: recomiendan expertos en ciberseguridad

Trump debería entrenar 100.000 hackers: recomiendan expertos en ciberseguridad

Al presidente electo de Estados Unidos le recomendaron entrenar 10.000 hackers.
La nueva administración también debería esforzarse por desarrollar normas internacionales para controlar la piratería informática. Especialmente trazando límites claros con el fin de evitar una guerra cibernética e incluso un conflicto armado.
La Comisión Especial para el Fortalecimiento de la Ciberseguridad del presidente Barack Obama publicó su tan esperado informe, en la noche de este viernes.
El reporte resume en una lista los desafíos en materia de ciberseguridad y explica por qué este tema debería ser una prioridad de la nación.
El hackeo informático, además de ser una situación común, es más peligroso que nunca.
Y para combatir esta creciente amenaza, a la administración de Trump se le recomendaron varias medidas.
Entrenar 100.000 especialistas en ciberseguridad para 2020
El número es enorme y algunos expertos en el tema creen que es poco realista. En estos momentos hay una escasez de especialistas informáticos que tengan el conocimiento para hackear y para defenderse de los hackers.
De ahí que los salarios estén disparados y le resulte cada vez más difícil al gobierno contratar expertos en ciberseguridad. De hecho, muchos de los hackers más talentosos en el FBI y en la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) se están moviendo para el sector privado. Un asunto frente al que el director del FBI, James Comey, hay manifestado su preocupación.
Especialistas en seguridad le dijeron a CNNMoney que les alarma que el aumento de los trabajos en el sector informático comprometa la calidad y se termine reclutando a trabajadores poco talentosos, en vez de los expertos élite de ciberseguridad que necesita el país.
Aún así, la recomendación para la administración de Trump fue crear un “programa nacional de fuerza de trabajo en ciberseguridad”, que llevaría a los especialistas informáticos a las empresas y agencias gubernamentales de todo el país.
Desarrollar normas internacionales para la piratería informática antes de que sea muy tarde
Los expertos en ciberseguridad insistieron bastante en esta idea. Muchos han manifestado su preocupación sobre que los países puedan entrar a los sistemas de otras naciones negligentemente y terminen generando situaciones de riesgo que conduzcan conflictos armados.
“Estoy muy preocupado porque el conflicto cibernético es el tipo de guerra más escalonada que hemos conocido", aseguró Jason Healey, académico de la Universidad de Columbia que está trabajando en una investigación sobre el tema.
Ponerle atención a los fabricantes de dispositivos inseguros que pueden ser hackeados
Actualmente, estamos viviendo lo que el experto en ciberseguridad, Joshua Corman, ha denominado “un fracaso del mercado”.
Muchos dispositivos con conexión a internet tienen poca o ninguna seguridad. Sin embargo, los fabricantes de dispositivos de gama baja no tienen ningún incentivo para gastar recursos extra en lograr que sus productos sean seguros. Y los compradores no están prestando atención.
Es por eso que uno de los líderes mundiales en seguridad informática, Bruce Schenier, le dijo recientemente al Congreso: “El mercado no puede arreglar esto porque ni al comprador ni al vendedor les importa. El gobierno tiene que involucrarse… lo que necesitamos son buenas normas y regulaciones”.
Si el gobierno empieza a considerar que las compañías de tecnología son responsables por fabricar productos fácilmente hackeables, tal vez las empresas tengan más incentivos para ser cuidadosas, explicaron los expertos.
También se le solicitó a la administración de Trump que evaluara el asunto, a través del Departamento de Justicia, el de Seguridad Nacional, los organismos reguladores de la Comisión Federal de Comercio y la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo.
Otras recomendaciones
Al presidente electo, además, se le recomendó implementar una “estrategia nacional de ciberseguridad” en los primeros seis meses de su gobierno y nombrar a un “consejero informático” y un “embajador informático”.
La mayoría de expertos en ciberseguridad coinciden en que la gran parte de las recomendaciones son acertadas.
“Creo que este será un gran comienzo”, aseguró Randy V. Sabett, un abogado de Washington que hizo parte de la comisión que asesoró a Obama durante el principio de su presidencia.
Sin embargo, algunos han notado que el panel no señaló la importancia de la encriptación: la codificación de la información para que esté protegido de los criminales y espías.
Cada presidente entrante recibe una serie de recomendaciones de los mejores expertos en seguridad cibernética.
Esta vez, la comisión incluyó el exdirector de la NSA, Keith Alexander; el director ejecutivo de MasterCard, Ajay Banga, y a otros destacados ejecutivos de negocios, abogados y académicos.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Origen soñador

    El origen de una buena parte de los “soñadores” de Estados Unidos.

    La primera “soñadora” de EE.UU. se apellida Lee, tiene origen coreano, y su historia conmovió profundamente hace 17 años al senador demócrata Dick Durbin, empeñado ahora más que nunca en hallar una solución para los miles de jóvenes indocumentados que permanecen entre las sombras.

    Nacida en Brasil, y de padres coreanos, Tereza Lee era una niña prodigio: había aprendido a tocar sola el piano, con horas de práctica y hasta había tocado como solista con la Orquesta Sinfónica de Chicago, uno de los conjuntos sinfónicos más importantes del mundo. Admitida ya en algunas de las escuelas de música más prestigiosas del país, pero tenía un problema: sus padres la habían traído a EE.UU. de forma irregular con solo 2 años, era indocumentada y

    temía ser descubierta por las autoridades migratorias.

    Entonces, Durbin recibió la llamada de Ann Monaco, una profesora de una importante escuela musical de Chicago, la mayor ciudad del estado de Illinois, que el demócrata representa en el Senado. Gracias al apoyo de Durbin, Lee cumplió su sueño y estudió en la Escuela de Música de Manhattan y, en 2009, debutó en la sala de conciertos Carnegie Hall en Nueva York.

    El legislador presentó en 2001 ante el Congreso el “Dream Act” (Ley del Sueño), la primera iniciativa que planteaba abrir la puerta del país a los “soñadores” y otorgarles la ciudadanía de Estados Unidos, aunque nunca prosperó. “Soñadores” es desde entonces el término con el que se conoce a los jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños, de los que algunos se acogieron a la Acción Diferida (DACA), programa aprobado en 2012 y que protegía al colectivo de la deportación.

    El “sueño” de Lee simboliza una realidad que legisladores y grupos de presión olvidan con frecuencia: no todos los “soñadores” tienen origen latinoamericano y, de hecho, unos 130.000 nacieron en diferentes países de Asia, según estimaciones de Nakasec, un grupo que defiende a los inmigrantes asiáticos.

    Jie Zong, analista política del Instituto de Política Migratoria, aseguró que la mayoría de los asiáticos que deciden emigrar a Estados Unidos lo hacen para mejorar económicamente, pero otros como los nacionales de China también buscan asilo político.

    Según Zong, la mayoría elige viajar por vía aérea con permiso temporal que acaban por infringir al quedarse en EE.UU. más tiempo de lo permitido, mientras que otros viajan en barco con grupos de contrabando y algunos llegan a México para cruzar a través de la frontera común con Estados Unidos.

    Park es el apellido que une a Maro y Christine, dos surcoreanos separados por los más de 4.000 kilómetros que hay entre Virginia y California. Maro Park no tuvo “ninguna oportunidad” de trabajar legalmente cuando salió del instituto y tuvo que recurrir a labores pagadas en negro hasta que en 2012 se aprobó la regulación de los “soñadores”.

    “Antes de graduarme mi vida era bastante triste sabiendo que no iba a poder ir

    a la Facultad en condiciones, un golpe moral tremendo”, narró el joven, que antes tuvo que emigrar a Japón huyendo de la crisis financiera de Corea del Sur. Ahora, él ha perdido su DACA tras la cancelación del Gobierno.

  • Camino Seguro

    La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) avanza con “método y diálogo” y de una manera más consolidada, tras la incertidumbre que se vivió hace un año, dijo el titular de Hacienda, José Antonio González.

    La renegociación del TLCAN “va caminando, hay método y diálogo. Hace un año no sabíamos exactamente lo que iba a pasar”, dijo en rueda de prensa.

    González, acompañado del vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, destacó los avances económicos, fiscales y de consolidación de la deuda en el país. Destacó que México está mucho mejor que hace un año, especialmente por el fin de la incertidumbre que generó la llegada al poder del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump.

    “Teníamos una enorme incertidumbre de lo que iba a pasar con el TLCAN, y hoy hay método y diálogo alrededor de este tema y la negociación”, apuntó.

    Recordó que la negociación de este convenio comercial, que entró en vigor el 1994, la lleva la Secretaría de Economía junto con Relaciones Exteriores.

  • Sin acuerdo

    Presidente Trump acepta el plan si hay fondos para el muro.

    A pocas semanas del plazo que el presidente Donald Trump dio al Congreso para aprobar una legislación que proteja a los amparados por la Acción Diferida (DACA) y a días de un nuevo posible cierre parcial del Gobierno, los legisladores siguen divididos y el panorama es desalentador para los “soñadores”. A pesar de los esfuerzos de los defensores de los jóvenes de evitar llegar a estas alturas sin una solución, los esfuerzos por atar una ley que los proteja al presupuesto de 2018 no han tenido los resultados esperados, a pesar incluso de que el gobierno estuvo cerrado en enero durante tres días al no llegar a un acuerdo. “Este plazo del 5 de marzo no depende de los republicanos, ellos no quieren nada en la mesa de negociaciones a menos que los presionen”, advirtió Octavio Pescador, investigador y profesor de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

    En su opinión, todo “está en manos de los demócratas” y de la presión que exista para cumplir antes de que se llegue al 5 de marzo establecido por Trump en septiembre pasado al anunciar la decisión de cancelar este programa que ha protegido de la deportación de los jóvenes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento