Martes, 25 Junio 2019
BREAKING NEWS
No lo digas

No lo digas Destacado

     Cosas mentalmente dañinas que les decimos a los niños todo el tiempo.
     La mayoría de nosotros sabemos instintivamente eso. Lo que a menudo ignoramos, sin embargo, es el hecho de que los niños tienen el cerebro no sólo físicamente más frágiles, si no también mentalmente. Psicólogos comparan el cerebro de un niño con la suave e impresionable plastilina.
     Si el padre de Jimmy le dice unas duras palabras, estas podrían afectarle al pequeño durante años.
     Esas palabras aparentemente inofensivas podrían afectar el desarrollo psicológico de su vida adulta. Algunas de las frases mas comunes que los padres decimos son:

1 “Eres demasiado sensible”

     Según los psicólogos, muchos niños simplemente nacen con un sistema nervioso más finamente sintonizado. Como resultado de ello, reaccionan de forma rápida e intensamente a casi todo. Los padres de estos niños a menudo cometen el error de impedir que la sensibilidad salga hacia el exterior.
     Con el tiempo, esto deja la química del cerebro del niño “fuera de juego” y reduce su capacidad de identificarse con los demás. Después de todo, si se les enseña que sus emociones no son importantes, ¿por qué iban a pensar que las emociones del resto de personas son importantes? La psicóloga infantil Elinor Bashe anima a los padres a escuchar y aceptar las emociones de un niño, incluso si no parecen lógicas.

2 “Así es la vida”

     Cuando su hijo llega a casa molesto porque rechazaron su petición de baile, puede ser tentador decirle: “Bueno, así es la vida“. Pero lo que de verdad sugiere esa frase es “Hey – lo que te ha pasado no es importante, así que sigue
adelante”. Eso podría ser totalmente apropiado decírselo a alguien de 25 años de edad, en las mismas circunstancias. Pero el cerebro de un niño es físicamente incapaz de comprender el hecho de que sus experiencias no son únicas. Cuando se les dice eso, se sentirán culpables, frustrados y confundidos.
     En su lugar, debe validar su experiencia y animar su resiliencia (capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas).

3 ¡“Porque yo lo digo”!

     Un ejemplo. El pequeño Jimmy se niega a irse a dormir a las 8 de la noche sin saber por qué. Su madre, exasperada le dice:
     “¿Quieres saber por qué? Por que lo digo yo”. Esa es una respuesta terrible. Tiende a crear resentimiento en los niños, ya que les obliga a aceptar una creencia dogmática. Esto conducirá inevitablemente a una lucha de poder cuando el niño aprende a encontrar respuestas por sí mismo que cuestionan la autoridad de sus padres. En cambio, aunque parezca frustrante, ¿por qué no responder a la pregunta? Es decir, si sus decisiones de crianza se basan en la lógica – ¿por qué no compartirlas con su hijo? Les ayudará a entender que, a veces, la autoridad sabe realmente lo que es mejor.

4 “Cállate”

     Los niños aprenden a una edad muy temprana que la frase ‘cállate’ se entiende como un insulto. Y seamos sinceros – la última persona que debería estar insultando a un niño es su padre. Ahora, lo más probable es que tenga una muy buena razón para decirle a su hijo ‘cállate’. La razón es probable que sea que usted está abrumado. Lo entendemos. Pero en lugar de decirles que se calle, ¿por qué no explicarle que – bueno, mamá ha tenido un día largo y duro y que ella realmente apreciaría un poco de silencio?

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Ayuda de FEMA

    La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en Inglés) cuenta con un plan de ayuda monetaria para las familias afectadas a recuperar los bienes perdidos (casas, negocios, carros, etc.) por las catástrofes.

  • Tío Chuy’s se renueva

    Tío Chuy’s Auto Group, anunció el incremento salarial para sus trabajadores, el cual tendrá un aumento de 14.00 dólares la hora como salario mínimo. De igual manera comentó que esta empresa se expandirá en la ciudad de Tulsa, Oklahoma, puesto que los clientes en esta ciudad necesitan de un mayor inventario de selección y un lugar más amplio y cómodo.

  • Sueños limitados

    La pasión por el fútbol en la vida de Caleb Roldan y Martín Romero, nace desde que eran muy pequeños, pero las pocas posibilidades que existen en el estado en cuanto a lo deportivo, hicieron que estos jóvenes tuvieran que decidirse por otra carrera profesional, pero hace algunos días tuvieron la oportunidad de hacer realidad uno de sus sueños. Formar parte de un partido de selecciones nacionales de fútbol.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento