Jueves, 17 Enero 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 08 Noviembre 2018 09:18

La Varicela

La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la varicela zoster. Es muy contagiosa y se caracteriza por una erupción vesicular, que produce mucha comezón. Se trasmite a través de minúsculas gotas de líquido vesicular o las secreciones del aparato respiratorio, que son transportadas por el aire cuando el paciente toce o estornuda. Se puede también contaminar  al tocar objetos que han sido previamente infectados.

Es una enfermedad que se presenta mayormente en la niñez, aunque puede también afectar a jóvenes, adultos y ancianos siendo en estos casos mucho más grave.

Los factores de riesgo de enfermarse de varicela entre otros son: no haberse enfermado antes, no haber recibido  la vacuna, trabajar en áreas de afluencia pública, especialmente de niños, o vivir rodeado de ellos. Además estar con el sistema inmunológico deprimido ya sea por VIH o  cáncer; así como por tratamientos como la quimioterapia, medicamentos antiinflamatorios tipo esteroides, etc. Las personas que se vacunaron o sufrieron la enfermedad son inmunes a ella, o en el caso que se contagien nuevamente la enfermedad se presenta en forma leve.

Los síntomas se manifiestan entre 10 a 21 días después del contagio. Se caracterizan por cansancio, fiebre, dolor de cabeza, malestar general, falta de apetito. Luego de 4 a 7 días aparece la erupción iniciándose como pequeños abultamientos rosados, que se convierten en ampollas llenas de líquido seroso amarillento,  que producen mucha comezón, estas se rompen formando costras, que se desprenden y desaparecen aproximadamente en dos semanas. Las lesiones aparecen en todo el cuerpo, especialmente en el tronco y cuero cabelludo.

En casos graves las manchas se extienden por las extremidades y el rostro. Además, pueden aparecer llagas en la boca, los párpados, el recto, la vagina y las vías respiratorias. Las complicaciones que pueden ir desde infecciones bacterianas de la piel, deshidratación, problemas respiratorios inflamación del cerebro, etc.
La mejor forma de evitar la enfermedad es a través de la vacunación, la misma que puede administrase a niños a partir de los 12 meses de edad  hasta adultos. Algunas condiciones médicas como enfermos de Sida, inmunosuprimidos, mujeres embarazadas, personas que tienen alergia a los componentes de la vacuna, no deben vacunarse  o necesitan consultar con los responsables de su cuidado médico.

El objetivo de la vacuna es evitar la propagación de la enfermedad, sus complicaciones y la reinfección posterior en forma de herpes zoster.

Muchas veces los padres tienen algunas dudas sobre la eficacia y seguridad de la vacuna. Los expertos han demostrado que la vacuna es segura y eficaz. La administración en algunos casos puede producir febrícula, enrojecimiento e hinchazón en el área de la inyección, que se resuelve pronto.

El médico suele reconocer fácilmente la varicela porque la erupción y los síntomas son característicos. Sólo en contados casos es necesario realizar una medición de los valores de anticuerpos en la sangre e identificar el virus en el laboratorio.

El tratamiento de la varicela es sintomático, se usan analgésicos  que no contengan aspirina, para aliviar los síntomas. En casos especiales el médico puede recurrir a los antivirales.

Recuerde prevenir es mejor que enfermar. Vacúnese.

Publicado en Salud

La influenza o comúnmente llamada gripe o trancazo, es una infección respiratoria causada por los virus de la influenza, que en este último año (2017-2018) ha sido clasificada como una temporada de alta gravedad, debido al incremento en el número de pacientes en consultorios médicos, salas de emergencia y hospitalizaciones (CDC). Entre el cinco y veinte por ciento de las personas en los Estados Unidos tiene gripe todos los años.

El virus se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. Es probable que las personas con el virus, lo contagien desde el día anterior a la aparición de los síntomas, hasta cinco días después del inicio de los síntomas. La gripe puede ser grave, incluso mortal, entre los ancianos, recién nacidos,  personas con  el sistema inmunitario debilitado o con ciertas enfermedades crónicas como el asma, enfermedades del corazón, renales, obesidad, diabetes, etc.

Los síntomas de la gripe aparecen súbitamente pudiendo incluir: dolores en el cuerpo y los músculos, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y garganta, tos persistente, congestión nasal, fatiga y malestar general.

La mayoría de las personas que contraen la influenza, se recuperarán en un periodo que va desde unos pocos días hasta menos de dos semanas con medidas generales, pero en algunos casos se desarrollan complicaciones que pueden ser menores; como sinusitis, infecciones de oído; otras de mayor gravedad como bronquitis, neumonía, miocarditis, encefalitis, etc. que pone en riesgo la vida. Por lo que ante la presencia de los siguientes síntomas: dificultad respiratoria, dolor o presión en el pecho o abdomen, mareos repentinos, confusión, vómitos persistentes, debe acudir inmediatamente proveedor de salud para su  diagnóstico y  tratamiento. Para saber exactamente si se tiene influenza el proveedor de salud practicará una prueba rápida y pedirá confirmación al  laboratorio si es necesario para iniciar el tratamiento.

La mejor manera de evitar la influenza es la vacunación.  Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación anual contra la gripe, para todas las personas mayores de 6 meses. La vacuna contiene protección contra tres o cuatro virus de la influenza. Sin embargo la vacuna no es 100 por 100 efectiva por lo que es necesario también observar medidas preventivas como: lavarse las manos utilizando agua corriente y jabón, se usará desinfectantes cuando no sea posible el lavado. Taparse la boca cuando se estornude o tosa utilizando un pañuelo o el lado interior del codo. Evitar estar en lugares de concurrencia como la iglesia, el cine, supermercados, u otras áreas de públicas. Si está enfermo es preferible que permanezca en casa.

El sábado 3 de noviembre se estará ofreciendo vacunación para la gripe gratuita en la Iglesia Santos  Católica Ángeles. Recuerde la prevención es la base de una buena salud.

Publicado en Salud

     El año escolar se inicia y con él finalizan todos los preparativos que los padres tienen que hacer, para que sus hijos lleguen a las aulas totalmente preparados y puedan tener un rendimiento eficiente. Evaluemos si realmente están listos, tanto padres como  hijos, para el feliz regreso a clases.
     Varias son las áreas que tenemos que cuidar para hacer de éste inicio de año escolar un evento feliz para los pequeños. El primero, quizá el más importante y menos realizado por los padres, es el chequeo médico completo, que incluya evaluaciones de oído, visión,  vacunas y tenga su certificado del examen físico regular, con el que el estudiante  puede participar en las actividades  escolares  en general. Además  al iniciar las clases, las rutinas familiares cambian, nuevos horarios se ajustan de acuerdo a los de la escuela y con ellos también varía el tiempo  y el tipo de alimentación que los pequeños reciben. Por lo que hay que  investigar sobre el menú escolar y completar la alimentación de nuestros chicos con botanas y frutas que sean de su agrado y  cumplan con los requerimientos nutricionales para los peques en crecimiento.
     El reinicio de clases no es nada sencillo, hay que preparase toda la familia mentalmente, para muchos padres e hijos el primer día de clases es un evento estresante, por ello es importante que los padres se acerquen a la escuela previamente, atiendan las reuniones e involucren a sus hijos a fin de que se familiaricen con los maestros, conozcan la escuela, las aulas, de tal manera que se sientan confiados y relajados el  primer día. Además, una semana antes hay que empezar a practicar el acostarse y levantarse temprano, tomar el desayuno, vestirse, para que se vaya acostumbrando gradualmente al horario escolar, así evitaremos el caos del primer día. En general los padres tienen que animar y preparar a los niños en forma positiva, motivarlos a hacer amigos, compartir juegos y aprender cosas nuevas.
     Ir de compras para la escuela puede no ser tarea sencilla si no hacemos una lista de los materiales y útiles escolares que son necesarios para el año, especialmente si tenemos más de un chiquillo en casa,  pregunta en la escuela  antes de salir, no confíes en lo que te sugieran,  ve a la maestro (a), luego siéntate  con los pequeños reorganiza sus mochilas, chequea cuáles  son las listas que se usarán,  evalúa lo que ya tienes y  lo que necesitas comprar. Asegúrate si necesitan uniformes  o ha habido cambios.
     Si te gusta que tus hijos participen en actividades extracurriculares es momento de organizarte; has un calendario en el que incluya las clases de piano, baile, fútbol o cualquier otro deporte o actividad, asegúrate que tengas el tiempo para cumplir con estos horarios o busca ayuda y confírmala, para evitar el estrés posterior que causa el no saber quién va ir por ellos y atender los horarios en forma oportuna. Así estaremos garantizando un feliz regreso a clases.

Publicado en Salud

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento