Domingo, 20 Agosto 2017
BREAKING NEWS
Viernes, 25 Marzo 2016 17:03

Consejo Legal

Entré a Estados Unidos con Visa de turista en el año 2000, y me quedé aquí cuando ésta expiró. Mi her- mano -que también tenía Visa de turista- fue arres- tado en 2006, en la frontera de Laredo, porque quiso pasar a una persona con papeles de otra; le tomaron las huellas, foto, le cancelaron la Visa y lo deportaron a México. Yo estoy por casarme con una ciudadana estadounidense y quisiera que mi hermano venga a la boda. ¿Existe alguna posibilidad que él pueda sacar de nuevo la Visa? ¿Tiene que solicitar algún perdón? Ya pasaron más de 6 años desde aquella situación.

Respuesta: Lo que deben hacer es enviarle todo el expediente de su hermano a un abogado especialista en la materia, para que él pueda analizar detalladamente la situación, ver qué delito se le imputó (si así fue) a su hermano, y que él les diga si existe posi- bilidad de obtener un perdón. Hay ofensas que no son perdona- bles para las autoridades de este país.

Estoy en Estados Unidos de forma legal, soy de México, pero mi problema es el que a continuación le detallo: A finales de los 80’s obtuve mi resi- dencia legal, por medio de mi madre; viví un tiempo en los Estados Unidos pero después regresé a México, allá me casé e hice mi vida. Hace 1 año quería viajar a Estados Unidos, y fui a la Embajada en México a sacar mi Visa, porque ya estaba vencida mi residencia, ahí la persona que me entrevistó me dijo que yo tenía que renun- ciar a esa residencia para poder sacar la Visa. Así lo hice y les firmé un documento en donde yo admitía a esa renuncia, pero ahora quiero tener de nuevo mi residencia, pues resulta que una empresa me ofrece traba- jo aquí. La cuestión es la siguiente: ¿será que pue- da obtener la residencia de nuevo?

Respuesta: Usted despro- vechó una de las metas de todo inmigrante a Estados Unidos: obtener una resi- dencia legal. Lamento decirle que no podrá recu- perar dicha residencia, pues usted mismo renunció a ella. Lo que deberá hacer ahora es iniciar nuevamen- te el trámite para solicitar ese privilegio, pero esto signi ca iniciar un proceso que le llevará varios años y con el antecedente que tiene Inmigración sobre el hecho de su renuncia a la anterior, es muy probable que se la nieguen; además, falta ver sus condiciones personales, si es casado, soltero, y si tiene un familiar que pueda pedir la residencia para usted. Le aconsejo que mejor se asesore de forma personal con un abogado experto en el tema, para que éste aná- lice bien su caso y le diga las posibilidades reales que tiene de obtener la residen- cia nuevamente.

Hace como seis meses pedí a mi esposa. Yo soy residente legal des- de hace casi un año, pero mi esposa está en Guatemala, ella piensa ir a la Embajada de Estados Unidos para solicitar una Visa y venir a visitarme los meses que le den con ese permiso, pero tenemos miedo que esto afecte el proceso que ya llevamos; el abogado que nos asesora dice que sólo estamos en espera que se libere un cupo para ella como residente. ¿Nos afectaría el proceso si ella solicita una Visa?

Respuesta: No. No tiene por qué verse afectado su proceso, siempre y cuando ella (si logra obtener la Visa y viaja a Estados Unidos) no tenga algún problema con las autoridades de este país. Además, es impor- tante que sea clara y diga la verdad ante las autoridades consulares, que les expli- que su intención de venir a visitarlo a usted y regresar a su país cuando se cumpla el tiempo otorgado en su Visa. Claro que no existe una garantía de que le otor- guen la Visa como ocurre con cualquier solicitante, pues bien pueden negárse- la. Que tengan suerte.

Nací en Estados Unidos y estoy estudiando la Universidad. Mi novio, con quien ya llevo 4 años, vive en Tijuana, México, y queremos casarnos; él también estudia la Universidad allá. Mi pre- gunta es ¿cuánto tiempo tomaría el proceso para que él pudiera venir a vivir a Estados Unidos como mi esposo? Él nunca ha podido obtener una Visa, pues no tiene ingresos y su familia no es rica; él se gradúa este año como licenciado en Derecho.

Respuesta: Antes de pensar en casarse, deben pensar en cómo se van a mante- ner, pues si usted estudia
y él también, es uno de los puntos importantes que analizará el USCIS para
que su esposo pueda venir a Estados Unidos. Si usted no tiene la capacidad eco- nómica para mantener a su esposo, deberán buscar un patrocinador, alguien que garantice su manutención y con ello no se conviertan en una carga para el Gobierno. El patrocinador puede ser algún familiar suyo, pues debe ser ciudadano ame- ricano. Si tiene la forma de garantizar su manutención, el proceso no debería de tomarles más de un año.

Publicado en Inmigracion

Un caso real de cómo una deportación destrozó a una familia de Tulsa.

Para los miembros de la familia Prado de Tulsa, parecía que la Navidad del año 2015 sería una época feliz, nunca se hubieran imaginado que estas fechas se convertirían en un suceso que marcaría para siempre la vida de esta familia de origen latina: la detención y deportación por parte de oficiales del ICE (Immigration and Customs Enforcement) de Marquelia, esposa y madre de cuatro hijos.
“Los del ICE se llevaron presa a mi esposa el lunes 14 de diciembre…” mencionó con una profunda tristeza en su voz el señor Saúl Prado, quien proyectaba su nostalgia al recordar el lamentable suceso que ocasionó que su familia fuera separada: “Todo ocurrió muy rápido… yo estaba trabajando y mis hijos estaban en la escuela, cuando me fui temprano a trabajar nunca creí que ya no volvería a ver a mi esposa otra vez…”
La familia de Saúl Prado ha vivido en los Estados Unidos durante más de 16 años, de los cuales 14 han sido en esta ciudad de Tulsa, sus cuatro hijos son Rubicel de 11, Saúl de 10, Cristian de 8 y Zuleima de 6 años de edad, quienes nacieron y han vivido durante toda su vida en esta ciudad de Tulsa.
“Al enterarme de lo que había sucedido, no podía creer lo que estaba pasando, fue un duro golpe… pero era la realidad…sentí que se estaba acabando todo… pero mis hijos fueron quienes sufrieron mucho más, ellos estaban muy apegados a su mamá…” señaló Saúl Prado.
“Ella estaba sola cuando llegaron los oficiales del ICE… mi esposa tenía pensado abrir el negocio que tenemos aquí en Tulsa… pero cuando ella salió de la casa para prender la camioneta, llegaron dos carros y se estacionaron enfrente… eran oficiales del ICE que llegaron buscándola… lo único que le preguntaron era que si había alguien más en la casa… ella les dijo que no, entonces ellos se metieron a la casa y le dijeron que se quitara todo lo que trajera puesto de valor, como la bolsa y las alhajas… luego se la llevaron presa a la cárcel de Tulsa…” declaraba Saúl Prado mientras se le hacía un nudo en la garganta: “Mi esposa duro presa en la cárcel de Tulsa durante siete semanas… la única manera que me podía comunicar con ella era por vía telefónica… pero ni yo ni mis hijos pudimos volver a verla…”
Saúl buscó por las vías legales para volver a unir a su familia: “Agarré abogados y me dijeron que había esperanzas… pero ninguno pudo hacer nada…mi esposa fue deportada el lunes 1 de Febrero del 2016, la sacaron a las 3 de la mañana y ahora ya se encuentra en México… cuando me enteré sentí que se había acabado todo… no sabía como decirle a mis hijos…”
Sin embargo, Saúl comentó que ha podido comunicarse con su esposa por teléfono: “Mi esposa me contó como la maltrataban cuando se la estaban llevando… me dijo que la empujaban y la aventaron como si fuera un animal… también la amarraron con cadenas como si fuera un criminal y la trataron horrible… la humillaban de muchas maneras diciéndole muchas cosas, como mexicana ilegal…”
Saúl comenta que ahora su plan consiste en cerrar su negocio e irse con sus hijos de regreso a México para que vuelvan a estar juntos, por que su familia no puede vivir separada, pero señaló que si hubiera alguna manera de que su esposa pudiera regresar a los Estados Unidos, pelearía por todos los medios para poder hacerlo.
“Hasta el momento yo no he conocido a nadie más que le hubiera pasado lo mismo que le pasó a mi familia… pero que te pase algo como esto, ocasiona que se te acabe todo…” terminó diciendo Saúl Prado.

 

Publicado en Oklahoma City

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento