Jueves, 21 Febrero 2019
BREAKING NEWS
¡Por Fin!

¡Por Fin! Destacado

Llega la hora de la verdad para López Obrador.

Tras recibir un sólido mandato popular con su victoria en la elección presidencial de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador afronta ahora el enorme reto de hacer posible el gran cambio político que ha prometido. Acabar con la corrupción y la impunidad, reducir los niveles de violencia y mejorar las condiciones de vida de los mexicanos son las prioridades a las que se enfrenta López Obrador, que ha ganado la Presidencia en su tercera oportunidad tras sus derrotas en 2006 y 2012.

Junto al fuerte apoyo popular con alrededor de 50 % de los votos, López Obrador recibió, nada más cerrar los centros electorales, el reconocimiento de su victoria por parte de sus tres oponentes en la elección presidencial, lo que constituye un hecho sin precedentes en la política mexicana.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, felicitó rápidamente a López Obrador en un mensaje vía Twitter y se ofreció a trabajar juntos “por el beneficio

mutuo de Estados Unidos y México”. La principal organización de los empresarios mexicanos, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), le felicitó también y se ofreció a trabajar con el nuevo presidente para el bien de México.

Todos estos apoyos otorgan a López Obrador una enorme legitimidad y elevan, a la vez, el desafío de cumplir con las enormes expectativas creadas. La coalición de izquierdas que lidera López Obrador, denominada Juntos Haremos Historia, ha logrado además un éxito sin precedentes al ganar en cinco de los estados en que presentaba candidatos a gobernador, según resultados preliminares, mientras el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) se enfrenta a una enorme pérdida de poder, una debacle histórica.

Los resultados, todavía provisionales, confirman que las encuestas de opinión que otorgaban a López Obrador una amplia ventaja acertaron de pleno y aseguran también la limpieza en las elecciones y la ausencia del temido fraude que dominó durante décadas el sistema político mexicano.

Para López Obrador llega, por tanto, su hora de la verdad para un político profesional que comenzó en el PRI en los años 70, que participó en la fundación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y hace cuatro años creó el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que encabeza la coalición de izquierdas que lidera.

Hacer posible un cambio real y cumplir las promesas electorales son los grandes desafíos del próximo presidente, además de equilibrar sus tendencias populistas

con el político pragmático que demostró ser en su gestión de jefe de Gobierno de Ciudad de México (2000-2005). Los sectores conservadores de México y una parte de la clase empresarial temen sus tendencias cuasitotalitarias por sus fuertes convicciones propias y lo complicado que resulta hacerle cambiar de opinión.

Los empresarios que respaldan a López Obrador, como Alfonso Romo, no temen que la nueva administración, que comenzará su gestión el próximo 1 de diciembre, aplique un modelo radical que eche al traste las reformas estructurales de los últimos años.

En materia económica López Obrador repitió en su discurso triunfal que no habrá nacionalizaciones ni expropiaciones, y que tampoco subirá los impuestos ni aumentará la deuda pública del país. ¿De donde saldrá entonces el dinero para pagar los programas sociales que ha prometido? Programas sociales que van desde las ayudas a los pobres, los discapacitados, los ancianos o desempleados, a semejanza de los programas populares que aplicó cuando fue alcalde de la capital.

Su respuesta básica al interrogante de cómo pagar estos programas es que los fondos vendrán de las estrictas medidas de austeridad en la gestión de gobierno y de la lucha contra la corrupción que reportará a las arcas del gobierno más de 20.000 millones de dólares anuales.

Su modelo de político austero y frugal se asemeja al del ex presidente de Uruguay José Mujica. Un momento clave de la nueva administración vendrá con las decisiones sobre la continuidad o no de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México o la continuación de la reforma energética que comenzó en 2014 y que supuso el fin del monopolio estatal sobre la explotación de los hidrocarburos. López Obrador comenzó la campaña electoral prometiendo que cancelaría esa y otras reformas, pero como ganador habló ya de revisar y no cancelar esos contratos, en una muestra del pragmatismo al que parece obligado.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • 15 años de carrera

    Se cumplen 15 años del debut de Ochoa como profesional.

    Guillermo Ochoa está de manteles largos y festejó 15 años de debutar con las Águilas del América. El guardameta mexicano se hizo presente en un partido ante Monterrey en la jornada 5 del Clausura 2004, fecha en la que, tras una lesión de Adolfo Ríos, en aquel entonces el arquero titular de las Águilas, Ochoa salió como titular con tan sólo 18 años de edad. Fue Leo Beenhakker, el técnico que le dio la confianza al mexicano. Tanto la cuenta de la FIFA y del Standard Lieja recordaron el momento y la buena trayectoria.

    “Los XV de Memo”, escribió el conjunto belga en Twitter, mientras que la cuenta de la FIFA redactó “¿Recuerdas este paradón espectacular en Brasil 2014? Memo Ochoa, el protagonista, debutó hace 15 años en la Primera del Club América. ¡Qué carrera, Ochoa!”, acompañado de un video de la atajada del Mundial de Brasil 2014.

  • Presionan a Maduro

    La OEA busca subir la presión a Maduro con propuestas de cambios electorales.

    La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) buscó aumentar la presión sobre el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al anunciar una serie de propuestas para cambiar el sistema electoral en unos comicios que convocaría el líder opositor Juan Guaidó.

    Esas propuestas incluyen la creación de un grupo de expertos con la misión de elaborar un “diagnóstico” sobre las “debilidades y puntos críticos” del actual sistema electoral, explicó Brenda Santamaría, jefa de sección del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA.

    En una reunión del Consejo Permanente, Santamaría expuso los “tres cursos de acción” que han elaborado los expertos de la OEA para “sanear” el sistema electoral de Venezuela y crear las condiciones para unos comicios con “garantías” en el momento en que los convocara Guaidó. “Planteamos conformar un grupo de expertos electorales que trabaje para la elaboración de un diagnóstico más detallado que contenga las debilidades y puntos críticos del sistema para presentar las medidas que permitan corregirlos”, dijo Santamaría.

    Ese “grupo de expertos electorales” podría crearse, de manera inmediata, una vez que presenten una solicitud formal los representantes de Guaidó, quien el 23 de enero se declaró presidente “legítimo” de Venezuela al considerar que Maduro “usurpa” la jefatura del Estado.

    La segunda medida que propuso la Secretaría General consiste en crear otro ente integrado por “autoridades electorales de la región para poder compartir buenas prácticas y compartir asesoría durante las fases de preparación de la elección”, detalló Santamaría. La tercera y última propuesta es desplegar una misión de observación electoral destinada a dar seguimiento al proceso electoral “en todas las etapas” con “observadores de largo plazo” en los 23 estados de Venezuela y su distrito capital.

    Esas dos últimas propuestas solo podrían implementarse si Maduro deja el poder y es sustituido por Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente por más de medio centenar de naciones.

    Maduro, en el poder desde 2013, volvió a tomar posesión de su cargo el 10 de enero como fruto de unas elecciones no reconocidas por parte de la comunidad internacional.

    En esos comicios, se inhabilitó “arbitrariamente” la candidatura de líderes de la oposición, se limitó la participación de los venezolanos.

  • Presidente pide no estigmatizar

    Cierran albergue en frontera de México con EEUU.

    La fronteriza ciudad mexicana de Piedras Negras comenzó a cerrar el albergue de migrantes, tras reubicar a más de la mitad de los que llegaron a principios de febrero con el objetivo de cruzar a Estados Unidos.

    El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, informó que de los 1.672 migrantes que arribaron a esta población fronteriza con Estados Unidos desde el 4 de febrero, ya solo están 787 por lo que se ha cerrado una de las dos bodegas habilitadas como albergue. Los migrantes, centroamericanos en su mayoría, fueron enviados durante los últimos días en autobuses a otras ciudades mexicanas como Reynosa, Hermosillo, Juárez, Monterrey, Acuña y Matamoros donde tendrán mayor acceso a ofertas de empleo, indicó.

    Al menos 70 más fueron deportados y un centenar ya emprendió el regreso voluntario a sus países, explicó el alcalde sobre la campaña de reubicación de los migrantes que entraron a esta ciudad mexicana del norteño estado de Coahuila.

    El Instituto de Migración en México informó que había aprobado la tarjeta de visitante por razones humanitarias a 777 centroamericanos y caribeños y que 607 solicitantes fueron rechazados por lo que deberán salir del país en los próximos 30 días.

    El alcalde Bres Garza detalló que el contingente que quedó en el albergue, se divide en quienes están a la espera de su resolución, y quienes ya obtuvieron la negativa y sopesan las opciones.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento