Domingo, 15 Diciembre 2019
BREAKING NEWS
Carácter de una Mascota

Carácter de una Mascota Destacado

Actualmente en nuestra comunidad se ha visto un gran porcentaje de animales sueltos, la mayoría son perros. Muchas veces miramos perros abandonados y cachorros siendo vendidos por la calles. Reciamente, un pit-bull mix atacó a 12 estudiantes de la primaria Fillmore. El perro está bajo custodia de OKC Animal Welfare mientras la investigación sigue.

Los animales en las calles y la venta de animales puede ser evitado si los dueños se informan del cuidado que los animales deben tener.

El cuidado de mascotas no solo es de darles comida y amor, también tiene que ver con el comportamiento de la mascota y su bienestar. Por ejemplo, si usted sabe que no tiene lo necesario para cuidar una mascotas, puede llevarla a esterilizada. Con este paso, usted previene la sobre población y problemas de salud, como el cáncer.

También hay problemas que pueden afectar la personalidad de la mascota, tal como el PTSD. Una de las razones por la cual dueños de mascotas dejan ir a los perros o gatos es porque ellos ya no lo pueden cuidar, controlar o escapan. Pero conociendo y con el entrenamiento adecuado, su mascota estará más tranquila y los problemas de actitud se solucionarían.

"Si su perro responde en pánico o aparase decaído, y si ha notado que el comportamiento de su perro se ha deteriorado desde entonces, es posible que su perro esté experimentando una versión canina del trastorno de estrés postraumático, también conocido como PTSD", comenta Sara Reusche, dueña de Paws Abilities. Sarah vive en Minnesota y tiene más de diez años de experiencia trabajando con mascotas. No solo es una entrenadora profesional de perros, sino también es veterinaria certificada.

Existen diferentes formas de trastorno de estrés postraumático en los animales. Los problemas de comportamiento animal más comunes son la agresión, la masticación destructiva, la ansiedad por separación y el llanto. Cada uno de ellos puede ser causado y significar situaciones diferentes. Hay más de siete tipos de agresiones como: territorial, protección, miedo y defensiva, dolor (un comportamiento agresivo cuando el animal tiene dolor) y depredadora. La masticación destructiva puede ser causada por la ansiedad, el miedo, el hambre y si son recién nacidos, podrían ser la dentición. La ansiedad por separación es más común en los animales que se encuentran en las calles y en los refugios para animales. Son animales que han sido abandonados por dueños anteriores y pueden causar muchos problemas al futuro amo.

“Una de las quejas más comunes de los padres de mascotas es que, sus perros son perjudiciales o destructivos cuando se quedan solos. Sus perros pueden orinar, defecar, ladrar, aullar, masticar, cavar o intentar escapar. Aunque estos problemas a menudo indican que los perros deben ser entrenados", señala ASPCA.org.

Sin embargo, si están mostrando otros comportamientos de angustia como la ansiedad cuando su propietario, podría indicar que tienen ansiedad de separación.

Si usted cree que su mascota sufre de problemas de actitud o necesita terapia, hable con su veterinario o a un refugio de animales cerca de usted. Aquí está una lista de los pocos refugios de animales alrededor de Oklahoma, Pets and People Humane Society, Moore Animal Shelter and Adoption, Midwest City Animal Welfare, Animal Resource Center, Latin Pets, y Reno Animal Shelter.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • No los pongas en riesgo

    En este Día de Acción de Gracias cuidemos a nuestras mascotas de consumir alimentos peligrosos.

    Sabía usted que, durante los días festivos del año hay mascotas que hacen cualquier cosa para conseguir un bocadillo de su plato. El día de Acción de Gracias se acerca rápidamente y debemos poner atención de qué alimentos se pueden dar a nuestras mascotas.

    Esta fecha es una celebración donde la mesa se llena de comida. El pavo, jamón, tamales, puré de papa, pastel o algo con elote; son las comidas más comunes y muchas veces con todos los arreglos, uno suele distraerse y dejar la comida en un lugar donde su mascota puede llegar y comerla y posiblemente las consecuencias podrían ser muy lamentables.

    "Las mascotas pueden sufrir de malestar estomacal, vómitos y diarrea. Son síntomas que pueden ocurrir si los animales domésticos consumen los alimentos diseñados para los humanos", dijo AmericanHumane.org. Cualquier tipo de alimento que contiene grasa o manteca puede causar inflamación en el estómago de su mascota, algo peligroso puesto que, el páncreas de un perro o gato no tiene lo necesario para procesar la grasa.


    AmericanHumane.org dio una lista en línea de las cosas que debe tener en mente si tiene mascotas. Por ejemplo, las decoraciones, regalos, juguetes y cosas que pueden causarle estrés y descuidar a sus animales durante esta fecha.

    A continuación, compartimos con todos ustedes una lista de alimentos y como pueden afectará la salud de sus mascotas si estos las llegan a consumir.

    Dar una pierna de pavo, costilla, o carne de cerdo a los perritos o gatos es más común de lo que se podría pensar. Para los perritos y gatos, ellos tienen sus propios juguetes para masticar y los cuales no son peligrosos. Si usted le da a su mascota un hueso puede ser uno de los mayores errores.

    Los pedazos de hueso pueden quedar atrapados en la garganta, causando problemas al ingerir la comida. Si se ingiere más allá de su garganta y entra al estómago, los bordes afilados pueden desgarran sus entrañas, exponiendo a la mascota que sangre por dentro y en necesidad de cirugía para reparar el daño.

    No solo los alimentos ricos en grasas afectan a las mascotas. También las manzanas, moras, brócoli camote, espárragos, espinacas, ejotes y demás alimentos, los pueden poner en peligro.

    Los alimentos que comemos tienen el propósito de ayudar a nuestro sistema digestivo para que esté saludable y limpio. Pero no es algo que debemos compartir con nuestros animales.

    Si usted desea conocer más información sobre qué alimentos pueden hacer daño a sus mascotas, visite www.foodbeast.com, www.americanhumane.org, www.aspca.org y www.vetstreet.com.

  • Reconoce y aprende

    Cuántas personas viven enojadas consigo mismas porque se equivocaron y tomaron una mala decisión en algún momento de su vida. Así, en lugar de salir de ese sentimiento de culpa o enojo, se aferran más y pierden la oportunidad para reparar y continuar.

    Vivir recordando los errores cometidos solo conduce a tener una vida llena de amargura y resentimientos y el dolor no deja soltar el enojo, por lo que el corazón se endurece al punto que deja de creer que puede componer y sanar cualquier lo que se daño.

    A veces queremos solucionar nuestro error, tratando de buscar culpables, en lugar de enfrentarnos a nuestra realidad y aceptar que muchas veces, es más fácil decir “yo estoy bien”, “no necesito que nadie me juzgue” a decir: “creo que me equivoque” o “lo siento”.

    Si te equivocaste es importante reconocer el error. Sin ciencia y sin orgullo, aceptar el hecho tal cual como es, como un error. No se le justifica, ni se le da muchas explicaciones. Al error se le asume, se le confronta y se busca lo que se pueda salvar.

    Estar consciente de las consecuencias y del daño que se ha causado y ser humilde para saber que por más incómoda que sea la situación, hay que saber disculparse y buscar una buena solución.

    Tú no eres los errores que haces, eres mucho más que eso. No tienes por qué cargar a tus errores ni por qué juzgarte en base a lo que hiciste. Tú tienes la posibilidad de arreglar (casi) cualquier situación que has dañado. Los errores son grandes maestros si aprendes a escucharlos.

    El problema más grande que hay es que muchas personas tienen tanto miedo a enfrentar el error que hicieron que cuando se equivocan, piensan que han hecho algo impresionantemente mal, que han fracasado y que lo han arruinado todo. Sin darse cuenta que una equivocación es solo una equivocación. Cuando esta se reconoce rápidamente, se le puede editar haciendo ajustes necesarios para continuar lo que se tenga que corregir.

    Los errores son necesarios y nadie se salva de estos, la cuestión como todo, es la actitud con la que se enfrentan y se superan.

    No se trata de justificar malas decisiones, ni las equivocaciones mayores que pueden llegar a crear consecuencias irreparables. En la mayoría de los casos, se puede decir que los grandes errores y los problemas que parece no tienen arreglo, se iniciaron un una pequeña e insignificante equivocación que se descuidó y se convirtió en un resentimiento mayor.

    No vayas por la vía fácil de alejarte de tus errores, siempre es mejor enfrentarlos, reconocerlos y luchar por solucionar el daño que hiciste. Además, nunca es tarde para aprender de nuestros errores y convertirlos en una oportunidad.

  • Las caídas enseñan

    Cuando una persona llega a la cúspide, muchas veces envidiamos lo que tiene sin pensar en lo que tuvo que pasar para poder llegar a ese momento. La mayoría de las personas desean el éxito, pero no quiere pasar la prueba y nadie llega a ser exitoso sin pasar momentos que lo pondrán a prueba.

    El éxito siempre se inicia con el deseo auténtico para triunfar y ese deseo se encuentra dentro de cada uno. Nadie puede inspirar o motivar suficiente para que uno tenga el valor de actuar y hacer lo posible para lograr sus objetivos, si uno no lo desea. Cuando las personas pueden alinear sus pensamientos con sus sentimientos tienen una posibilidad mayor para poder triunfar.

    El secreto para esto radica en poder enfocar las ideas que tiene la mente y callar los miedos que solo hacen ruido y no dejan prosperar. Para que el corazón reconozca sinceramente lo que quiere, lo que le gusta y lo que de verdad lo haría feliz. Los triunfadores no nacen, se hacen. Son el tipo de personas que se caen siete veces o más y aprenden a levantar.

    Cada caída les enseña un nuevo ángulo, les abre su perspectiva y además aprenden a descubrir una manera para superar cualquiera que sea su condición, sin reproches ni resentimiento. Son gentes que no se dan por vencida fácilmente. Tienen objetivos claros y sus acciones están impregnadas con determinación, esfuerzo y dedicación.

    Pensar como triunfador implica desarrollar un compromiso a largo plazo uno mismo y con la vida. Es tener la responsabilidad más grande que la duda o el miedo. El compromiso genera carácter y ese carácter determina el avance que darás en tu próxima meta.

    Ser una persona triunfadora no siempre quiere decir que se vive en una mansión millonaria, tampoco quiere decir que se trata de ser el individuo más famoso o más prestigiado de la comunidad. Para ser un triunfador se tiene que tener confianza en uno mismo, fe en que la vida es buena y abundante, pero sobre todo se tiene que sentir gratitud y satisfacción por todo lo que se tiene y se ha logrado.

    A pesar de que toda persona tiene la potencialidad para triunfar, hay ocasiones que el triunfo se esfuma y se va de las manos. Muchas veces el resistir es más importante que el avanzar.

    Pareciera que triunfar es solo una condición para los demás. Pero no es así. Toda persona que quiere triunfar puede, aun cuando esta persona se sienta derrotada y pudiera haber olvidado como desarrollar su potencial y volver a tener la fe que se perdió para volver a luchar.

    Afortunadamente, aunque no lo crean, la vida se encarga de volver a regalar nuevas oportunidades para poder triunfar. Así que, aunque te sientas que has caído y no puedes continuar. Levántate y camina, no permitas que el presente sea más fuerte que el futuro que realmente te espera. Aprovecha tus errores y lograrás el éxito.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento