Jueves, 12 Diciembre 2019
BREAKING NEWS
Pide la paz

Pide la paz

El expresidente de Bolivia Evo Morales tiene “mucho miedo” a que la actual crisis, con al menos una veintena de muertos, desemboque en una guerra civil por lo que apela al “diálogo nacional” y a que sus seguidores no se dejen llevar por la violencia.

En una entrevista con Efe, Morales reclamó un “gran diálogo nacional” como única manera de acabar con la violencia y abrió la puerta a la mediación internacional con presencia de la ONU, la Unión Europea o la Iglesia Católica.

Con su nueva vida en México, país al que llegó como asilado político el pasado 12 de noviembre, agradece al presi- dente Andrés Manuel López Obrador salvarle la “vida”, pero no descarta “amenazas y atentados” de países “exageradamente industrializados”, en referencia a Estados Unidos.

P: ¿A quiénes atribuye las muertes violentas tras su renuncia el pasado 12 de noviembre?

R: Renunciamos justamente para que no haya más agresiones a mis compañeros. Para que no haya ese racismo. Hubo en Santa Cruz enfrentamientos entre civiles, muertos y heridos. Me duele mucho.

P: ¿Recae la culpabilidad de estas recientes muertes en las fuerzas de seguridad?

R: Las Fuerzas Armadas y los policías que conspiraron y se amotinaron ahora están matando al pueblo. Para que no haya hechos de sangre, renunciamos. Pero ahora viene el golpe de estado y una dictadura con semejante matanza.

P: ¿Hay riesgo para que se produzca una guerra civil?

R: Tengo mucho miedo. En nuestra gestión hemos unido campo y ciudad, oriente y occidente, profesionales y no profesionales. Ahora vienen grupos violentos. Pandilleros, drogadictos, pagados. Incluso se han infiltrado en las universidades. Y se organizan como paramilitares. Hago un llamado a mi pueblo, del campo o de la ciudad; pobres, humildes o pudientes, a que no podemos estar enfrentados, peleando.

P: ¿Cómo resolver la cada vez más compleja situación?

R: Quiero que sepa la población que el día domingo (10 de noviembre) yo dije ‘si quieren vamos a nuevas elecciones y si tiene mucho miedo al Evo, sin Evo Morales’. Pero tampoco aceptaron. Era ‘Evo fuera’, y renuncié para evitar un baño de sangre, pero fue peor porque así es la derecha boliviana.

P: Le han advertido que tiene cuentas pendientes con la justicia en Bolivia.

R: No entiendo semejante mentira, vengo de una familia muy humilde y los valores que aprendí en la familia son “No robar, no mentir, no ser flojo”. He llegado a la presidencia con la verdad y con la honestidad.

P: ¿Hay posibilidades de que se convoquen en breve elecciones? ¿Se atrevería a regresar y a ser candidato?

R: No estoy aferrado a ser candidato. Aunque ganamos en la primera vuelta las elecciones lamento mucho ese informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que tomó una posición política, y no técnica o jurídica. Después de tanta masacre la situación política ha cambiado. El pueblo se ha movilizado y dice ‘fuera la dictadura”.

P: ¿Es posible el diálogo como la única solución?

R: No tengo otra alterna- tiva que tener una gran diálogo nacional. Es importante la participación de partidos que han perdido las elecciones. Nosotros, yo, quiero participar en el diálogo. Pasaron del racismo al fascismo, y del fascismo al golpismo que estamos viviendo en este momento.Mi delito es ser indígena, es una cuestión de clases, no nos perdonan que nacionalizáramos los recursos naturales.

P: ¿Se pueden llevar a cabo los cambios en Bolivia sin Evo Morales?

R: Tal vez mi error fue aceptar la candidatura (que le ofrecieron) los militantes y los movimientos sociales. Una candidatura basada en una sentencia constitucional.

P: ¿Quién podría ser su sucesor?

R: Nosotros nos manejamos orgánicamente. Como fuerzas sociales tenemos que debatir. Aunque sí cueste consensuar quién quisiera ser candidato, quién quisiera ser presidente.

P: ¿Pero sí costará encontrar al nuevo Evo Morales?

R: Yo soy muy optimista.

P: ¿Qué papel puede jugar la comunidad internacional?

R: Mi gran deseo es que haya diálogo con mediadores. Pero el primer planteamiento va a ser recuperar la democracia. Mi posición es que haya diálogo con mediadores y va a ser por tres cosas: por la vida, por la democracia y por la patria. Qué bueno sería que España o (José Luis Rodríguez) Zapatero, experto en mediación o Pepe Múgica u otros gobiernos se sumen a la mediación para la pacificación.

P: ¿Considera viable la mediación de la Unión Europea?

R: Lamentablemente algunos países de la Unión Europea tomaron una posición. No me gustó. Pero pese a esto, bienvenido, para nosotros el diálogo es importante. Y no solamente la Unión Europea, la Iglesia Católica y también las Naciones Unidas.

P: ¿Y en el caso específico de España, con un gobierno de izquierdas, cómo vería su papel a futuro?

R: Todos, excepto algunos países como Inglaterra. Pero puede ser España. Tengo buena relación con el presidente de Francia.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento