Jueves, 20 Junio 2019
BREAKING NEWS

Salud (152)

Latest News

Febrero: Mes de la salud Corazón

Jueves, 28 Febrero 2019 09:43 Escrito por

Atendí una interesante presentación sobre la salud del corazón hace unos días y me llamó la atención, los conceptos simples y directos que se utilizaron para llegar a las mujeres con información sobre la salud del corazón. Existe la percepción equivocada que las enfermedades cardiovasculares afectan más a los hombres. Que por ser joven y no presenta ningún síntoma, no tienes que preocuparte por estos problemas.  Que el infarto siempre se presenta con dolor en el pecho. Que la diabetes no afecta al corazón, si me cuido. Que debo evitar hacer ejercicio, así no trabaja tanto mi corazón. Todos estos razonamientos están muy alejados de la verdad.
 
Las enfermedades cardiovasculares matan a más mujeres en los Estados Unidos cada año más que cualquier otra causa. (401,000 mujeres mueren cada año versus 386,520 hombres) Una mujer muere cada minuto por enfermedad cardiovascular y una de cada 3 muertes de mujeres, es por problemas del corazón y sus vasos. Las mujeres hispanas desarrollan problemas cardiovasculares 10 años antes que las mujeres caucásicas y muy pocas lo saben. Lo más grave es que solo 1 de cada 4 mujeres sabe que hay tratamiento para estos problemas. (AHA)

La mayoría de las mujeres se preocupan por la apariencia externa, se sienten como se ven. Pero para las mujeres conscientes de su salud, el sentirse bien es un equilibrio entre la parte física, mental y espiritual del ser humano. Saben cómo cuidar bien la apariencia externa, pero la información sobre funcionamiento del cuerpo, enfocada a la salud cardiovascular siempre será un gran desafío.

Es muy importante que las mujeres se eduquen acerca de las enfermedades del corazón, a fin de que tomen el control de las mismas. ¿Cómo? Teniendo un médico familiar, que le ayude a reconocer los factores predisponentes de estas enfermedades, aquellos factores que se pueden modificar y los que no se pueden modificar y tome cuidado de acuerdo con el nivel de riesgo.

No podemos cambiar nuestra edad, sexo, raza, o enfermedad cardiovascular congénita o previa. Pero, entre los factores que podemos modificar están: el estilo de vida, tener una dieta balanceada, actividad física regular, por lo menos 30 minutos al día, no abusar del alcohol y el tabaco.  Tener control de las enfermedades crónicas como: la hipertensión arterial, la diabetes, las hiperlipidemias, etc. Saber manejar el estrés, enfrentado y resolviendo los problemas cotidianos. La suma de estos factores de riesgo puede determinar las posibilidades que se tienen de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Recuerden, nuestro objetivo es prevenir, edúquense sobre estos problemas y tomen acción. Las mujeres juegan un papel importante en las decisiones del hogar, informando y educando a los hijos, decidiendo sobre la dieta familiar y siendo ejemplo de los cambios que se deben hacer para estar saludables. Es hora de actuar por la salud del corazón de las mujeres y el bienestar de la familia.

Cáncer de Ovario

Jueves, 21 Febrero 2019 09:22 Escrito por

Como es conocido el sistema reproductor femenino está formado entre otras estructuras por los 2 ovarios, que están situados uno a cada lado del útero, conectados a través de las trompas de Falopio. Son estructuras glandulares pequeñas, del tamaño de una almendra y su función es la producción de los óvulos, para liberarlos cada 28- 30 días dependiendo del ciclo menstrual femenino. Además, produce las hormonas llamadas; estrógenos (encargada de los caracteres sexuales femeninos) y progesterona (prepara el útero para albergar al óvulo fecundado y mantenerlo durante su desarrollo).

El cáncer de ovario es un crecimiento anormal de las células del ovario y del extremo más distante de las trompas de Falopio (Cancer American Society). Es el quinto cáncer más común en las mujeres y provoca más muertes que cualquier otro cáncer del sistema reproductor.

Las causas como en la mayoría de los cánceres son aún desconocidas, pero hay que recalcar los llamados factores de riesgo entre los que se citan:  la maternidad tardía, y pocos hijos. Antecedentes familiares de cáncer de mama, ovarios, o colorrectal. Mujeres sometidas a estrogenoterapia sola, durante más de 5 años. La edad es un factor determinante, personas de más de 55 años están también en riesgo. Sin embargo, hay que anotar que muchas mujeres sin estos antecedentes también pueden enfermar de cáncer de ovario, especialmente si fuman, consumen alcohol o tienen sobrepeso u obesidad o todos los factores juntos.

El cáncer de ovario en sus inicios rara vez presenta síntomas. Pero si estamos informados y sabemos que se tienen factores de riesgo hay que poner atención y consultar con nuestro proveedor de salud. El cáncer de ovario en etapas avanzadas puede causar algunos síntomas no específicos, que se suelen confundirse con afecciones benignas frecuentes; entre los que se citan: hinchazón, inflamación o dolor abdominal bajo, molestias en la pelvis, sensación de saciedad rápida al comer, adelgazamiento, cambios en los hábitos intestinales, necesidad de ir al baño frecuentemente. Hay otros síntomas que pueden estar presentes en otros problemas, pero no por ello debemos desatenderlos como: ciclos menstruales anormales, dolor de espalda, sangrado vaginal entre periodos pérdida o aumento de peso, crecimiento excesivo del vello, etc.

El diagnóstico del cáncer de ovario se hace en base a un examen físico abdomino pélvico, que con frecuencia es normal, especialmente en los estadios tempranos, en etapas avanzadas el proveedor de salud puede encontrar el tumor en el abdomen, e inclusive liquido abdominal (ascitis)

Los auxiliares diagnósticos como el examen de sangre, buscando el antígeno del cáncer 125 (CA125). Los test para comprobar química sanguínea; el hemograma completo, la prueba de embarazo, pueden ser de gran utilidad diagnóstica. La tomografía computarizada o resonancia magnética abdomino-pélvica, ultrasonido, biopsia laparoscópica, etc. Son exámenes que ayudan a confirmar el diagnóstico.

No existe una forma de prevenir específicamente el cáncer de ovario.  Sin embargo, puede haber maneras de reducir el riesgo. Tener un médico familiar hacerse controles periódicos de acuerdo con la edad, consultar sobre el uso de anticonceptivos orales, conversar a cerca de los antecedentes familiares puede ser de gran ayuda. Recuerda prevenir es la mejor manera de estar saludable.

Cáncer de cuello Uterino

Jueves, 14 Febrero 2019 09:06 Escrito por

El cáncer del cuello uterino es una enfermedad que se caracteriza por un crecimiento descontrolado de las células del cuello del útero, que inicialmente se acumulan y dañan el cérvix, para luego expandirse hacia otros órganos del cuerpo.

El cuello uterino, es la parte inferior del útero que se encuentra en unión con la vagina, está formada por dos grupos celulares diferentes - el primero, está cerca del cuerpo del útero, se llama endocérvix y está cubierto por células secretoras o glandulares -el segundo, está cerca de la vagina, se llama exocérvix y está tapizado por células escamosas, separadas por una lámina ligera llamada zona de transición.

Igual que en la mayoría de los cánceres, en el cáncer cérvico uterino no hay una causa directa, está claramente asociado a algunas cepas del virus del papiloma humano (HPV); sin embargo, no todas las mujeres infectadas por papiloma virus desarrollan la enfermedad; por lo que algunos autores puntualizan que el estilo de vida es un factor preponderante en el desarrollo de la enfermedad.
A más del virus del papiloma humano, se citan otros los factores de riesgo de desarrollar cáncer cérvico uterino; como el -el tabaco, las mujeres fumadoras doblan la posibilidad de desarrollar cáncer cervical -La infección por el virus de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) hace que las defensas del cuerpo estén bajas y por ende no cumplan su función de proteger del organismo. La inflamación crónica en general juega también un papel importante en el desarrollo del cáncer cérvico uterino (muchas parejas sexuales, vida sexual activa a muy temprana edad, infecciones y enfermedades de transmisión sexual a repetición, uso indiscriminado de anticonceptivos orales y locales, etc.)

El cáncer cérvico uterino en su inicio no da síntomas, cuando la enfermedad avanza se manifiesta con: secreción vaginal sanguinolenta, espesa y de mal olor, sangrado luego de las relaciones sexuales, entre el ciclo menstrual o después de la menopausia, acompañado de dolor pélvico.

Ante la sospecha de cáncer cérvico uterino, el ginecólogo, realizará una citología cervical llamada también examen de Papanicolau, colposcopia, biopsia, conización, cirugía, quimioterapia o radioterapia, según el grado de desarrollo del cáncer. Los tumores del cuello uterino pueden ser clasificados de la siguiente manera. -Estadio I, cuando el cáncer esta solamente en el cuello. -Estadio II, cuando el cáncer está en el cuello y la parte superior de la vagina. -Estadio III, la enfermedad se ha diseminado a la vagina, pared de la pelvis y a nivel interno. -Estadio IV, el cáncer a migrado a la vejiga y/o el recto y a otras partes del cuerpo. (Clínica Mayo)

Como en todas las enfermedades en el cáncer cérvico uterino, la prevención es la herramienta fundamental para mantenerse saludable, observar si estamos en el grupo de riesgo y tomar acción para mejorar. Recibir la vacuna para el virus del HPV si se está dentro de la edad o realizarse la prueba para detectarlo en caso de sospecha, un examen de Papanicolau periódicamente es básico. En general, cambiar el estilo de vida, empezando por los hábitos alimenticios, incorporar a la dieta frutas y vegetales, incrementar la actividad física, dormir entre 6 a 8 horas diarias y dejar de fumar puede ser un paso fundamental para disminuir el riesgo de ésta y muchas otras enfermedades. Recuerda la prevención es salud.

El Cáncer

Jueves, 07 Febrero 2019 09:46 Escrito por

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer fue el responsable en el 2015 de alrededor 8,8 millones de muertes alrededor del mundo, siendo los más frecuentes: el cáncer de pulmón, hepático, colorrectal, gástrico y el de pecho.

En los Estados Unidos los cánceres más comunes son: de pecho, pulmón y bronquios, próstata, colon y recto, melanoma de piel, vejiga, linfoma no Hodgkin. En el 2015 se estimó que hubo 15.5 millones de sobrevivientes de cáncer y cerca de 38,4 % de mujeres y hombres recibieron un diagnóstico de cáncer en algún momento de sus vidas (Instituto Nacional de Cáncer).

Aunque el cáncer es una de las causas de muerte importante entre hispanos que viven en los Estados Unidos (21%), sin embargo los cánceres más frecuentes entre hispanos están relacionados a agentes infecciosos como: el cáncer de hígado, estómago y cuello uterino, etc. (Cancer American Society).

El cáncer es un grupo de enfermedades caracterizadas por un crecimiento anormal de células en un órgano determinado del cuerpo, tomando el nombre del sitio en el que se originan;  por ejemplo: hígado, cáncer de hígado, cuello uterino, cáncer cérvico uterino; mama, cáncer de mama o pecho, etc. Las células cancerosas se pueden propagar hacia otras partes del cuerpo, lejos donde se iniciaron;  esta migración de células se llama metástasis.

No todos los cánceres tienen igual comportamiento, unos crecen rápidamente y se propagan; otros por el contrario son de crecimiento lento, así mismo unos son más sensibles que otros a los tratamientos. Por lo que en cáncer la actitud más saludable es la prevención.

La mayoría de cánceres forman tumores, que son  pequeñas masas en crecimiento, que se localizan anormalmente en los órganos y tejidos, sin embargo hay que tomar atención, ya que, no todas las masas o tumores son cancerosos, la mayoría son tumores benignos, de allí la importancia de la intervención del médico familiar.

Ante la presencia de síntomas que no son habituales en tu cuerpo: como un cambio de color en un lunar, alteración de sus hábitos intestinales, diarrea alternadas con estreñimiento, presencia de sangre en las heces, tos persistente que no cede  a tratamiento convencional, sangrados anormales, especialmente después de la menopausia,  o un bulto en cualquier parte del cuerpo que no tenías antes. Acude a tu proveedor de salud; el sabrá recomendarte los exámenes necesarios para descartar un problema serio, no todos los síntomas son indicativos de la enfermedad, sin embargo deben tomarse como señales que el cuerpo envía, para que pongamos atención y apliquemos el correctivo necesario. De manera especial, si estamos rodeados de factores de riesgo como: el cambio de nuestro estilo de vida por la adaptación a este nuevo país, obesidad,  el humo de cigarrillo de primera, segunda o tercera mano, el hecho de no haber recibido vacunas adecuadas (HPV, hepatitis B, etc.) no contar con un proveedor de salud, para nuestros cuidado anual, de acuerdo a la edad y sexo, tener antecedentes familiares de cáncer, etc.

Por nuestro bienestar y el de nuestra familia, acude a tu chequeo médico anual, no temas a la presencia de los señales; y aprendamos a descartar la posibilidad de desarrollar el cáncer. Recuerda la ¡prevención es la base de la buena salud!

Popular News

Tener Salud mental en la infancia significa alcanzar los indicadores…
Llegó  el verano y nos  disponemos a disfrutar de la…
Si quiere tener una piel bella y saludable debe cuidarla,…
La expectativa de vida del hombre es aproximadamente 5 o…

El Sarampión

Jueves, 31 Enero 2019 10:22 Escrito por

El sarampión es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa, que se presenta comúnmente en la infancia y es causada por un virus. En los Estados Unidos gracias al programa de vacunación, prácticamente estaba desaparecida, no así a nivel mundial en la que las estadísticas informan que ocurren alrededor de 100.000 muertes al año, especialmente de infantes.

En la actualidad, es frecuente escuchar sobre diferentes brotes de la enfermedad, que se presentan en algunos estados de la Unión; estos generalmente están relacionados con los viajeros que van a países en donde el sarampión se manifiesta con frecuencia y se contagian.

El virus del sarampión se transmite fácilmente de una persona infectada a otra en el primer periodo del contagio, el mismo que puede ir de 10 a 14 días, etapa en la cual el paciente no exhibe signos o síntomas de la enfermedad. A partir de este periodo de incubación, aparecen los síntomas como: fiebre, tos, moqueo nasal, conjuntivitis (ojos enrojecidos, inflamados) pueden también presentarse puntitos blancos dentro de la boca. De tres a cinco días después aparece el sarpullido, primero en el rostro para luego extenderse hacia el cuello, el tronco, los brazos, las piernas y los pies, al mismo tiempo que la fiebre se intensifica. Los enfermos de sarampión son altamente contagiosos desde 4 antes que se manifieste la erupción hasta 4 días después de su presentación.

El sarampión no tiene tratamiento específico, las medidas generales son básicas para evitar las complicaciones, si tenemos un paciente con sarampión por favor seguir estos consejos: mantener aislamiento, especialmente durante los días de más contagio, no acudir a sitios públicos. Sabiendo que los virus se diseminan en las gotas de secreción nasal y salival cuando el paciente toce o estornuda, se debe tener un aseo constante y desinfectar correctamente los utensilios que usa el enfermo, el virus del sarampión es muy sensible y se inactiva pronto. Si en casa tuviéramos personas no vacunadas debemos mantenerlas alejadas.

Las complicaciones del sarampión pueden ser graves entre las que se citan infecciones del oído, bronquitis, neumonía, encefalitis y problemas en el embarazo.

La manera eficaz de prevenir esta infección es a través de la vacunación, que sigue siendo la herramienta más importante que tenemos para evitar el sarampión. Hay también que citar los factores de riesgo y precisamente uno de ellos es no haber recibido la vacuna o no haber completado el esquema de vacunación. Las visitas a países donde la enfermedad se presenta con mayor frecuencia y no se toma las medidas preventivas.

Muchas veces no permitimos que nuestros hijos reciban la vacuna porque tenemos duda al respecto, sobre su eficacia, efectos colaterales, y otras preguntas que deben ser esclarecidas, cuando usted hace la consulta directamente con el proveedor de atención médica de su familia. Recuerde por la salud de sus hijos y el bienestar de su hogar, la prevención es la base de una buena salud.

Cómo Prevenir las Enfermedades de la Boca

Jueves, 24 Enero 2019 09:09 Escrito por

La boca juega un papel muy importante en la nutrición porque que en ella se realiza la primera fase de la digestión.

Sabemos que en la cavidad bucal  habita la flora bacteriana normal, que está ubicada en la lengua, dientes, mucosa yugal o surco periodontal. La flora oral es de tipo mixto es decir encontramos gérmenes aerobios y anaerobios que intervienen directamente en la homeostasis (equilibrio) de la boca.  Cualquier enfermedad de la boca, puede afectar a la estabilidad del cuerpo porque no se puede alimentar, beber, sonreír, etc.

Cuando nos descuidamos y no tenemos una buena y correcta higiene bucal, se altera el pH, lo que facilita el crecimiento de las bacterias, que se apilan entre los dientes formando capas (placa) iniciándose  el proceso de caries dental, así como también infecciones  que pueden  causar daños importantes a la salud a corto, mediano y a largo plazo.
La placa bacteriana se forma con los restos alimenticios  de las comidas que ingerimos que al no ser debidamente limpiados se acumulan en los espacios entre los dientes, allí las bacterias se empiezan a reproducirse con facilidad.  Inicialmente la placa bacteriana no se ve, pero conforme avanza el tiempo, aumenta poco a poco y se va calcificando con las sales de los alimentos y proteínas de nuestra saliva, de esta manera aparece el sarro llamado también cálculo dental, que no es más que la mineralización de la placa bacteriana.

Si la placa bacteriana está completamente formada y hay presencia de cálculos dentales, la higiene dental  habitual no puede ayudar a eliminar, en ese caso hay que acudir a una clínica dental para una limpieza profesional.

Otros de los problemas comunes de la boca son: El herpes labial (fuegos o boqueras) que son llagas dolorosas que aparecen en los labios y  alrededor de la boca, causadas por virus y  que desaparecen entre una a  dos semanas.

La candidiasis oral (Muguet o aftas) que es son manchas blanquecinas en la boca y  lengua  producidas por hongos. El mal aliento es otro problema de salud de la boca muy común, que tiene que ser investigado por su médico familiar.

Las enfermedades bucodentales se pueden prevenir a través de hábitos saludables, como: Una dieta balanceada que incluya alimentos de todos los grupos, tomar agua para la sed a fin de mantenerse bien hidratado, especialmente en este tiempo de calor; cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día con pasta dental con flúor, usar hilo dental y  un enjuague bucal  diariamente. Tener revisiones regulares con el odontólogo o higienista dental, tanto los niños como los adultos por lo menos dos veces al año. Así se estará previniendo estas y otras enfermedades bucales y generales.

Artritis

Miércoles, 16 Enero 2019 15:07 Escrito por

Más de 54 millones de adultos en los Estados Unidos tiene artritis, lo que significa uno de cada cuatro, y casi el 60% de estos casos, es decir 32 millones están en edades productivas, es decir entre los 18 a los 64 años (CDC).

Se calcula que 3.1 millones de adultos hispanos que viven en los Estado Unidos tienen artritis, siendo más común entre puertorriqueños, mexicoamericanos, dominicanos, mexicanos, centro y sudamericanos.

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones, cuyos síntomas principales son: dolor, rigidez, hinchazón, enrojecimiento y limitación funcional. Estas manifestaciones imposibilitan a los pacientes con artritis, a desarrollar su rutina diaria.

Como en todas las enfermedades, en la artritis citaremos factores de riesgo que no pueden ser modificados como: - la edad, con el envejecimiento el riesgo de desarrollar artritis aumenta, especialmente si no tenemos historia de actividad física. El sexo según el CDC el 60% de paciente con artritis son mujeres, sin embargo, "la gota es más común en varones". Factores de orden genético, especialmente en artritis reumatoidea y el lupus eritematoso sistémico.

Entre los factores que podemos modificar tenemos: sobrepeso y la obesidad, traumatismos de las articulaciones, infecciones e inclusive algunas ocupaciones asociadas al movimiento articular.

Los tipos más frecuentes de artritis son: la artrosis y la artritis reumatoide. La primera, la artrosis u osteoartritis es el desgaste del cartílago, que cubre los extremos de los huesos y forman la articulación, haciendo que este se rompa, en cambio la artritis reumatoide, es una enfermedad autoinmune que afecta a la membrana sinovial, es decir al revestimiento de la articulación. El acido úrico, las infecciones pueden provocar también artritis.

El diagnostico se hace en base a las molestias que el paciente siente, al examen físico por parte del médico que revisara las articulaciones, y se complementa con pruebas de laboratorio para identificar el tipo de artritis. También si el caso lo amerita se pude usar otros auxiliares de diagnóstico como la ecografia, radiografía, la tomografía y la resonancia magnética.

El tratamiento se enfoca a mejorar los síntomas, y recuperar la movilidad del paciente, mediante el uso de medicamentos, fisioterapia, en casos especiales se usa la cirugía de reconstrucción articular.

Los proveedores de salud y familiares deben apoyar a los pacientes con artritis, para que desarrollen cierto grado de actividad física; se ha comprobado que esta es muy eficaz, para mejorar el dolor y reducir los síntomas. En general, un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, manteniendo un peso ideal en relación con la estatura y la edad, teniendo rutina de ejercicio; usando terapias alternativas como el yoga, el taichi masajes, etc. puede aliviarse considerablemente el dolor y detener el progreso de la enfermedad.

Empecemos el año cuidando la salud de los pequeños

Miércoles, 09 Enero 2019 15:31 Escrito por

Desde el vientre materno, el nacimiento y sus primeros años es fundamental cuidar la salud de los niños “El desarrollo saludable significa que todos los niños, incluidos aquellos con necesidades de atención médica especial, puedan crecer y satisfacer sus requerimientos sociales, emocionales y educativos” (CDC). Cada niño crece y se desarrolla a su propio ritmo, pero hay parámetros generales que nos orientan a saber si las diferentes habilidades se están presentando en las edades adecuadas. Los niños saludables tienen mejores oportunidades de crecer y desarrollarse para convertirse en adultos sanos, física y mentalmente.

Es muy importante que los niños vivan en un hogar estable, donde se sientan amados, cuidados y en unión familiar, que les permita tener seguridad y compartan tiempo realizando actividades como leer, jugar, cantar ver una película o simplemente conversar con los integrantes de su mundo. Los padres, desde el nacimiento deben tener un calendario de visitas al médico para controlar su crecimiento y desarrollo, un esquema de inmunizaciones indispensables para evitar las enfermedades infecciosas, como la tuberculosis sarampión varicela, polio, hepatitis, etc. Una nutrición adecuada, que incluya alimentos de todos los grupos y que se vayan administrando de acuerdo con la edad cronológica, a fin de evitar las alergias y problemas alimenticios que interfieran con su nutrición y crecimiento. El ejercicio físico, inicialmente traducido en juegos infantiles es básico para poco a poco crear rutinas en los pequeños que le duren toda su vida; así como también el descanso que ayuda a reparar las células y permite su crecimiento haciendo diferencia en su desarrollo.

La salud dental en los niños es un factor importante, una revisión con el odontólogo en forma periódica ayudará a mantener encías y dientes bien cuidados, que garanticen una buena salud general. Cuando los pequeños presentan caries u otro tipo de problemas de encías y dientes, pueden ocurrir alteraciones en la salud general.

En cada una de las visitas al pediatra, el niño es evaluado para ir certificando su normal desarrollo y crecimiento o al mismo tiempo detectar retrasos o problemas que pueden ser atendidos inmediatamente o guiados a las instancias adecuadas. Padres o tutores estan comprometidos a ayudar a los profesionales de salud a cuidar de manera adecuada a los pequeños del hogar, anotando información que puede ser valiosa en una consulta médica, acerca del progreso de sus hijos, o aclarar cualquier duda sobre su desarrollo.

Los niños con necesidades especiales tienen que ser guiados a organizaciones o grupos de expertos que puedan hacer intervención temprana, así como también brindar educación y apoyo a los padres.

No está por demás señalar la importancia de usar medidas generales como: seguridad en su transportación mediante el uso de sillas especiales, adecuadas para su edad, estatura y peso; una dieta a horas, aseo general; ropa cómoda y apropiada para la edad, ambiente agradable, que compartan con otros niños juegos o lecturas, que tengan reglas claras para mantener su disciplina y que los padres estén de acuerdo con ellas a fin de que sean respetadas; es decir prepararles para la vida.

En definitiva, padres y proveedores de salud deben trabajar juntos para cuidar en forma adecuada la salud de los más pequeños. ¡Recuerden la prevención es la base de una buena salud!

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento