Viernes, 19 Enero 2018
BREAKING NEWS
Cómo Evitar las Intoxicaciones por Monóxido de Carbono

Cómo Evitar las Intoxicaciones por Monóxido de Carbono Destacado

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color, muy peligroso. Se encuentra en los elementos producidos por calderas, vehículos, generadores portátiles, cocinas, linternas, estufas de gas, carbón o madera encendidos que al acumularse en espacios semicerrados o cerrados, sin una buena circulación de aire fresco, los humanos y los animales, pueden intoxicarse y morir al inhalarle.

Cada año, alrededor de 50.000 personas acuden a la sala de emergencia por este problema y 430 personas mueren en los Estados Unidos por intoxicación accidental con monóxido de carbono según el CDC (Centro de Control y Prevención de Enfermedades)

La mayoría de accidentes causados por envenenamiento con monóxido de carbono se produce en los hogares, cuando desarrollamos nuestras actividades diarias, ya sea al cocinar, en los automóviles, con la calefacción u otra actividad parecida, con el objeto de abrigarnos en el frio, especialmente cuando ha habido alguna falla en el sistema eléctrico o usando artefactos que estén defectuosos.

Para la mayoría de las personas, las primeras señales de exposición a concentraciones de CO incluyen dolores de cabeza y falta de aliento cuando hacen ejercicios moderados. La exposición continua puede producir síntomas como: fuertes dolores de cabeza, mareos, cansancio, náuseas, confusión, irritabilidad y pensamiento confuso, falta de memoria y coordinación. Sin embargo, algunas personas pueden no tener síntomas y estar expuestas a niveles bajos de CO; pero la continua y baja exposición puede causar alteraciones a la salud a largo plazo, estos efectos incluyen daños neurológicos, como dificultad para aprender y retener datos en la memoria, efectos emocionales y de personalidad y trastornos sensoriales y motores.

Para prevenir este grave problema debemos: Instalar alarmas de CO cerca de los dormitorios. Inspeccionar y limpiar todos los años los sistemas de calefacción y chimenea. Instalar y utilizar un extractor de aire sobre las cocinas de gas y abrir el conducto de humo cuando usemos la chimenea y verificar que las puertas de la estufa de leña cierren bien. Si usa generadores portátiles déjeles fuera y lejos de la vivienda. Nunca deje el automóvil encendido en el garaje. No use una parrilla de carbón en interiores, ni siquiera en la chimenea. Nunca caliente su casa con un horno de gas.

Si usted siente que tiene síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, salga inmediatamente a un ambiente con aire fresco, abra puertas y ventanas para que la casa se ventile, cierre y apague estufas, hornos, calentadores y todo aparato de este tipo. Llame inmediatamente al 911 y/o busque atención médica de inmediato. La intoxicación por monóxido de carbono es prevenible, proteja a su familia informándose.

Visto 112 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento