Jueves, 17 Agosto 2017
BREAKING NEWS
La Casa Blanca dice que está estudiando trasladar su embajada de Israel de Tel Aviv a Jerusalén

La Casa Blanca dice que está estudiando trasladar su embajada de Israel de Tel Aviv a Jerusalén

Aunque ha dicho que se mantiene comprometido a trasladar la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén, se espera que el gobierno de Trump se mueva cautelosamente en términos de tiempo, ya que se enfoca en asuntos críticos en la relación estadounidense con el gobierno israelí y consulta con sus aliados sobre el camino a seguir, según le dijeron fuentes diplomáticas.
La Casa Blanca confirmó que el presidente Donald Trump invitó al primer ministro Benjamin Netanyahu a Washington a principios de febrero en una llamada telefónica entre los dos líderes este domingo.
Un alto funcionario del gobierno dijo que trasladar la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén desde Tel Aviv sigue siendo una prioridad para el presidente, pero advirtió que no sería rápido. No se esperan anuncios este lunes o en los próximos días, dijo el funcionario, y añadió que trabajar en el tema será una de las primeras tareas en espera de Jared Kushner, consejero senior y yerno de Trump.
El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, dijo este lunes a la radio del ejército israelí que está en contacto con la Casa Blanca para trasladar la embajada a Jerusalén.
"Sé, por las conversaciones que mantengo con miembros del gobierno estadounidense, que sus intenciones son serias", dijo Barkat. "Ellos tienen varios contactos en Jerusalén que podrían proporcionar una solución. Definitivamente pienso que no se puede trasladar una embajada en un día".
Diplomáticos árabes y europeos dijeron que hay señales de que Trump y sus asesores podrían retrasar la implementación de una reubicación formal por las advertencias que funcionarios árabes y europeos le han hecho al nuevo gobierno, pues piensan que la medida podría desencadenar la violencia, socavar el proceso de paz y perjudicar a EE.UU., y poner en peligro al personal estadounidense. Ellos han instado al gobierno entrante a consultar con los aliados sobre este traslado y ponerlo en el contexto de una estrategia más amplia para abordar el conflicto entre israelíes y palestinos.
El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, subrayó este domingo que el gobierno estaba en las primeras etapas de las discusiones sobre la promesa de campaña de Trump de trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén. Cuando a Spicer se le preguntó si un movimiento sería anunciado pronto, él les dijo a los periodistas: "Estamos en las primeras etapas de discutir este tema".
La semana pasada Spicer dijo que "habrá otro anuncio" sobre el traslado de la embajada, diciendo que "el presidente ha dejado claro que Israel no ha obtenido el respeto que merece".
Sin embargo, el tema de la movilización de la embajada, que representaría un cambio importante en la política estadounidense, no fue el foco de la llamada de este domingo entre Trump y Netanyahu, según dijeron funcionarios del gobierno de EE.UU. y de Israel. Las declaraciones de ambos gobiernos sobre la llamada ni siquiera mencionaron el tema, diciendo que los dos líderes hablaron sobre Irán, Siria y la paz entre israelíes y palestinos.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • La base minera

    El hartazgo de los mineros y los trabajadores del acero dio a Donald Trump el triunfo en las elecciones y, ahora, como presidente, acude a su base más fiel para justificar decisiones tan criticadas como la de Estados Unidos del Acuerdo climático de París.

    “Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh, y no a los de París”, dijo Trump en una frase que resume su política para poner a “EE.UU. primero” (“America First”) y priorizar la creación de empleo en zonas industriales, como Pittsburgh, por encima de cualquier compromiso internacional.

    Trump recuperó el tono populista de sus actos de campaña y, frente a una audiencia mundial, prometió que la salida de EE.UU. del “injusto” Acuerdo de París impulsará el desarrollo de un “carbón limpio” que permitirá la creación de cientos de miles de empleos en las minas, en la industria del acero y en la del automóvil.

    “Las minas-aseguró- ya están empezando a abrir, tenemos una gran apertura

    en dos semanas, en Pensilvania, en Ohio, en Virginia Occidental, en tantos lugares. Una gran apertura de una nueva mina. Eso es inaudito. Por tantos, tantos años que no ha sucedido. Me preguntaron si iba a ir y lo voy a intentar”. No mencionó el nombre de la mina en su discurso, pero inmediatamente después los jefes de la mina Acosta hicieron oficial la invitación a Trump para su ceremonia de apertura. La mina Acosta, en el oeste de Pensilvania, creará entre 70 y 100 empleos y producirá 400.000 tonela das anuales de carbón, según la empresa Corsa Coal, propietaria del yacimiento.

    Esa pequeña creación de empleo apenas servirá para aliviar la dañada industria del carbón, que ha perdido 60.000 puestos de trabajo desde 2011, en gran medida debido al “boom” de la fractura hidráulica que ha convertido al gas natural en una alternativa mucho más barata que el carbón.

    En todo caso, el Acuerdo de París y las políticas medioambientales del expresidente Barack Obama han sido percibidos como el origen de todos los males por los habitantes del cinturón de óxido de EE.UU. (“rust belt”), el corredor desindustrializado que va de Pensilvania a Minnesota y que apoyó en masa a Trump.

    “La gente no gasta el dinero como antes, hay muchos negocios que han cerrado, casas tapiadas, la gente se va todo el tiempo a buscar otras oportunidades”, retrató en declaraciones Polly Bernard, de 61 años y que vive en Gillette, en el estado de Wyoming y apodada como “la capital de la energía de la nación”.

    La ciudad de Gillette ha visto crecer el desempleo y su tasa de pobreza por encima de la media nacional en los últimos años, alcanzado un pico del 6,2% de desempleo en junio de 2016, cuando la tasa media en Estados Unidos era del 4,9%, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales. Bernard encajó de mala gana las estocadas del declive. Se niega a abandonar su casa y tiene dificultades para llegar a final del mes y pagar la hipoteca. “He pasado 10 años en las minas, trabajé primero en una y luego en otra. Ganaba unos 72.000 dólares al año, más o menos. La empresa se declaró en quiebra y nos despidieron al mismo tiempo a entre 4.000 y 6.000 trabajadores.

    Eso es mucho, todo el mundo buscaba trabajo como loco y no había nada”, narró. Varios meses después del despido, Bernard consiguió un trabajo en una escuela infantil, donde gana unos 20.000 dólares al año. “Me encargo de lavar los platos. La verdad, es una lucha, una lucha continua, el dinero no es suficiente. Es una pena, es como si se estuviesen riendo de nosotros”, lamenta.

    La pérdida de capacidad adquisitiva de Bernard, su rabia y su cansancio, impulsa a Trump, quien en sus discursos pregona el comienzo de una nueva era de poder para la clase trabajadora, sometida al vendaval de la globalización.

    “¿Cuándo comenzó Estados Unidos a degradarse? ¿En qué punto empezaron a reírse de nosotros como país? Queremos un trato justo”

  • Denigra a los Hispanos

    Trump quiere denigrar a hispanos con la eliminación de español, dice escritor chileno, Gustavo Gac –Artigas.

    El presidente, Donald Trump, trata de denigrar a los hispanos con la eliminación de la versión en español de la página web de la Casa Blanca, dijo el escritor de origen chileno Gustavo Gac-Artigas, miembro colaborador de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE).
    “Está intentando negar la importancia de la población hispana, es decir, ubicarnos en lo que ellos consideran que debe ser nuestro puesto en la escala de injusticia social en los Estados Unidos”, subrayó Gac-Artigas, nacido en Santiago de Chile y que reside en el estado de Nueva Jersey desde 1995.
    En ese sentido, el escritor citó los comentarios que Trump ha hecho sobre los trabajadores hispanos de su organización que, según dijo el magnate en octubre en una entrevista, son “muy felices”, aman su trabajo y se levantan por la mañana diciendo: “No podemos esperar para ir a trabajar”, aseguró.
    “Lo ha dicho más de una vez, son buenos trabajadores hispanos, pero ¿qué trabajos hacen? Limpian. Pero sus hijos quieren estudiar, quien llegar mucho más allá”, argumentó Gac-Artigas.
    El escritor puso así en contexto social, económico y político la decisión que tomó Trump de cerrar la web en español de la Casa Blanca y las cuentas en español que el Gobierno tenía.

  • El mundo de las palabras

    “Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla jactansiosamente; a los que han dicho: Por nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor de nosotros? ... Las palabras de Jehová son palabras limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces”.  Salmo 12:

    Vivimos en un mundo lleno de palabras. Cada año salen de las prensas millones de libros, todos ellos llenos de palabras. Cada día salen al aire miles y miles de programas de radio y televisión, todos ellos con enorme acopio de palabras. Cada día en el mercado, en las fábricas, en las oficinas, en las escuelas, en las casas, la humanidad hace uso del don de la palabra. En cientos de idiomas, por todo el mundo, a cada minuto y segundo del día, palabras, y más palabras. Podríamos decir que la historia de la civilización puede trazarse en cuatro grandes etapas. Primero, cuando el hombre aprendió a usar el lenguaje para entenderse con sus semejantes. Segundo, cuando inventó la escritura, el lenguaje escrito. Tercero, cuando inventó la imprenta, la facilidad de imprimir libros, y cuarto, cuando inventó los medios de trasmitir la palabra a la distancia, por medio del telégrafo, el teléfono, la radio y la televisión. Sin las palabras que traducen ideas y conceptos, no existiría un mundo civilizado.
    El salmista bíblico está preocupado con las palabras también. Pero con las palabras que se dicen sin sabiduría, y que se lanzan al aire cargadas de altanería, del hombre rebelde contra Dios.  En este salmo dice así: “Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla jactanciosamente”  Estas palabras del salmista podrían aplicarse, por ejemplo, a los filósofos materialistas y ateos, que con palabras desaprensivas hablan contra la Biblia cuando ni siquiera la han leído con detención.
    Podrían aplicarse a cada hombre y cada mujer, que llena su boca emitiendo conceptos contra Dios, porque la vida los trata mal y no hallan el camino recto. Podrían aplicarse también a los que son rápidos en ofender y calumniar y lentos en pedir perdón. A todos los que, sea de labios o pensamientos o actitudes, están prácticamente diciendo “nuestros labios son nuestros, ¿quién es señor de nosotros?” El hombre puede ser dueño de sus labios, pero no del efecto que causan sus palabras en el prójimo, y Dios ha de pedir cuentas en el día del juicio, de cada palabra vana que pronunciaron nuestros labios.
    Lo que necesitamos, amigo mío, es poner nuestros labios en sujeción a Dios. Es poner nuestro corazón, nuestra mente, nuestra alma toda en sujeción a Cristo, autor y consumador de la salvación, y el único que puede librarnos del error y la condenación.

    ORACION. Hoy quiero Señor, que toda palabra que salga de mi boca sea para bendecir, para consolar, para iluminar, para fortalecer. Señor, quiero usar mis labios únicamente para gloria de Tu Nombre...

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento