Martes, 26 Marzo 2019
BREAKING NEWS
Empecemos el año cuidando la salud de los pequeños

Empecemos el año cuidando la salud de los pequeños Destacado

Desde el vientre materno, el nacimiento y sus primeros años es fundamental cuidar la salud de los niños “El desarrollo saludable significa que todos los niños, incluidos aquellos con necesidades de atención médica especial, puedan crecer y satisfacer sus requerimientos sociales, emocionales y educativos” (CDC). Cada niño crece y se desarrolla a su propio ritmo, pero hay parámetros generales que nos orientan a saber si las diferentes habilidades se están presentando en las edades adecuadas. Los niños saludables tienen mejores oportunidades de crecer y desarrollarse para convertirse en adultos sanos, física y mentalmente.

Es muy importante que los niños vivan en un hogar estable, donde se sientan amados, cuidados y en unión familiar, que les permita tener seguridad y compartan tiempo realizando actividades como leer, jugar, cantar ver una película o simplemente conversar con los integrantes de su mundo. Los padres, desde el nacimiento deben tener un calendario de visitas al médico para controlar su crecimiento y desarrollo, un esquema de inmunizaciones indispensables para evitar las enfermedades infecciosas, como la tuberculosis sarampión varicela, polio, hepatitis, etc. Una nutrición adecuada, que incluya alimentos de todos los grupos y que se vayan administrando de acuerdo con la edad cronológica, a fin de evitar las alergias y problemas alimenticios que interfieran con su nutrición y crecimiento. El ejercicio físico, inicialmente traducido en juegos infantiles es básico para poco a poco crear rutinas en los pequeños que le duren toda su vida; así como también el descanso que ayuda a reparar las células y permite su crecimiento haciendo diferencia en su desarrollo.

La salud dental en los niños es un factor importante, una revisión con el odontólogo en forma periódica ayudará a mantener encías y dientes bien cuidados, que garanticen una buena salud general. Cuando los pequeños presentan caries u otro tipo de problemas de encías y dientes, pueden ocurrir alteraciones en la salud general.

En cada una de las visitas al pediatra, el niño es evaluado para ir certificando su normal desarrollo y crecimiento o al mismo tiempo detectar retrasos o problemas que pueden ser atendidos inmediatamente o guiados a las instancias adecuadas. Padres o tutores estan comprometidos a ayudar a los profesionales de salud a cuidar de manera adecuada a los pequeños del hogar, anotando información que puede ser valiosa en una consulta médica, acerca del progreso de sus hijos, o aclarar cualquier duda sobre su desarrollo.

Los niños con necesidades especiales tienen que ser guiados a organizaciones o grupos de expertos que puedan hacer intervención temprana, así como también brindar educación y apoyo a los padres.

No está por demás señalar la importancia de usar medidas generales como: seguridad en su transportación mediante el uso de sillas especiales, adecuadas para su edad, estatura y peso; una dieta a horas, aseo general; ropa cómoda y apropiada para la edad, ambiente agradable, que compartan con otros niños juegos o lecturas, que tengan reglas claras para mantener su disciplina y que los padres estén de acuerdo con ellas a fin de que sean respetadas; es decir prepararles para la vida.

En definitiva, padres y proveedores de salud deben trabajar juntos para cuidar en forma adecuada la salud de los más pequeños. ¡Recuerden la prevención es la base de una buena salud!

Visto 292 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento