Domingo, 22 Octubre 2017
BREAKING NEWS
Jueves, 18 Mayo 2017 15:25

¿Su mascota actúa normal?

En el último año y medio, ha habido muchos temas sobre los animales alrededor del mundo y de mascotas. Sin embargo, hay un tema que se ha mencionado brevemente y debe ser dirigido para ayudar a vecindarios y mascotas. Muchos especialistas en animales argumentarán que el abuso de los animales está relacionado con los problemas de comportamiento.

¿Qué es el comportamiento de los animales?

La forma más sencilla de explicarlo es que los animales pueden sufrir una forma de PTSD. Necesitarán terapia, paciencia y comprensión.

"Si su perro responde con pánico o si usted ha notado que el comportamiento de su perro se ha deteriorado, es posible que su perro podría estar experimentando una versión canina de trastorno de estrés postraumático, también conocido como PTSD" Comenta Sara Reusche propietaria de Paws Abilities. Sarah vive en Minnesota y tiene más de diez años de experiencia trabajando con mascotas. No sólo es un entrenador de perros profesional, sino que también es un veterinario certificado.

¿Existen diferentes formas de PTSD en animales?

Los problemas más comunes de conducta en animal son la agresión, la masticación destructiva, la ansiedad de separación y el gemido. Cada uno de ellos puede ser causado por y significar cosas diferentes. Hay más de siete tipos de agresión como territorial, protección, el miedo y la defensa, el dolor provocado (un comportamiento agresivo cuando el animal está en el dolor), y el depredador. Masticación destructiva puede ser causada por la ansiedad, el miedo, el hambre, y si son recién nacidos que podrían ser la dentición. La ansiedad por separación es más común en los animales que se encuentran en las calles y refugios de animales. Son animales que han sido abandonados por los propietarios del pasado y pueden causar muchos problemas para los futuros propietarios.

"Una de las quejas más comunes entre los amos de mascotas es que sus perros son perjudiciales o destructivos cuando se dejan solos. Sus perros pueden hacer del baño, ladrar, masticar, o tratar de escapar. Aunque estos problemas indican que un perro necesita ser entrenado, también pueden ser síntomas de angustia," ASPCA.org. Sin embargo, si están mostrando otros comportamientos de angustia como ansiedad cuando su dueño se aleja o sale del hogar, podría indicar que tienen ansiedad de separación.

¿Cómo se puede ayudar a las mascotas?

Hay ayuda para aquellos que tienen una mascota que sufre de problemas de comportamiento. Hay entrenadores, entrenadores certificados, Certified Applied Animal Behaviorists (CAABs), Associate Certified Applied Animal Behaviorists (ACAABs), y Diplomats of the American College of Veterinary Behaviorists (Dip ACVBs). Platique con su veterinario o con un refugio de animales cerca de su hogar para determinar qué tipo de tratamiento y terapia necesita su mascota.

Publicado en Mascotas

Un guardia de seguridad del parte Walt Disney World security y un conserje en SeaWorld están entre los 18 hombres detenidos en una operación encubierta para detectar a depredadores sexuales, según dijo el alguacil Grady Judd.
Los detenidos respondieron a anuncios en línea de detectives encubiertos que pretendían ser niños o guardianes de niños.
"Los depredadores de niños son peligrosos y están fuera de control. Buscan en internet a niños, tan jóvenes como de 10 años, para enseñarles a tener sexo", dijo Judd. "Llegan con dulces y condones y se van esposados directamente a la cárcel".
La operación, en la que participaron varias agencias de seguridad de Florida, tuvo lugar del 29 de marzo al 4 de abril.
Un investigación de CNN de 2014 encontró que 35 empleados de Disney, así como dos trabajadores de SeaWorld y 5 de Universal habían sido arrestados desde 2006 por crímenes sexuales que involucraban a niños, como intentar encontrarse con un menor para tener sexo o posesión de pornografía infantil. Los parques dijeron en el momento que tienen una política de cero tolerancia con este comportamiento y que someten a sus trabajadores a extensos chequeos de seguridad y revisión de antecedentes.
Todos los presuntos crímenes ocurrieron fuera de los parques temáticos, a excepción de dos casos que involucraban posesión de pornografía infantil en la propiedad de Disney. Ninguno de los casos involucró a menores o adolescentes visitando los parques.
"A pesar de nuestras múltiples operaciones encubiertas para descubrir depredadores sexuales y de los reportes de CNN, hay dos empleados de parques, uno de los cuales era un guardia de seguridad y otro un entrenador voluntario en un colegio cristiano, entre los 18 detenidos en la redada", dijo Judd.
Los arrestos anunciados el martes incluyen a Jeffrey Erich Binder, de 26, proveniente de Florida, quien trabaja como un guardia de seguridad en Walt Disney, quien "llegó al lugar que había sido citado para tener sexo con una niña de 14 años, según él creía".
"En sus conversaciones, Binder le decía al detective encubierto que quería hacerle "todo lo sexual" a ella. Compró condones en camino al lugar donde se debían encontrar", dice el comunicado. Tenía su uniforme de guardia de Disney en su auto cuando fue arrestado, según la oficina del alguacil.
Binder fue arrestado por intento de agresión, por viajar a encontrarse con un menor de edad, por usar una computadora para seducir a un niño y por usar un dispositivo de dos vías de comunicación para cometer un delito. Su historia criminal incluye un cargo por violencia doméstica.
La vocera de Disney Jacquee Wahler dijo que Binder "había sido puesto en licencia no paga mientras se resuelven los cargos" y no se refirió al anterior arresto del hombre.
Los documentos de la corte muestran que le dejaron irse antes del juicio.
También fue arrestado Arthur Joseph Nelson, de 19 años, un conserje en SeaWorld Orlando.
Nelson llegó a la ubicación acordada para encontrarse con la que él creía que era una niña de 14 años, según las autoridades.
"Él le envió fotos de sus genitales y compró condones en camino a donde iban a encontrarse", dice el comunicado. "Después de su arresto, Nelson le dijo a los detectives que sabía que la niña tenía 14 años, se detuvo en WalMart para comprar condones, habló con menores de edad pero que era la primera vez que hacía "algo así" y que estaba "drogado" y "excitado" y que pensó que era una buena idea", añade el comunicado.
Nelson fue acusado de los mismos cargos que Binder y además de posesión de parafernalia.

Publicado en Nacionales

Miles de trabajadoras domésticas en Hong Kong son tratadas apenas poco mejor que esclavas modernas, según un nuevo informe.
Justice Centre, una organización de derechos humanos sin fines de lucro, dice que su estudio de 1.049 empleadas domésticas encontró que una de cada seis es víctima de trabajo forzoso y enfrenta abusos laborales como violencia física, explotación salarial y privación de comida y descanso. De ellas, el 14% fueron víctimas de tráfico.

Hong Kong es una de las ciudades más ricas del mundo, un centro financiero repleto de brillantes rascacielos, tiendas de lujo y magnates multimillonarios. Es también hogar de 336,600 trabajadores domésticos migrantes. Con base en las conclusiones del informe, hasta 56,000 de ellos podrían estar realizando trabajo forzoso.
“Hong Kong tiene que admitirlo; el gobierno ya no puede darse el lujo de simplemente esconder estos problemas debajo de la alfombra”, dijeron Jade Anderson y Victoria Wisniewski Otero, coautoras del informe, que estudió a trabajadores de ocho países.
Una trabajadora doméstica que escapó de un empleador abusivo dice que fue pateada, golpeada, alimentada con comida podrida y obligada a trabajar 20 horas al día durante casi un año.
“Me sentía muy, muy asustada”, dijo Mun, de 23 años, a CNNMoney. “Creía todo el trabajo en Hong Kong era así... [y que] nadie me podía ayudar”.
Lee: Trabajo doméstico no remunerado equivale a 24% del PIB en México
Hong Kong comenzó a permitir que los trabajadores domésticos extranjeros trabajaran en el territorio en la década de 1970 para compensar la escasez de personal local. Muchos llegan a través de agencias directamente desde sus países —Indonesia, Filipinas y otros países asiáticos— y no conocen al empleador antes de firmar un contrato que les exige vivir y trabajar en sus hogares. Por ley, solo tienen derecho a un día de descanso a la semana.
“Los trabajadores domésticos migrantes son especialmente vulnerables al trabajo forzoso, debido a que la naturaleza de su ocupación puede desdibujar los límites entre la vida laboral y aislarlos tras puertas cerradas”, dijo Justice Centre en el informe.
El gobierno de Hong Kong dijo que estaba comprometido a proteger los derechos de los trabajadores domésticos extranjeros.
“Nuestra legislación local proporciona un marco sólido y probado para combatir la trata de personas”, dijo un portavoz del Departamento de Seguridad en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN.
Golpeada, pateada y abofeteada
Mun llegó a principios del año pasado, emocionada por comenzar un trabajo que esperaba que la ayudaría a mantener a su madre enferma en su ciudad natal.
Su salario mensual era de 4,110 dólares de Hong Kong (530 dólares estadounidenses), el mínimo legal en aquel entonces, y cuatro veces más de lo que ganaba en un restaurante en Indonesia por lavar los platos y atender las mesas.
Como es requerido por la ley, vivía con su empleador. Su habitación era un armario estrecho, mucho más pequeño que los 80 pies cuadrados (7.4 metros cuadrados) establecidos en su contrato.
Alrededor de un mes después de su llegada, comenzó el abuso físico. Recibió puñetazos, patadas y bofetadas por parte de su empleador por no limpiar bien un rincón o por poner las cosas en el lugar equivocado.
Mun, quien no quiso dar su nombre completo debido a que su caso aún está siendo investigado por las autoridades locales, dijo que la familia para la que trabajaba solo le permitía comer comida que se había podrido, y que a menudo se enfermaba como resultado de ello. Eso la dejaba con poca energía para las jornadas de 20 horas, y a menudo sus salarios eran descontados.
Pero no podía irse, dijo, porque la agencia de contratación retenía su pasaporte. También debía grandes sumas de dinero, hasta el 75% de su salario mensual, debido a que la agencia la había obligado a tomar un préstamo con un prestamista local para pagar las tasas de colocación de empleo.
Un día a finales del año pasado, después de otra paliza, finalmente decidió huir cuando la familia estaba fuera, y logró llegar a un refugio local. Pesaba solamente 34 kilogramos, y tenía varias cortadas y contusiones por todo el cuerpo. Mostró a CNNMoney fotografías tomadas por un amigo ese día.
Ningún lugar a dónde ir
Mun se encuentra entre el grupo de trabajadores domésticos que el Justice Centre dice que son los más vulnerables: están en su primer contrato, tienen una deuda importante vinculada a su reclutamiento y fueron contratados fuera de la ciudad.
El grupo quiere que Hong Kong promulgue leyes para convertir el trabajo forzado en un delito independiente, suprimir el requisito de que el personal doméstico viva con los empleadores, regular con más atención las agencias de contratación, estipular lo que se considera un alojamiento y alimentos apropiados, así como fijar las horas máximas de trabajo.
Otros grupos de defensa han hecho llamados similares, generados por un importante caso de abuso que salió a la luz en 2014.
La empleada doméstica indonesia Erwiana Sulistyaningsih fue mantenida prisionera y torturada por la ama de casa de Hong Kong Law Wan-tung, quien la privó de alimentación, sueño y pago durante largas horas de trabajo. Law fue posteriormente encontrada culpable por un tribunal local de encarcelar y abusar de su empleada.
El proceso legal exitoso fue una rara excepción, y muchos más casos de abuso no son perseguidos, dicen los defensores.
Uno de cada tres hogares de Hong Kong con niños tienen una empleada doméstica, según el Justice Centre. Estos trabajadores migrantes representan el 10% de la población activa de Hong Kong, y la mayoría de ellos son mujeres.

Publicado en Internacionales

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento