Domingo, 25 Junio 2017
BREAKING NEWS
Gobierno de Obama continúa separando familias

Gobierno de Obama continúa separando familias

Para los miembros de la familia Prado de Tulsa, parecía que la Navidad del año 2015 sería una época feliz, nunca se hubieran imaginado que estas fechas se convertirían en un suceso que marcaría para siempre la vida de esta familia de origen latina: la detención y deportación por parte de oficiales del ICE (Immigration and Customs Enforcement) de Marquelia, esposa y madre de cuatro hijos.

“Los del ICE se llevaron presa a mi esposa el lunes 14 de diciembre…” mencionó con una profunda tristeza en su voz el señor Saúl Prado, quien proyectaba su nostalgia al recordar el lamentable suceso que ocasionó que su familia fuera separada: “Todo ocurrió muy rápido… yo estaba trabajando y mis hijos estaban en la escuela, cuando me fui temprano a trabajar nunca creí que ya no volvería a ver a mi esposa otra vez…”

La familia de Saúl Prado ha vivido en los Estados Unidos durante más de 16 años, de los cuales 14 han sido en esta ciudad de Tulsa, sus cuatro hijos son Rubicel de 11, Saúl de 10, Cristian de 8 y Zuleima de 6 años de edad, quienes nacieron y han vivido durante toda su vida en esta ciudad de Tulsa.

“Al enterarme de lo que había sucedido, no podía creer lo que estaba pasando, fue un duro golpe… pero era la realidad…sentí que se estaba acabando todo… pero mis hijos fueron quienes sufrieron mucho más, ellos estaban muy apegados a su mamá…” señaló Saúl Prado.

“Ella estaba sola cuando llegaron los oficiales del ICE… mi esposa tenía pensado abrir el negocio que tenemos aquí en Tulsa… pero cuando ella salió de la casa para prender la camioneta, llegaron dos carros y se estacionaron enfrente… eran oficiales del ICE que llegaron buscándola… lo único que le preguntaron era que si había alguien más en la casa… ella les dijo que no, entonces ellos se metieron a la casa y le dijeron que se quitara todo lo que trajera puesto de valor, como la bolsa y las alhajas… luego se la llevaron presa a la cárcel de Tulsa…” declaraba Saúl Prado mientras se le hacía un nudo en la garganta: “Mi esposa duro presa en la cárcel de Tulsa durante siete semanas… la única manera que me podía comunicar con ella era por vía telefónica… pero ni yo ni mis hijos pudimos volver a verla…”

Saúl buscó por las vías legales para volver a unir a su familia: “Agarré abogados y me dijeron que había esperanzas… pero ninguno pudo hacer nada…mi esposa fue deportada el lunes 1 de Febrero del 2016, la sacaron a las 3 de la mañana y ahora ya se encuentra en México… cuando me enteré sentí que se había acabado todo… no sabía como decirle a mis hijos…”

Sin embargo, Saúl comentó que ha podido comunicarse con su esposa por teléfono: “Mi esposa me contó como la maltrataban cuando se la estaban llevando… me dijo que la empujaban y la aventaron como si fuera un animal… también la amarraron con cadenas como si fuera un criminal y la trataron horrible… la humillaban de muchas maneras diciéndole muchas cosas, como mexicana ilegal…”

Saúl comenta que ahora su plan consiste en cerrar su negocio e irse con sus hijos de regreso a México para que vuelvan a estar juntos, por que su familia no puede vivir separada, pero señaló que si hubiera alguna manera de que su esposa pudiera regresar a los Estados Unidos, pelearía por todos los medios para poder hacerlo.

“Hasta el momento yo no he conocido a nadie más que le hubiera pasado lo mismo que le pasó a mi familia… pero que te pase algo como esto, ocasiona que se te acabe todo…” terminó diciendo Saúl Prado.

Visto 2086 veces
Valora este artículo
(0 votos)

About Author

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento