Sábado, 20 Enero 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 21 Diciembre 2017 15:36

Enfermedades Mentales

Las enfermedades de la mente son condiciones en las cuales los pacientes, alteran su forma de pensar, sentir, carácter y la habilidad para relacionarse y funcionar con otras personas en el diario vivir, según NAMI por sus siglas en Inglés 1 de cuatro adultos en América tiene un problema de salud mental.

Las enfermedades mentales pueden afectar a individuos de cualquier edad, raza, religión o ingresos, no son el resultado de una debilidad, falta de carácter o mala educación, son alteraciones que se producen por una disfunción cerebral. Es decir son trastornos biológicos, que no dependen del paciente ni de la familia y que con tratamiento pueden tener una vida plena.

Entre las enfermedades mentales frecuentes se incluye la ansiedad, depresión, autismo, desórdenes en la alimentación (anorexia y bulimia), esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el pánico, el estrés postraumático, etc. Hay otros problemas asociados como el intento de suicidio y el uso de sustancias tóxicas.

Los hispanos o latinos tienen la misma incidencia a las condiciones de salud mental comparadas con el resto de la población. Sin embargo hay mucha discrepancia en el acceso al tratamiento y a la calidad del mismo, lo cual según MAMI lleva a los latinos a tener con mayor frecuencia crisis. La falta de información, la falsa idea de que tener un problema de salud mental es una vergüenza, el miedo a ser rechazados, la barrera del idioma, el desconocimiento de las características culturales de la comunidad hispana, la situación legal en algunos casos y la no cobertura médica agrava la situación. Sumado a la falta de integración de la salud mental a la atención primaria, lo cual retarda el diagnostico, al igual que la escasez de proveedores de salud especializados que hablen español como psicólogos, psiquiatras o enfermeras psiquiátricas.

Las enfermedades mentales son tratables y la recuperación puede ser posible, con un diagnostico especializado, acceso a la medicina, terapia psicológica y la colaboración del entorno familiar. Hablar claramente sobre el problema, no temer a hacer preguntas y tener objetivos de tratamiento a mediano y largo plazo.

El cuidado de la mente es básico y necesario, un estilo de vida saludable, que incluya una buena nutrición, ejercicio físico regular, horas de sueño reparador y aprender a manejar las emociones, puede ser un buen comienzo. Estar saludable recuerde es vivir en armonía “la mente, el cuerpo y el espíritu”.

Publicado en Salud
Jueves, 16 Marzo 2017 14:56

La Bulimia

Es el nombre que se ha dado a un trastorno alimenticio de origen nervioso caracterizado por distorsión de la imagen corporal, con una sobre alimentación, seguido de un obsesivo deseo de perder peso y sentimientos de culpa.

La bulimia es una amenaza para la vida de la persona que la sufre y puede presentarse acompañada en ocasiones de anorexia. La padecen más las mujeres adolescentes que los hombres y se sabe que su patrón alimenticio es anormal, experimentando periodos de atracones (pérdida de control sobre la comida), acompañados de purgas que igualmente pueden ser a través del vómito provocado, uso de laxantes, enemas o diuréticos. También usan el ejercicio excesivo con el fin de perder todas las calorías que sienten que ingirieron demás, al mismo tiempo como herramienta para contrarrestar el miedo de ganar peso.

Muchos son los factores que se señalan como causantes de este problema: edad (finales de la adolescencia), sexo (femenino más frecuente), problemas alimenticios en la familia, trastornos emocionales y psicológicos como baja autoestima, presión familiar, escuela, trabajo, los medios de información masiva que hacen hincapié en relacionar la belleza con el estado de delgadez, etc.

La bulimia, como todos los trastornos de la alimentación, puede llegar a complicaciones muy graves si no se detecta a tiempo, como la deshidratación, que puede llevar a problemas cardiacos y renales, caries dental y enfermedad de las encías, ausencia de periodos menstruales, ansiedad, depresión uso de alcohol y drogas y hasta suicidio.

Si usted piensa que un ser querido tiene este trastorno alimenticio, háblele en forma clara, ofrézcale ayuda si es posible. recuerde las personas bulímicas tienden a tener un peso normal o ligeramente sobrepeso, por lo que puede ser difícil para los demás saber que padecen la enfermedad, sin embargo ponga atención a estas señales: quejarse siempre que está en sobre peso, tener la idea que su imagen se ve mal, comer cada vez más cantidad de comida, evitar hacerlo en público, ir al baño inmediatamente luego de la ingesta, hacer o estar en programas de ejercicio intenso, tener callos o cicatrices en los nudillos de la manos y en ocasiones tener dientes y encías en mal estado.

Muy raras veces las personas que sufren de bulimia necesitan ser hospitalizadas, al menos que tengan también anorexia y depresión mayor, pero si necesitan atender un grupo de apoyo en el que es necesario clarificar que necesitarán muchas sesiones, que pueden recaer y que el soporte familiar es un factor muy importante.

Infórmense y edúquese en salud: prevenir puede salvarle la vida.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento