Miércoles, 18 Julio 2018
BREAKING NEWS
Enfermedades Mentales

Enfermedades Mentales Destacado

Las enfermedades de la mente son condiciones en las cuales los pacientes, alteran su forma de pensar, sentir, carácter y la habilidad para relacionarse y funcionar con otras personas en el diario vivir, según NAMI por sus siglas en Inglés 1 de cuatro adultos en América tiene un problema de salud mental.

Las enfermedades mentales pueden afectar a individuos de cualquier edad, raza, religión o ingresos, no son el resultado de una debilidad, falta de carácter o mala educación, son alteraciones que se producen por una disfunción cerebral. Es decir son trastornos biológicos, que no dependen del paciente ni de la familia y que con tratamiento pueden tener una vida plena.

Entre las enfermedades mentales frecuentes se incluye la ansiedad, depresión, autismo, desórdenes en la alimentación (anorexia y bulimia), esquizofrenia, el trastorno bipolar, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el pánico, el estrés postraumático, etc. Hay otros problemas asociados como el intento de suicidio y el uso de sustancias tóxicas.

Los hispanos o latinos tienen la misma incidencia a las condiciones de salud mental comparadas con el resto de la población. Sin embargo hay mucha discrepancia en el acceso al tratamiento y a la calidad del mismo, lo cual según MAMI lleva a los latinos a tener con mayor frecuencia crisis. La falta de información, la falsa idea de que tener un problema de salud mental es una vergüenza, el miedo a ser rechazados, la barrera del idioma, el desconocimiento de las características culturales de la comunidad hispana, la situación legal en algunos casos y la no cobertura médica agrava la situación. Sumado a la falta de integración de la salud mental a la atención primaria, lo cual retarda el diagnostico, al igual que la escasez de proveedores de salud especializados que hablen español como psicólogos, psiquiatras o enfermeras psiquiátricas.

Las enfermedades mentales son tratables y la recuperación puede ser posible, con un diagnostico especializado, acceso a la medicina, terapia psicológica y la colaboración del entorno familiar. Hablar claramente sobre el problema, no temer a hacer preguntas y tener objetivos de tratamiento a mediano y largo plazo.

El cuidado de la mente es básico y necesario, un estilo de vida saludable, que incluya una buena nutrición, ejercicio físico regular, horas de sueño reparador y aprender a manejar las emociones, puede ser un buen comienzo. Estar saludable recuerde es vivir en armonía “la mente, el cuerpo y el espíritu”.

Visto 721 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento