Jueves, 19 Julio 2018
BREAKING NEWS
La Infidelidad en el Matrimonio

La Infidelidad en el Matrimonio Destacado

     La infidelidad es definida como la “falta de fidelidad”; fidelidad es la “lealtad que alguien debe a otra persona” según el diccionario de la lengua española. Esta lealtad, en la pareja, está dada por el compromiso voluntario de respetarse física y emocionalmente para mantener una relación sentimental saludable. Sabemos que parte del proceso de maduración de la vida en pareja es la presencia de distanciamiento o discrepancias; pequeños tropiezos que se presentan en el hogar que no son superados, provocan pequeñas rupturas que pueden llevar a la infidelidad emocional que suele ser más grave, más profunda y que a la larga causa mayor daño.
     Muchas son las causas que se le atribuyen a la infidelidad conyugal: La rutina debida al trabajo o a las circunstancias del hogar; el cansancio, la poca expresión de cariño mutuo, problemas de salud física (dolor crónico, etc.) y/o mental como: depresión, ira, bipolaridad, baja autoestima, etc... Adicciones como: alcohol tabaco, drogas juego, etc. Situaciones económicos no resueltas y en general la insatisfacción.
     Circunstancias que se arrastran durante años y que no han sido enfrentadas o discutidas en forma adecuada o a tiempo, van poco a poco deteriorando la salud emocional de los miembros de la pareja, hasta que estalla y los integrantes buscan refugiarse en alguien que quizá les da apoyo, escucha sus intimidades, le brinda atenciones y se convierta en un soporte. En estas situaciones todos los pensamientos y sentimiento son redirigidos a esa persona ya que la relación con la pareja se vuelto fría, monótona y distante, llevando a un circulo vicioso de insatisfacción. Poco a poco se fractura la relación emocional de la pareja, siendo esto el primer paso antes de llegar a la infidelidad física.
     Descubrir la infidelidad puede causar reacciones de ira, venganza, ansiedad, depresión, sentimientos de culpa o quizá hasta remordimiento. No es aconsejable tomar decisiones en este momento, porque puede llevar a cometer errores mucho más graves. Es recomendable dar un poco de espacio y de tiempo, para ayudar a mitigar estos sentimientos y permitir la autoevaluación a fin esclarecer las causas y poner correctivos si los miembros de la pareja están dispuestos a retomar la relación, es importante asumir responsabilidades y buscar ayuda profesional si el caso lo requiere.
     Restablecer la confianza es tarea difícil pero no inalcanzable, si los dos aportan y están de acuerdo, pueden reinventar las reglas, no basta decir “cree en mí,” hay que ser congruentes con palabras y acciones, no asumir la posición de jueces, decir la verdad ante todo, ya que tarde o temprano la verdad sale a relucir. Crear un ambiente agradable en el que la pareja se sienta seguro (a) y cuando se presenten dudas, preguntar y estar dispuesto a escuchar y a mejorar.
     Para muchos la infidelidad emocional en la relación es más importante aún que el engaño físico, pues esta queda en la mente por mucho tiempo causando daño. Si no se está preparado para tomar decisiones adecuadas, hay que pedir ayuda en forma oportuna a un profesional. Recuerde que un hogar estable forma niños seguros, alegres y con un gran sentido de familia.

Visto 46 veces Modificado por última vez en Jueves, 12 Julio 2018 15:51
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « Vacunas a su alcance

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento