Miércoles, 20 Junio 2018
BREAKING NEWS
Lo que salió bien y lo que salió mal del acuerdo de paz de El Salvador 25 años después de su firma

Lo que salió bien y lo que salió mal del acuerdo de paz de El Salvador 25 años después de su firma

Este lunes se conmemora en El Salvador el aniversario número 25 de la firma de los Acuerdos de Paz que se firmaron en Chapultepec, México, el 16 de enero de 1992, que pusieron fin a 12 años de guerra civil en ese país.
Más de dos décadas después el de El Salvador es visto como un proceso de paz ejemplar pues no solo logró terminar con un conflicto armado que desangró al país durante más de una década, sino que logró una reconciliación política que permitió elecciones libres e incluso la llegada al poder de exguerrilleros.
Sin embargo, en el posconflicto, el acuerdo no logró pacificar al país, pues actualmente El Salvador es uno de los más violentos del mundo, según cifras del Banco Mundial y de las Naciones Unidas.
Douglass Cassel, asesor jurídico de la Comisión de la Verdad de ONU para el proceso de Paz de El Salvador y actualmente integrante del Instituto Krok de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame, analizó en CNN en Español los pros y los contras de los Acuerdos de Chapultepec, 25 años después.
Lo positivo
Según Cassel, entre los aspectos positivos de estos acuerdos hay que resaltar que se puso fin a un conflicto armado y que desde entonces no ha habido otras actividades militares en el país. Además, resalta el hecho de que dos antiguos enemigos pudieran gobernar al país en conjunto.
“Eso es raro en el mundo, ver que dos exopositores militares logran participar pacíficamente en un gobierno con elecciones democráticas”, dijo Cassel sobre el hecho de que el partido ARENA y el FMLN gobernaran en conjunto.
En El Salvador, después de la firma de los Acuerdos de Chapultepec en enero de 1992, se realizaron las primeras elecciones en el periodo de paz. Allí por primera vez participó el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) que de ser un grupo guerrillero pasó a ser un partido político luego de dejar las armas.
Dos años después de la firma de la paz, del FMLN fueron elegidos 21 de 84 parlamentarios en la Asamblea Legislativa (casi el 25%), así como 21 alcaldías, recogiendo el 21,39% del total de votos válidos en el país, según la página web de ese movimiento político.
Rubén Zamora, candidato presidencial del FMLN obtuvo el 31,6% de votos en la segunda vuelta presidencial del 34 de abril de 1994, frente al 68,3% Armando Calderon Sol del partido ARENA, según recoge la base de datos política de la Universidad de Georgetown.
Diecisiete años después, en 2009, Mauricio Funes, un candidato del FMLN, fue elegido como presidente.
Una de las firmantes de los Acuerdos de Paz de Chapultepec, Nidia Díaz, actual diputada por el FMLN, dice que la bandera de este proceso fue la participación política de los cuales todos pueden gozar ahora.
“Hay libertades que antes no se tenían. Esas libertades le permiten a la gente luchar por propósitos políticos, por las ideas. Ya nadie te va a matar, desaparecer, ni meter a la cárcel por una la idea”, le dijo Nidia Díaz a CNN en Español.
Lo negativo
¿Pero por qué a pesar de que se firmó un acuerdo de paz, el país no logró pacificarse?
Tanto Cassel como Díaz, aseguran que la falta de inclusión social fue uno de los puntos negros del posconflicto.
Cassel dice que no se tomaron “medidas efectivas para poner fin a las condiciones económicas y sociales que habían dado lugar a la guerra en un principio”.
Este hecho, añade, dio como resultado grandes problemas de pobreza y desigualdad, que han sido uno de los principales problemas de El Salvador en los últimos años.
En esto coincide Nidia Díaz —cuyo nombre original es María Marta Valladares, pero siguió usando el que era su alias como guerrillera—, pues según dice, faltó resolver el tema de la inclusión social y económica, además de fomentar la cultura de paz en el posconflicto.
“Después de la firma de los Acuerdos se vive un ambiente de libertades y derechos políticos como nunca antes, pero no por eso dejamos de tener violencia que genera la misma sociedad y la misma falta de oportunidades de un sistema económico y social”, dice.
“Hubo ausencia de fomento de valores, de principios, de solidaridad y de tolerancia; esto es un proceso que no se resuelve de la noche a la mañana”, dice Díaz. “Tenemos que fomentar una cultura de paz”.
25 años después, El Salvador aparece en el panorama mundial como el segundo más con más homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes.
Según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito citados en un informe del Banco Mundial sobre muertes violentas, en ese país se registraron 64 homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes en 2014.
Pero a pesar de la violencia diaria que azota al país, el jefe de la Policía Civil de El Salvador, Howard Cotto, resaltó el pasado mes de noviembre en una conferencia de prensa que el país había empezado a “recuperar la tendencia a la baja” en homicidios.
El 12 de enero El Salvador celebró que no hubiera ningún muerto violento en 24 horas.
En enero y febrero de 2016, una persona murió cada hora, según estadísticas de la policía y a final de ese año, hubo 5.278 asesinatos, 1.378 asesinatos menos de 2015.
Algunos sectores dicen que no hay mucho que celebrar, pues ahora se libra una guerra frontal contra las pandillas, grupos responsables, según las autoridades, del 90% de los asesinatos y que mantienen a El salvador como uno de los países más violentos.
Y aunque en los últimos días tres cabecillas de la Mara Salvatrucha mostraron su voluntad de negociar, según un reportaje del medio digital El Faro, el gobierno dice que no dialogará con grupos armados.
“No se puede dialogar con aquellos que mantienen una pistola, o que quieren mantener con una pistol en la cabeza al país”, dijo el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, el pasado 11 de enero en una reunión con el Gabinete de Seguridad.
Con el fin de buscar un nuevo acuerdo para superar los principales problemas que afronta el país, el presidente Salvador Sánchez Cerén hizo un llamado este lunes durante un acto de conmemoración por los 25 años de la firma de los Acuerdos, a diferentes sectores para buscar un nuevo acuerdo para lograr un mejor país.
Sánchez Cerén admitió que aunque “aún hay una deuda en la implementación de los acuerdos de paz”, busca impulsar el espíritu de diálogo con el nuevo acuerdo país, que, según dijo este lunes, son la segunda generación de los Acuerdos de Chapultepec pero "frente a los desafíos y necesidades actuales".

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Ignoran a Trump

    Los líderes occidentales han decidido ignorar la exaltada reacción en Twitter del presidente estadounidense, Donald Trump, que retiró su apoyo al comunicado de la Cumbre del G7 horas después del fin de la reunión, una actitud que podría repetirse en el futuro.

    Un porta voz del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró que el Gobierno canadiense está concentrado “en todo lo que hemos conseguido aquí en la cumbre. El primer ministro no dijo nada que no haya dicho antes, tanto en público como en conversaciones privadas con el president.” Varios de los otros países del G7 reafirmaron su apoyo y validez del comunicado final, en efecto obviando la reacción de Trump como ya le ignoraron en la cumbre cuando propuso readmitir a Rusia en el club de naciones.

    Francia fue uno de los países que más claramente indicó que no era “serio” intentar retirar el apoyo del comunicado final del G7 horas después de su firma.

    Precisamente fue el presidente francés, Emmanuel Macron, el que 24 horas antes del inicio oficial de la 44 Cumbre del G7 en Canadá, apuntó a que la mejor forma de lidiar con la inconsistencia y arbitrariedad de Trump es ignorarle. Durante una rueda de prensa con Trudeau en Ottawa, el president francés dijo, refiriéndose a Trump, que ningún líder “vive para siempre”, apuntando a que su estancia en la Casa Blanca terminará.

  • Muerte Bajo Fuego

    El volcán de Fuego ya deja 75  muertos y el Presidente de Guatemala pide “paciencia.”

    La violenta erupción del volcán de Fuego en Guatemala deja ya 75 muertos, 46 heridos,  46 heridos, más de 1,7 millones de afectados y un número no precisado de desparecidos, mientras el presidente Jimmy Morales, en una visita a la zona de la tragedia, pidió “paciencia” a los habitantes. En un recorrido por la comunidad de El Rodeo, en el departamento sureño de Escuintla, una de las áreas más devastadas, Morales dijo que su Gobierno ha declarado el estado de calamidad pública con el fin de atender la emergencia y reparar la infraestructura dañada por las toneladas de rocas y arena que cayó sobre las poblaciones.

    El presidente Morales, acompañado de su esposa la primera dama Patricia Marroquín, hizo un llamado a la calma, a la serenidad, y también pidió “paciencia” a los habitantes. Agregó que se cuenta con cocinas móviles del Ejército para dar alimentos calientes a los damnificados, y que hay suficiente aqua potable y, “bendito sea Dios”,  también provisiones para cubrir la emergencia.

    La portavoz del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Mirna Zeledón, dijo que en las últimas horas la cifra de fallecidos se ha elevado y que de las 62 víctimas mortales confirmadas solo 13 han sido identificados.

    Indicó que fueron registrados 8 fallecidos en la comunidad de Alotenango, en el central departamento de Sacatepéquez, 6 cuerpos ubicados en la morgue del sureño departamento de Escuintla, donde también fueron agrupados 48 cadáveres en el salón de la aldea Hunahpú.

    Zeledón mencionó que la causa de muerte de la mayoría de los 62 fallecidos fue “asfixia por sofocación”.

    Las autoridades están en una alerta institucional mientras brigadas de varias instituciones, entre ellas el Ejército, se abren paso entre las toneladas de rocas, arena y ceniza lanzada por el volcán.

    La cifra de desaparecidos es incierta. La brigadas de rescate levantaban con sus propias manos las láminas de los techos en busca de sobrevivientes y a veces se apoyan con palas. Junto a los cuerpos que han sido localizados también se han encontrado animales domésticos quemados, entre ellos gallinas.

    Los heridos, algunos en estado crítico, son 46, en tanto que 1.689 están albergados. En total suman 1.702.130 los afectados y 3.265 los evacuados. Sólo en el departamento sureño de Escuintla, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) tiente habilitados 11 albergues para atender a los damnificados por la furia del volcán, situado entre los límites de los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca. Casas, vehículos y animales domésticos quedaron soterrados entre los escombros que descendieron del coloso, de 3,763 metros sobre el nivel del mar, el más activo de los 32 que tiene Guatemala.

    La erupción del volcán provocó el cierre del aeropuerto internacional La Aurora, de la capital, y la cancelación de al menos 14 vueltos comerciales. Las operaciones fueron reanudadas con un puente aéreo de ayuda humanitaria para los afectados, pero también se dio luz verde para los vuelos internacionales, luego de que las brigadas limpian la pista de aterrizaje hasta donde cayó la ceniza del volcán. De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el coloso de Fuego ha vuelto a su normalidad, pero aún mantiene explosiones moderadas, con lo que no descarta que se registre una nueva erupción.

    El ente científico alertó que las barrancas de las faldas del volcán están llenas de material incandescente y que la principal amenaza son las lluvias que pueden provocar avalanchas hacia las comunidades asentadas en sus alrededores. Diversas instituciones se han convertido ya en centros de acopio para recolectar ayuda para los damnificados, mientras que los empresarios han ofreciendo todo su apoyo para hacer frente a los desastres causados por la erupción.

    Además, los Gobiernos de Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Israel, Colombia, Estados Unidos, entre otros, han ofrecido su ayuda a Guatemala para atender la emergencia.

  • Siguen de cerca los resultados

    La ONU “toma nota” del resultado electoral en Venezuela.

    El secretario general de la ONU, António Guterres, ha “tomado nota” de los resultados de las elecciones presidenciales en Venezuela y urge a los líderes políticos a dar respuesta a los graves problemas que sufre el país, dijo su portavoz, Stéphane Dujarric. “Más allá de la actual coyuntura política, el secretario general sigue preocupado por la situación en Venezuela ya que hay grandes retos que continúan afectando severamente al bienestar y al sustento de su gente”, señaló Dujarric durante su rueda de prensa diaria. El portavoz dijo que Guterres “llama a los actores políticos a responder a estos desafíos urgentemente, dentro del marco del respeto por el Estado de derecho y los derechos humanos”.

    Sobre los comicios en sí, Dujarric se limitó a señalar que el jefe de Naciones Unidas “ha tomado nota delos resultados”. Preguntado por la decisión de varios países de no reconocerlos, el portavoz recordó que se trata de una “prerrogativa de los Estados miembros” y dijo que la ONU no va a opinar sobre la postura que cada nación tome en este caso.

    El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, obtuvo la reelección en los comicios de este domingo con 6,1 millones de votos de los 20,5 millones de venezolanos que estaban llamados a las urnas, según la CNE 1,917,036 respaldos.

    Falcón aseguró que desconocerá los resultados por las reiteradas violaciones a los acuerdos preelectorates.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento