Domingo, 26 Mayo 2019
BREAKING NEWS
Cartas Secretas

Cartas Secretas Destacado

Los archivos de la prensa de la casa blanca: cartas desde el despacho oval.

Estuvieron con George W. Bush el 11 de septiembre de 2001, con Barack Obama cuando anunció la muerte de Osama bin Laden y con John F. Kennedy el último día de su vida. Desde hace décadas, una docena de periodistas acceden cada día al Despacho Oval, y ahora reunirán sus notas en un archivo en Internet. “La cara del presidente se volvió visiblemente tensa y seria. Asintió. Parecía distraído y sombrío, pero reanudó su interacción con la clase”. Con esas palabras describieron los periodistas Judy Keen y Jay Carney la reacción de Bush cuando su jefe de gabinete, Andy Card, interrumpió un acto del entonces presidente en una escuela de Florida y le susurró al oído: “Han atacado Estados Unidos”.

Keen y Carney formaban parte ese día, el 11-S, del “pool” de la Casa Blanca: un grupo compuesto por trece o catorce periodistas, fotógrafos y camarógrafos que tienen el privilegio de acceder a todos los actos del presidente de EE.UU., y la misión de contar lo ocurrido en ellos a miles de reporteros interesados en el tema. “Tener ese día a periodistas (en Florida y) en el Air Force One significó que pudimos saber que el presidente estaba bien y, más o menos, cuál iba a ser su reacción inicial (a los atentados). El ‘pool’ es muy, muy importante”, dijo el presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA), Olivier Knox. Los informes que envían cada día los periodistas del “pool” llegan a la bandeja de correo electrónico de miles de reporteros, que encuentran en ellos una ventana a lugares como el Despacho Oval y el Air Force One, cuyas reducidas dimensiones obligan a limitar la presencia de la prensa. Esas minuciosas descripciones del día a día en la Casa Blanca, conocidas en inglés como “pool reports”, se trataron durante décadas como una mera herramienta para los periodistas que podía tirarse a la basura al comenzar la siguiente jornada informativa. “Los detalles más coloridos y significativos de cualquier momento importante están incluidos en esos ‘pool reports’, pero esencialmente se pierden porque no hay ninguna base de datos pública donde la gente pueda buscarlos”, explicó la periodista Margaret Talev, expresidenta de la WHCA. Hace unos años, a Talev y a otro periodista se les ocurrió crear “una base de datos en la que la gente pudiera buscar palabras clave, como ‘Obama’, ‘cafetería’ y ‘campaña’, o ‘Bush’, ‘terrorismo’ y ‘abrazo’, y ver cualquier informe relevante del pool”, recordó. La WHCA presentó formalmente ese proyecto, un “archivo presidencial” que reunirá los “pool reports” de la historia reciente en una página web gestionada por la Universidad de Maryland.

A lo largo de los próximos “uno o dos años”, la universidad reunirá los informes “enviados por correo electrónico”, y “en una segunda fase, se escanearán manualmente las copias de papel que puedan encontrarse de Administraciones más antiguas”, apuntó Talev. Nadie parece saber la fecha exacta del primer “pool report”, pero “en general, la gente está de acuerdo en que cuando comenzaron los viajes regulares en avión, que fue durante (la Administración de Dwight) Eisenhower (1953-1961), comenzó el sistema moderno de ‘pool’ de la Casa Blanca”, sostuvo Knox.

Cuando Knox comenzó a cubrir la Casa Blanca, a finales de 2000, el periodista encargado de escribir el “pool report” lo entregaba a la oficina de prensa, que “lo imprimía en un mimeógrafo”, una antigua copiadora que solía usarse en las escuelas. “Los sacaban de esa máquina, los ponían en bandejas de plástico en la sala de prensa, y todos corríamos por ellos”, recordó Knox.

En esas páginas cabían desde noticias dignas de parar las rotativas a los detalles más mundanos de la vida presidencial. “Alguien tiene que estar ahí para decir: el presidente está jugando hoy al golf”, señaló la decana de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Maryland, Lucy Dalglish, que coordina el proyecto para archivar los informes.

La WHCA ya ha localizado “pool reports” de la década de 1980, y no pierde la esperanza de encontrar a más nostálgicos que, como recuerdo de su etapa en la Casa Blanca, tengan guardadas en el sótano cajas llenas de “viejas noticias”.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Ataque Armado

    Varios hombres armados ingresaron a un bar en el norte de Brasil y mataron a seis mujeres y cinco hombres, según reportes noticiosos. Las autoridades sólo confirmaron que ocurrió "una masacre" pero no dieron detalles. La policía reportó que siete individuos participaron en el ataque en la ciudad de Belén, en el estado de Pará, en el que también resultó herida una persona. Arribaron al lugar en una motocicleta y tres automóviles.

    "Se confirma que hubo una masacre", señaló Natalia Mello, portavoz del estado de Pará, sin dar más detalles. Funcionarios estatales de comunicación dejaron de responder a llamadas telefónicas. La policía militar y la civil de Pará tampoco respondieron a llamadas y correos electrónicos en busca de comentarios.

    A fines de marzo, el gobierno federal envió tropas de la Guardia Nacional a Belem para reforzar la seguridad en la ciudad durante 90 días.

    Brasil registró un máximo histórico de 64,000 homicidios en 2017, de los cuales el 70% fue con armas de fuego, según estadísticas oficiales. La mayor parte de la violencia en Brasil está relacionada con el crimen organiza do. En enero pandillas atacaron diversos puntos de Fortaleza, paralizando esa ciudad después de que comercios, autobuses y taxis dejaran de operar.

    En Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande del país, se registran tiroteos a diario entre grupos rivales o entre delincuentes y la policia, enfrentamientos que a menudo resultan en la muerte de civiles inocentes. Fogo Cruzado, un grupo que monitor e a las balaceras en el área metropolitana de Río, indicó que en los primeros 100 días del año se han registrado 2,300 tiroteos en Río de Janeiro y el área conurbada. Los asesinatos atribuidos a disparos de la policia en elestado de Río de Janeiro alcanzaron un máximo histórico, con un incremento del 18% en los primeros tres meses de 2019.

  • Alianza para competir

    Los rivales históricos Sony y Microsoft se han unido para combatir en el mercado contra Google y su anunciada stadia, el mercado de los videojuegos entra en una nueva guerra comercial.

    Estas alianzas al más puro estilo Game Of Thrones no se dan todos los días. Microsoft y Sony, rivales en el competitivo mundo de los videojuegos, firmaron un acuerdo para unir sus servicios de cloud gaming en un futuro cercano, donde posiblemente PlayStation y sus servicios de juegos en la nube -como PS Now existan en Azure, la plataforma cloud del gigante de Redmond. La inusual coalición va de la mano con una eventual colaboración e intercambio de información entre ambas empresas, lo que podría significar desde multiplayer compartido hasta una nueva plataforma de juego en la nube, que compita codo a codo con la anunciada Google Stadia.

    Además, ambas companias acordaron colaborar en el desarrollo de semiconductores -algo en lo que ninguna destaca demasiado- e inteligencia artificial, que puede apoyar directamente a productos de consumo como videojuegos y soluciones de sensores que usen Azure AI, integrados a la tecnología de Sony. Un acuerdo de estas caracteristicas no es menor, y la razón cae de perogrullo: el servicio de la gran G es un peligro para los fabricantes como Nintendo o Sony, que continúan en una guerra por llevarse a los gamers a su propio terreno y en un hardware dedicado. Por otro lado, ambas empresas quieren apostar por juegos en la nube que llegan a tu dispositivo por streaming: PS Now tiene ya una biblioteca bastante grande de titulos, pero funciona pobremente en mercados que no sean Japón o Norteamérica; Microsoft también nos ha hablado de xCloud. Ambas opciones, al igual que Stadia, todavía siguen en una etapa temprana.

  • Avanza T-Mec

    México celebra que la suspensión de aranceles “abre el camino” al T-Mec.

    El Gobierno de México celebró que el levantamiento de los aranceles que impuso Estados Unidos a su acero y aluminio “abre el camino” para ratificar el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y anunció la suspensión de los aranceles impuestos como represalia.

    “Recibimos con gran entusiasmo la decisión del presidente Trump de eliminar los aranceles impuestos a México y Canadá al acero y aluminio. Esta acción abre el camino para avanzar hacia la ratificación del TMEC”, publicó en Twitter el subsecretario para América del Norte del Gobierno mexicano, Jesús Seade. En un comunicado, la Presidencia de México detalló que se alcanzó un acuerdo con Estados Unidos de modo que “se levantan dichos aranceles, quedando sin cuotas el acero y el aluminio” de México.

    “Por su parte, México se compromete a eliminar todos los aranceles que impuso como represalia por las medidas adoptadas por el Gobierno de Estados Unidos”, añadió el comunicado.

    También informó que ambos países acordaron “poner fin a todos los litigios pendientes entre ellos ante la organización Mundial del Comercio (OMC)” sobre este asunto e implementar “medidas para prevenir la importación de aluminio y acero a precios de ‘dumping’”. El Gobierno mexicano consultó este acuerdo con el canadiense, país que también forma parte del acuerdo comercial pendiente de ratificación. El presidente de estadounidense, Donald Trump, confirmó que su Gobierno ha alcanzado un acuerdo con México y Canadá para eliminar los aranceles estadounidenses al acero y el aluminio, y confió en que eso allane el camino para la ratificación del T-MEC.

    “Acabamos de alcanzar un acuerdo con Canadá y México, y venderemos nuestros productos a esos países sin la imposición de aranceles, o de grandes aranceles”, afirmó Trump durante un discurso ante una conferencia de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EE.UU. “Espero que el Congreso (estadounidense) apruebe pronto el T-MEC, para que nuestros agricultores tengan más éxito todavía”, añadió. A cambio, Canadá también se comprometió a retirar las represalias comerciales con las que respondió a esos aranceles, valoradas en 16.000 millones de dólares, según un comunicado conjunto. En mayo del año pasado, Donald Trump inició una guerra comercial al imponer aranceles a la importación de acero y aluminio a la Unión Europea, Canadá y México.

    Como respuesta, México suspendió el tratamiento arancelario preferencial a una amplia variedad de mercancías procedentes de Estados Unidos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento