Jueves, 22 Agosto 2019
BREAKING NEWS
Carácter de una Mascota

Carácter de una Mascota Destacado

Actualmente en nuestra comunidad se ha visto un gran porcentaje de animales sueltos, la mayoría son perros. Muchas veces miramos perros abandonados y cachorros siendo vendidos por la calles. Reciamente, un pit-bull mix atacó a 12 estudiantes de la primaria Fillmore. El perro está bajo custodia de OKC Animal Welfare mientras la investigación sigue.

Los animales en las calles y la venta de animales puede ser evitado si los dueños se informan del cuidado que los animales deben tener.

El cuidado de mascotas no solo es de darles comida y amor, también tiene que ver con el comportamiento de la mascota y su bienestar. Por ejemplo, si usted sabe que no tiene lo necesario para cuidar una mascotas, puede llevarla a esterilizada. Con este paso, usted previene la sobre población y problemas de salud, como el cáncer.

También hay problemas que pueden afectar la personalidad de la mascota, tal como el PTSD. Una de las razones por la cual dueños de mascotas dejan ir a los perros o gatos es porque ellos ya no lo pueden cuidar, controlar o escapan. Pero conociendo y con el entrenamiento adecuado, su mascota estará más tranquila y los problemas de actitud se solucionarían.

"Si su perro responde en pánico o aparase decaído, y si ha notado que el comportamiento de su perro se ha deteriorado desde entonces, es posible que su perro esté experimentando una versión canina del trastorno de estrés postraumático, también conocido como PTSD", comenta Sara Reusche, dueña de Paws Abilities. Sarah vive en Minnesota y tiene más de diez años de experiencia trabajando con mascotas. No solo es una entrenadora profesional de perros, sino también es veterinaria certificada.

Existen diferentes formas de trastorno de estrés postraumático en los animales. Los problemas de comportamiento animal más comunes son la agresión, la masticación destructiva, la ansiedad por separación y el llanto. Cada uno de ellos puede ser causado y significar situaciones diferentes. Hay más de siete tipos de agresiones como: territorial, protección, miedo y defensiva, dolor (un comportamiento agresivo cuando el animal tiene dolor) y depredadora. La masticación destructiva puede ser causada por la ansiedad, el miedo, el hambre y si son recién nacidos, podrían ser la dentición. La ansiedad por separación es más común en los animales que se encuentran en las calles y en los refugios para animales. Son animales que han sido abandonados por dueños anteriores y pueden causar muchos problemas al futuro amo.

“Una de las quejas más comunes de los padres de mascotas es que, sus perros son perjudiciales o destructivos cuando se quedan solos. Sus perros pueden orinar, defecar, ladrar, aullar, masticar, cavar o intentar escapar. Aunque estos problemas a menudo indican que los perros deben ser entrenados", señala ASPCA.org.

Sin embargo, si están mostrando otros comportamientos de angustia como la ansiedad cuando su propietario, podría indicar que tienen ansiedad de separación.

Si usted cree que su mascota sufre de problemas de actitud o necesita terapia, hable con su veterinario o a un refugio de animales cerca de usted. Aquí está una lista de los pocos refugios de animales alrededor de Oklahoma, Pets and People Humane Society, Moore Animal Shelter and Adoption, Midwest City Animal Welfare, Animal Resource Center, Latin Pets, y Reno Animal Shelter.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Tranquilos y Atentos

    Herramientas para que niños hiperactivos puedan encontrar un espacio de relajación.

    Comenzaron las clases nuevamente y con ellas, nuevos desafíos que enfrentarán nuestros hijos. Quizás para muchos, es su primera vez en la escuela o para otros el cambio de grado, volver a hacer nuevos amigos, acostumbrarse a una nueva rutina, puede ser estresante. Mucho más para los niños que son hiperactivos y que en ocasiones, no sabemos cómo actuar ante dicha situación. Por tal motivo, queremos compartir algunos consejos que podrán ayudarlos en esta nueva etapa.

    Cuando un niño es inquieto por demasiado tiempo o se presenta en momentos inapropiados, puede ser útil aprender técnicas que nos enseñen cómo calmarlo.

    Las causas de la agitación pueden ser numerosas. Algunas de ellas son:

    LA DIETA.

    Alimentos como el gluten, los huevos y la leche, pueden causarles una reacción alérgica que genera la liberación de anticuerpos que interrumpen el funcionamiento de neurotransmisores como la dopamina, cuya función es estimular las regiones cerebrales de atención, el sentido de organización y el control del movimiento.

    LA TECNOLOGÍA.

    Es posible que el mayor uso de computadoras, teléfonos móviles y videojuegos por parte de los niños a expensas de reducir el contacto con la naturaleza, explique el estrés de su comportamiento.

    CAMBIO DE AMBIENTE.

    Un cambio significativo en la escuela o en el hogar, o no sentirse a gusto en un nuevo ambiente, pueden ser motivos de irritación en un niño, y como el pequeño no sabe cómo canalizar ese sentimiento, puede experimentar ansiedad o inseguridad, que finalmente lo manifiesta en su comportamiento.

    ¿CÓMO AYUDAR A UN NIÑO A ESTAR MÁS TRANQUILO?

    Implementar rutinas podría brindarle estabilidad física y emocional. Algunas pueden ser:

    PROMOVER UN SUEÑO TRANQUILO

    Un niño en edad escolar debe dormir por lo menos de 10 a 11 horas por noche.

    VIGILAR SU ALIMENTACIÓN.

    Asegúrate de que se esté alimentando lo suficientemente bien.

    ESTIMULAR SU ACTIVIDAD FÍSICA

    Un niño debe tener al menos 60 minutos de actividad física al día. Anímalos a practicar deportes.

    DISMINUIR EL USO DE PANTALLAS

    Evite el uso excesivo de computadoras, dispositivos móviles y la televisión antes de ir a la cama.

    AYUDARLO A EXPRESARSE

    Ayuda a tu hijo a expresarse e identificar sus emociones. Cuando le leas un cuento, pregúntale acerca de las emociones que experimentan los personajes o cómo se habría sentido en esa situación

  • Lamentable

    Cuando miré la información e imágenes que circulaba en redes sociales y en diversos medios de comunicación, tras el tiroteo en El Paso, Texas, la tristeza me invadió y comencé a pensar en la sociedad que estamos construyendo en la actualidad y la cual dejaremos de herencia a nuestros hijos si no cambiamos nuestra manera de pensar y actuar.

    El odio, racismo, discriminación, humillación, etc., siempre ha existido, aunque si bien es cierto, en los últimos años esto ha ido en aumento, afectando más a todos los que dejamos nuestro país y familias, para buscar un mejor futuro en los Estados Unidos, podemos notar que en ocasiones no somos bien vistos por otras comunidades.

    Es terrible enterarse que los tiroteos masivos no se detienen, que el gobierno, las autoridades y otras agencias, no pueden hacer nada para erradicar este tipo de actos. Durante este fin de semana, en tan solo 13 horas, tiroteos en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, dejaron 32 personas muertas y muchos heridos. Sin contar otras que siguen surgiendo alrededor de la nación. 249 tiroteos masivos se han registrado en todo el país en 220 días que llevamos en este 2019. Son cifras preocupantes y situaciones que reflejan el mundo actual.

    Ahora, debemos de entender que este problema va más allá de un conflicto entre razas, ya que muchos quieren hacernos creer eso. No solo es una lucha de poder entre comunidades, puesto que no me dejarás mentir que tenemos amigos de otras partes del mundo, con los podemos compartir buenos tiempos. Es como aquella frase que decimos: “No por uno, la llevamos todos”. Este problema radica en cada individuo y afecta a toda la sociedad.

    En redes sociales por ejemplo. Es fácil notar la envidia y las opiniones (en ocasiones negativas más que positivas) que surgen respecto a un tema, profesión, negocio etc., comentarios que inclusive suben de todo y comienza a tener como respuesta la humillación. Es bueno querer ser mejor y buscar la excelencia en todo lo que emprendes, pero no a base de despreciar o pisotear al prójimo.

    ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Qué podemos hacer para que todo esto se detenga?

    Como mencionaba al principio, este sentimiento de odio, seguirá presente en nuestra sociedad, pero por favor, empecemos realmente a analizar y reflexionar las acciones que estamos haciendo individualmente. Cambiemos nuestra manera de pensar y al hacerlo, nuestra manera de vivir será diferente.  Enseñemos a nuestros hijos a respetar, compartir, ser agradecidos, honestos, etc. Si queremos cambiar nuestra sociedad, necesitamos empezar por nosotros mismos y nuestra familia, de lo contrario todo seguirá como antes o peor.

  • Etapa Difícil

    La adolescencia es una etapa importante en el desarrollo de la persona. Es en este momento cuando el niño/a inicia el camino hacia su independencia, donde experimenta y busca entender quién es y cómo debe de actuar.

    El problema más grande que tienen los adolescentes generalmente es con sus padres, porque a pesar de que ellos quieren lo mejor para sus hijos, por no entender lo que está sucediendo, sin querer crean conflictos, lastiman la comunicación y esperan que los adolescentes actúen como ellos desean.

    A pesar de que no todos superan la etapa de la adolescencia, la mayoría de las personas, crecen, maduran y se convierten en adultos exitosos y felices, ya que logran sanar muchas de las cicatrices causadas por los malentendidos, la rebeldía y el exceso de control que les imponen sus padres y las normas sociales.

    Las luchas de poder, los cambios repentinos, las hormonas, los miedos, angustias, confrontaciones y la rebeldía crean conflictos, frustraciones y mucha incertidumbre. Los adolescentes necesitan espacio para crecer, libertad para conocer, oportunidades para hacer sus elecciones.

    Como padres, soltar el control y la estabilidad del hogar no solo duele, también espanta. Y aunque es difícil, desengancharse del joven inexperto, la misión de los padres como adultos responsables es educar y formar a su vez adultos responsables e independientes, por lo que es importante ayudarles a aprender a comunicarse con respeto, darles libertad con limites y explicar con claridad las posibles consecuencias de las malas decisiones. Es importante dejar a un lado las críticas severas, los castigos, las humillaciones o imposiciones con el fin de demostrar autoridad.

    “De los errores se aprende”, cuantas veces no hemos escuchado esa frase. La adolescencia es eso, aprendizaje no solo para la persona que lo experimenta, sino también para los padres. Es una etapa que nos llevará a aprender y a buscar que nuestros hijos se dirijan a un mejor camino, y aunque durante esa trayectoria cometan errores, recuerda que no es el final de su destino.

    Hay que nutrir la relación, recordar el amor incondicional que se les tienes, a pesar de las peleas continuas y, sobre todo, es crucial convertirse en el ejemplo que inspira y motiva a ser mejor persona. Hay que dejar de pensar que es el adolescente el que tiene que aprender a escuchar, entender y a cooperar.

    Una buena recomendación para tratar con hijos adolescentes es el recordar que esta es una etapa pasajera. Hay que tener paciencia e inteligencia para sobrevivir la crisis y aprender a construir una relación con el nuevo adulto que se está formando.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento