Sábado, 25 Mayo 2019
BREAKING NEWS
La Batalla de Puebla

La Batalla de Puebla Destacado

Cuando uno le pregunta a un mexicano qué se celebra el Cinco de Mayo, son ellos los que más se sorprenden al ver como aquí, en los Estados Unidos, se festeja esa fecha. La mayoría de los norteamericanos cree que esta fiesta celebra el día de la independencia mexicana, lo cual es totalmente incorrecto, ya que la independencia de México se celebra el 16 de septiembre. Sin embargo, México recuerda esta fecha por la victoria de la Batalla de Puebla, suceso histórico que representó un hito importante en la costosa y prolongada lucha de esta nación en contra del intervencionismo extranjero. Con este triunfo militar, la nación demostró que podía defenderse del imperialismo de las potencias europeas deseosas de conquistar territorio y reestablecer colonias en el nuevo continente.

Dice la historia que los mexicano-americanos celebran el Cinco de Mayo, especialmente en los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas, porque los habitantes de estos lugares tuvieron una participación muy importante, y contribuyeron al derrocamiento del Imperio de Maximiliano de Habsburgo (de Austria).

Estas sociedades mexicano-norteamericanas se formaron después de la guerra contra México (1846-1848), como respuesta a las atrocidades cometidas por las tropas americanas que ocuparon las tierras anexas por los Estados Unidos de América al terminar la guerra. La distribución de estas tierras fue de acuerdo con el Tratado de Guadalupe Hidalgo y con el pago de quince millones de dólares.

En el año 1858, Benito Juárez fue elegido Presidente de los Estados Unidos Mexicanos para defender la Constitución establecida el 5 de febrero de 1857.

Después de varias luchas internas, Juárez fue reelecto en 1861. Debido a la inestabilidad financiera, causada por la guerra mexicano-americana, el Congreso Mexicano acordó suspender los pagos de la deuda exterior durante dos años.

Los acreedores en Europa (Inglaterra, España y Francia) decidieron que la intervención sería la mejor manera de cobrarse la deuda. Francia tenía su propia agenda, la cual era desconocida por Inglaterra y España. Napoleón III, Emperador del Segundo Imperio Francés quería establecer una monarquía favorable para Francia, y quería disolver el Gobierno Constitucional Mexicano.

Sus planes de grandiosidad consistían en extender esta monarquía hasta Centro y Sudamérica para proveer de materia prima y comercio a Europa y al mismo tiempo estar cerca de la República de los Estados Unidos, que crecía en poder después de anexar California, Nuevo México y Arizona.

Los designios descabellados de Francia fueron fomentados y confabulados por los terratenientes plutocráticos y los conservadores de México que temían perder su poderío y sus tierras al nuevo gobierno constitucional del Presidente Juárez.

Para el 11 de abril de 1862 España e Inglaterra se enteraron de las intenciones de Francia y abandonaron su apoyo embarcándose hacia Europa. Mientras tanto, en la ciudad de México, el Presidente Juárez, tomaba medidas para contrarrestar la invasión. Cuando llegaron las tropas de refuerzo francesas, el ejército se componía de siete mil soldados, que salieron en la ruta de doscientas veinticinco millas hacia la ciudad de México a principios de abril, con la ilusión de que los mexicanos les darían la bienvenida. Esta ilusión fue nutrida por Juan N. Almonte, un reaccionario mexicano, y por el Conde Dubois de Saligny, el embajador francés, nombrado por Napoleón. El Presidente Juárez le dio la orden al General Ignacio Zaragoza de detener el avance de las fuerzas armadas francesas en los fuertes de Loreto y Guadalupe, cerca de la ciudad de Puebla. Zaragoza, contaba con sólo dos mil hombres.

El Cinco de Mayo de 1862, los cañones resonaron, los rifles dispararon y más de mil soldados franceses cayeron muertos. Los mexicanos habían ganado la batalla, pero no la guerra. Sin embargo, esta fecha es la que simboliza el valor mexicano ante una armada tan formidable. Es así, como el Cinco de Mayo es una fiesta nacional mexicana. Pero es en los Estados Unidos de América en donde se celebra de una forma más festiva con desfiles, música, bailes folclóricos y comida.

Por eso, la mejor manera de celebrarlo es conmemorando la Batalla de Puebla de 1862 como debe ser, entre todos los hermanos hispanos sin importar la nacionalidad.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Ataque Armado

    Varios hombres armados ingresaron a un bar en el norte de Brasil y mataron a seis mujeres y cinco hombres, según reportes noticiosos. Las autoridades sólo confirmaron que ocurrió "una masacre" pero no dieron detalles. La policía reportó que siete individuos participaron en el ataque en la ciudad de Belén, en el estado de Pará, en el que también resultó herida una persona. Arribaron al lugar en una motocicleta y tres automóviles.

    "Se confirma que hubo una masacre", señaló Natalia Mello, portavoz del estado de Pará, sin dar más detalles. Funcionarios estatales de comunicación dejaron de responder a llamadas telefónicas. La policía militar y la civil de Pará tampoco respondieron a llamadas y correos electrónicos en busca de comentarios.

    A fines de marzo, el gobierno federal envió tropas de la Guardia Nacional a Belem para reforzar la seguridad en la ciudad durante 90 días.

    Brasil registró un máximo histórico de 64,000 homicidios en 2017, de los cuales el 70% fue con armas de fuego, según estadísticas oficiales. La mayor parte de la violencia en Brasil está relacionada con el crimen organiza do. En enero pandillas atacaron diversos puntos de Fortaleza, paralizando esa ciudad después de que comercios, autobuses y taxis dejaran de operar.

    En Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande del país, se registran tiroteos a diario entre grupos rivales o entre delincuentes y la policia, enfrentamientos que a menudo resultan en la muerte de civiles inocentes. Fogo Cruzado, un grupo que monitor e a las balaceras en el área metropolitana de Río, indicó que en los primeros 100 días del año se han registrado 2,300 tiroteos en Río de Janeiro y el área conurbada. Los asesinatos atribuidos a disparos de la policia en elestado de Río de Janeiro alcanzaron un máximo histórico, con un incremento del 18% en los primeros tres meses de 2019.

  • Alianza para competir

    Los rivales históricos Sony y Microsoft se han unido para combatir en el mercado contra Google y su anunciada stadia, el mercado de los videojuegos entra en una nueva guerra comercial.

    Estas alianzas al más puro estilo Game Of Thrones no se dan todos los días. Microsoft y Sony, rivales en el competitivo mundo de los videojuegos, firmaron un acuerdo para unir sus servicios de cloud gaming en un futuro cercano, donde posiblemente PlayStation y sus servicios de juegos en la nube -como PS Now existan en Azure, la plataforma cloud del gigante de Redmond. La inusual coalición va de la mano con una eventual colaboración e intercambio de información entre ambas empresas, lo que podría significar desde multiplayer compartido hasta una nueva plataforma de juego en la nube, que compita codo a codo con la anunciada Google Stadia.

    Además, ambas companias acordaron colaborar en el desarrollo de semiconductores -algo en lo que ninguna destaca demasiado- e inteligencia artificial, que puede apoyar directamente a productos de consumo como videojuegos y soluciones de sensores que usen Azure AI, integrados a la tecnología de Sony. Un acuerdo de estas caracteristicas no es menor, y la razón cae de perogrullo: el servicio de la gran G es un peligro para los fabricantes como Nintendo o Sony, que continúan en una guerra por llevarse a los gamers a su propio terreno y en un hardware dedicado. Por otro lado, ambas empresas quieren apostar por juegos en la nube que llegan a tu dispositivo por streaming: PS Now tiene ya una biblioteca bastante grande de titulos, pero funciona pobremente en mercados que no sean Japón o Norteamérica; Microsoft también nos ha hablado de xCloud. Ambas opciones, al igual que Stadia, todavía siguen en una etapa temprana.

  • Avanza T-Mec

    México celebra que la suspensión de aranceles “abre el camino” al T-Mec.

    El Gobierno de México celebró que el levantamiento de los aranceles que impuso Estados Unidos a su acero y aluminio “abre el camino” para ratificar el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y anunció la suspensión de los aranceles impuestos como represalia.

    “Recibimos con gran entusiasmo la decisión del presidente Trump de eliminar los aranceles impuestos a México y Canadá al acero y aluminio. Esta acción abre el camino para avanzar hacia la ratificación del TMEC”, publicó en Twitter el subsecretario para América del Norte del Gobierno mexicano, Jesús Seade. En un comunicado, la Presidencia de México detalló que se alcanzó un acuerdo con Estados Unidos de modo que “se levantan dichos aranceles, quedando sin cuotas el acero y el aluminio” de México.

    “Por su parte, México se compromete a eliminar todos los aranceles que impuso como represalia por las medidas adoptadas por el Gobierno de Estados Unidos”, añadió el comunicado.

    También informó que ambos países acordaron “poner fin a todos los litigios pendientes entre ellos ante la organización Mundial del Comercio (OMC)” sobre este asunto e implementar “medidas para prevenir la importación de aluminio y acero a precios de ‘dumping’”. El Gobierno mexicano consultó este acuerdo con el canadiense, país que también forma parte del acuerdo comercial pendiente de ratificación. El presidente de estadounidense, Donald Trump, confirmó que su Gobierno ha alcanzado un acuerdo con México y Canadá para eliminar los aranceles estadounidenses al acero y el aluminio, y confió en que eso allane el camino para la ratificación del T-MEC.

    “Acabamos de alcanzar un acuerdo con Canadá y México, y venderemos nuestros productos a esos países sin la imposición de aranceles, o de grandes aranceles”, afirmó Trump durante un discurso ante una conferencia de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EE.UU. “Espero que el Congreso (estadounidense) apruebe pronto el T-MEC, para que nuestros agricultores tengan más éxito todavía”, añadió. A cambio, Canadá también se comprometió a retirar las represalias comerciales con las que respondió a esos aranceles, valoradas en 16.000 millones de dólares, según un comunicado conjunto. En mayo del año pasado, Donald Trump inició una guerra comercial al imponer aranceles a la importación de acero y aluminio a la Unión Europea, Canadá y México.

    Como respuesta, México suspendió el tratamiento arancelario preferencial a una amplia variedad de mercancías procedentes de Estados Unidos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento