Miércoles, 20 Junio 2018
BREAKING NEWS
Anti-Semitismo

Anti-Semitismo

No lo ven como algo justo, ni tampoco tienen la certeza de un por qué. Una ola de antisemitismo está golpeando desde comienzos de año a Estados Unidos, donde numerosos centros judíos han recibido más de 100 amenazas de bomba y sufrido ataques a cientos de tumbas en cementerios.

Según la Asociación de Centro Comunitarios Judíos de Norteamérica, más de 80 de sus centros padecieron intimidaciones telefónicas, detectadas en 33 estados de EE.UU. -y 2 provincias canadienses durante enero, febrero y marzo.

Esos centros comunitarios judíos recibieron llamadas para desalojar sus instalaciones, entre las cuales se encuentran colegios, por amenazas de bomba que acabaron siendo falsas.

Además, la vandalización de un cementerio judío de Rochester (Nueva York), que se registró el pasado jueves, supone el tercer asalto a cementerios judíos en el país.

Esta destrucción de lápidas se suma a las cientos de tumbas que fueron destrozadas en los cementerios judíos de Filadelfia y Saint Louis (Misuri), adonde se desplazó la semana pasada el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, a condenar esos actos.

El director regional en Nueva York de la Liga Antidifamación (ADL, por sus siglas en inglés), Evan Bernstein, ha asegurado que la actual ola de antisemitismo en el país norteamericano es “sin precedentes”. De momento, el único detenido por 8 de las 100 amenazas es Juan Thompson, un hombre afroamericano de 31 años de edad que ha mostrado a través de sus redes sociales su rechazo al presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, y que mantenía una campaña para hostigar a su expareja haciéndose pasar por ella para intimidar.

El sospechoso, detenido en el estado de Misuri y acusado de acciones de acoso cibernético con una sentencia máxima de cinco años de cárcel, trabajaba como periodista para el portal de investigación informativa Intercept, pero fue despedido el año pasado.

El director ejecutivo del Instituto para el Estudio de Antisemitismo Global y Política (ISGAP), Charles Asher Small, aseguró que el antisemitismo actual proviene tanto de la extrema derecha, que se ha reforzado en EE.UU., como de la extrema izquierda.

Las elecciones presidenciales de noviembre pasado, que ganó Trump, supusieron el surgimiento del “alt-right”, un movimiento de extrema derecha relacionado con un sentimiento anti-inmigración, el antisemitismo y un desprecio por la corrección política.

Varios miembros prominentes del “alt-right” han apoyado activamente a Trump e incluso uno de sus grandes líderes, Steve Bannon, es el estratega jefe de la Casa Blanca. “Los ataques a los que nos enfrentamos ahora no tienen sus orígenes en el Gobierno de Trump, pero es cierto que los discursos antisemitas, contra otras minorías e inmigrantes son peligrosos”, añadió Small, en referencia a los polémicos comentarios del magnate sobre algunas minorías.

Tras recibir críticas por no condenar las acciones contra los judíos estadounidenses, Trump inició este martes su primer discurso ante el Congreso condenando el antisemitismo como una forma de odio y maldad.

“Las recientes amenazas contra los centros comunitarios judíos y el vandalismo de los cementerios judíos (…) nos recuerdan que, si bien podemos ser una nación dividida en políticas, somos un país que condena el odio y el mal en todos sus formas”, dijo el presidente.

El Buró Federal de Investigación (FBI), que se reunió este viernes con asociaciones judías, aseguró en un comunicado que la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia está investigando “posibles violaciones de los derechos civiles”.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Sin Separación

    Decenas protestan en san Diego por separación De familias inmigrantes.

    Decenas de personas se manifestaron a las afueras del centro de detención en Otay Mesa, en San Diego, para exigir que se detengan la separación de familias inmigrantes y que se les otorgue un trato digno.
    “¡No están solos!”, gritaron los concentrados, cerca de un centenar, por medio de altavoces ante la mirada del personal de seguridad del centro de detención, a la vez que despotricaron contra la política de “tolerancia cero” adoptada por el Gobierno de Donald Trump que ha motivado la separación de menores de sus padres.
    Según cifras oficiales, al menos 1.000 niños han sido apartados de sus padres desde mediados del mes de mayo por ICE.
    En los últimos días, decenas de inmigrantes, entre ellos miembros de la caravana centroamericana que se entregó en la frontera en búsqueda de asilo, denunciaron malos tratos al interior del centro de detención.
    “¿De qué sirve que nos digan que están bien si creemos que a ellos no les han preguntado cómo se sienten de estar separados de sus madres?”, cuestionó un grupo de madres inmigrantes a través de una carta que fue leída por activistas del grupo activista “Pueblos Sin Fronteras”.
    La entrada en vigor de las nuevas medidas en materia de inmigración generaron en las últimas semanas un aumento de las redadas,
    los juicios masivos y las separaciones familiares, lo que ha causado indignación entre organizaciones defensoras de derechos humanos que han calificado dicha práctica de “cruel e inhumana”.
    En medio de la protesta los activistas pudieron hablar por teléfono con Édgar, un inmigrante retenido al interior del centro de detención, quien dijo no se le permitió salir ni a él ni a sus compañeros al patio mientras se realizaba la acción.
    “Exigimos justicia y que se nos trate como personas que somos, no somos criminales”, manifestó.
    Los manifestantes leyeron otra carta firmada por 37 inmigrantes centroamericanos y en la que denuncian “discriminación, condiciones precarias y falta de atención médica” al interior del centro en Otay Mesa, una queja que es investigada por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés.
    “Realmente no sorprende, pero es importante que las personas detenidas aquí están encontrando el espacio para denunciar los atropellos que están viviendo”, comentó Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos de San Diego.
    Entre las manifestante figuró la salvadoreña Jenni, que llegó a Estados Unidos con una caravana que se entregó el año pasado y, tras pasar meses en el centro de detención de O`tay Mesa, ahora continúa su proceso con un grillete electrónico.
    “Cuando yo estuve en la detención hubo varias protestas y nosotros escuchábamos y esas personas nos daban aliento para poder seguir, porque cada día ahí es como un infierno”, dijo a medios.

  • Pide Paciencia

    Horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dinamitara el acuerdo de mínimos alcanzado en la Cumbre del G7 en Canadá, el exdirector de la CIA John Brennan criticó hoy las “políticas proteccionistas” y “payasadas” del mandatario y pidió paciencia a los “aliados y amigos” del país.

    “Tus equivocadas políticas proteccionistas y payasadas están dañando nuestra posi- ción en el mundo, así como nuestros intere- ses nacionales. Tu forma de ver el mundo no representa los ideales estadounidenses”,  dijo Brennan en un mensaje de Twitter en respuesta a un tuit de Trump en el que insultaba al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. En su mensaje, publicado horas después de abandonar la localidad canadiense de La Malbaie, donde se celebró estos días la Cumbre del G7, el presidente culpaba a Canadá de su decisión de no suscribir en su totalidad el comunicado conjunto firmado por el resto de países y no dudó en insultar a Trudeau, al que llamó “deshonesto y débil”.

    Ante este panorama, Brennan hizo un claro llamamiento a la comunidad internacional. “A nuestros aliados y amigos: sed pacientes, el señor Trump es una aberración temporal. Los Estados Unidos que conocíais volverá”, aseguró.

    En sentido similar se expresó, James Comey, quien se ha convertido en el azote del presidente desde que éste le despidió por su papel en la investigación del la llamada ‘trama rusa’. “Nuestra relación en asuntos de seguridad nacional con Canadá es vital y salva vidas estadounidenses. Se construyó a lo largo de generaciones y es mayor que cualquier persona o disputa. Todo esto quedará atrás”, sostuvo Comey.

  • Aumentan Las Dudas En Texas

    Aumentan los heridos y las dudas en torno al tiroteo.
    El Buró Federal de Investigaciones (FBI) elevó hoy a 13 el número de heridos en el tiroteo en una escuela de Santa Fe (Texas), mientras seguía tratando de aclarar que llevó a un joven de 17 años a emprender la masacre en la que perdieron la vida diez personas. Entre los heridos se encuentran los dos agentes de seguridad del instituto, cuyo estado de salud es “crítico pero estable” dentro de la gravedad, según confirmó el jefe de policía del Departamento de Santa Fe, Walter Braun, en una conferencia de prensa.
    Braun explicó que ambos oficiales, encargados de vigilar el centro educativo, actuaron “de la mejor forma posible” y que recibieron entrenamiento para res ponder a este tipo de situaciones, por lo que sus lesiones se deben a la magnitud del ataque y no a una falta de competencia.
    “Hicieron lo que tenían que hacer según el protocolo, acudieron inmediatamente, trataron de detener al sospechoso y estamos orgullosos de su trabajo”, comentó. Las autoridades policiales no quisieron revelar más detalles, al tratarse de una investigación en curso, sobre las posibles motivaciones que lleva- ron al joven de 17 años Dimitrios Pagourtzis a matar a diez personas, la mayoría de ellas compañeros de la misma escuela.
    Los estudiantes comentaron a diversos medios locales que el presunto asesino era un chico tranquilo, bastante tímido y poco hablador que jugaba en el equipo de fútbol americano de la escuela, por lo que resultaba “inimaginable” que cometiera estos actos.
    Sin embargo, en el per l de Pagourtzis en Facebook se pueden ver fotografías en las que muestra iconos totalitarios, des- de el comunismo hasta elementos de estética neonazi.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento