Jueves, 17 Enero 2019
BREAKING NEWS
Necesitamos descansar bien en la noche

Necesitamos descansar bien en la noche Destacado

La vida en estos momentos exige mucho de nosotros, trabajo, responsabilidades con el hogar y otros asuntos externos relacionados con la familia, llenan nuestro plato, al punto que no tenemos tiempo para hacer las cosas que nos gustan y no nos esforzamos para mejorarlo, solamente nos quejarnos y no damos el paso a romper la rutina. Al final afectamos nuestro descanso, por querer cumplir todas nuestras metas; más aún, si a ello añadimos el fácil acceso que tenemos a la tecnología las veinticuatro horas del día, lo que nos produce insomnio, que se está convirtiendo en un problema de salud, que involucra a miles y miles de personas incluyendo adultos de todas las edades y niños.

El dormir tiene tanta importancia para el público, ya que, al no hacerlo, se afecta la salud de las personas en diferentes maneras. Son más propensas a padecer enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, depresión y obesidad, así como también cáncer, a mayor mortalidad y menor calidad de vida productiva, según el CDC.

Dormir bien nos permite mantenernos descansados, ya que el cuerpo y la mente se relajan, los órganos internos trabajan arduamente en reparación y preparación para la rutina del nuevo día, el ritmo circadiano se mantiene y la producción hormonal de melatonina, aldosterona y hormona del crecimiento se incrementan, así mismo otras disminuyen para facilitarnos el descanso como el cortisol, por ejemplo, de esta manera el cuerpo está en armonía con en su sistema inmunitario y cardiovascular. En el aspecto psicológico el estar descansados nos ayuda a pensar y razonar mejor, a tener mayor concentración en nuestras obligaciones y tareas; en definitiva, nuestro humor esta mejor y nos desenvolvemos bien en nuestras actividades, evitándonos el estrés.

Las necesidades de sueño de cada persona varían, en promedio un adulto necesita entre 7 y 9 horas de sueño por noche. Los bebés generalmente duermen unas 12-16 horas diarias. Los niños pequeños necesitan unas 10 horas de sueño, mientras que los adolescentes requieren al menos, 8-9 horas. En definitiva, se debe dormir una noche completa para poder tener los beneficios del descanso ya enunciados.

Si todavía no ha completado las resoluciones para este nuevo año, este es el momento; propóngase cuidar la salud del sueño, cree rutinas antes de acostarse, tenga horario para dormir, vaya a la cama a la misma hora, trate de relajarse a la hora de dormir; perdónese sus errores y los de los demás, por usted y su salud, no vaya a la cama enojado. Use su dormitorio solo para dormir, evite las siestas en la tarde, adecue su espacio para dormir: una cama relajante, luz tenue, música suave y no aparatos electrónicos por lo menos una hora antes de dormir, recuerde la luz intensa puede estimular su cerebro grandemente.

Recuerde, que mantener una dieta saludable, evitando comidas exageradas en la noche, el alcohol, el tabaco, la marihuana recreacional, etc. Haga ejercicio físico 30 minutos diarios y expóngase al sol en horas de la mañana, así estará complementando su cuidado.

Empecemos este nuevo año tomando responsabilidad con nosotros mismos, para poder cuidar a los demás. Tomemos acción para mejorar nuestra salud del sueño. Recuerde ¡la prevención es salud!

Visto 78 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento